Los interesados

Juan 2:23-25 Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía. 24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, 25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.

Dice esta lectura que aunque muchos creyeron en Jesucristo, ni él mismo se fiaba de ellos porque los conocía a todos.

Jesucristo conoce las intenciones de nuestros corazones.

Alimentación de los cinco mil
Hay una lectura en la Biblia en Juan 6, que narra de la alimentación milagros de cinco mil personas, sin contar mujeres ni niños.

Juan 6:1 Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias. 2 Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos.

Actualmente muchas personas poco a poco se están alejando cada vez más de la sana doctrina.

Y muchos solo ven a Dios como quien tiene que cumplir nuestras necesidades materiales.

Parábola de la Higuera


Mateo 24:32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.


Esta mañana vamos a reflexionar sobre el significado de la parábola de la higuera.

La higuera es una planta frondosa que produce higos en dos cosechas, la primer cosecha de frutos grandes se les conoce como brevas a la segunda cosecha de frutos de menor tamaño se les conoce como higos.

Leamos lo que dice la Biblia en el mismo libro de Mateo

Mateo 21:18-19 Por la mañana, volviendo a la ciudad, tuvo hambre. 19 Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. 

La higuera es un símbolo del pueblo de Israel
A lo largo del Antiguo Testamento, Dios se había referido a su pueblo Israel comparándolo con una higuera.

Oseas 9:10 Como uvas en el desierto hallé a Israel; como la fruta temprana de la higuera en su principio vi a vuestros padres…

El profeta Jeremías tuvo una visión en la que vio dos cestos, uno lleno de higos buenos como brevas, y otro de higos malos que no se podían comer.

Está abolida la Ley de Moisés y los 10 mandamientos?

Romanos 10:3,4 Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios; 4 porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. 


Dice esta lectura que Cristo es el fin de la ley.

Entonces esto indica que la ley de Moisés está abolida?

Hebreos 8:6-7,13 Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. 7 Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. 13 Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer. 

Este nuevo pacto hará que desaparezca el pacto anterior.

Las promesas del antiguo pacto eran promesas materiales, mientras que las del nuevo pacto son promesas eternas.

La Incredulidad

Lucas 18:1-8 También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, 2 diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. 3 Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. 4 Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, 5 sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. 6 Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. 7 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? 8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

Esta viuda le era molesta al juez, pero esto decide mejor atenderla para que no esté en las visitas diarias decide atender su caso.

Si eso hizo ese juez injusto, Dios que si es Justo, cómo tardará en responderle a los que le claman por justicia de día y de noche?

Pero al final dice nuestro Señor Jesucristo, cuando venga a la tierra hallaré a personas que tengan fe?

Esto lo dijo porque el mundo y sus deseos van a hacer que incluso los llamados cristianos pierdan la fe en Jesucristo.

Esta pregunta no es dirigida a los no creyentes, sino incluso a creyentes.

Cuando empezamos a perder la fe, empezamos a dejar de creer y alimentamos más a la incredulidad.

Nos convertimos de creyentes cristianos en incrédulos cuando las pruebas o tribulaciones que pasamos podemos considerar que Dios no nos escucha y esto se debe a que no tenemos paciencia.

Porque en esta situación podemos olvidarnos de Dios.