Ver lo que no se ve

2 Corintios 4:16-18 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Esta mañana vamos analizar estos tres versículos, en donde podemos observar lo siguiente:

1.- nuestro hombre exterior se va desgastando

2.- vamos a pasar por tribulaciones momentáneas

3.- mirar las cosas que son eternas, que son las que no se ven.

El hombre exterior:  El cuerpo, la carne

Con el paso de los años vamos a perder ciertas facultades, por el mismo deterioro de nuestro cuerpo, el envejecimiento nuestras células, el paso de los años.

Pero nuestro cuerpo interior se renueva día a día.

Esta renovación solo puede ser posible por la acción del Espíritu Santo en nuestras vidas.

La palabra de Dios nos dice esta mañana que a pesar del desgaste de nuestro cuerpo exterior, vamos a obtener por medio de la gracia, una renovación día a día, de la gracia, de la fe y la esperanza de resurrección.

Las cosas visibles no son eternas
Todas las cosas visibles que conocemos, en este mundo, aunque parezcan ser sólidas son pasajeras.

Las cosas invisible son eternas
No debemos prestar atención a las cosas visibles, ya sean estas de aflicción o alegría, para no quedar atrapados o que nuestro caminar a la meta en Cristo Jesús, se vea refrenado.

Invisible: que no se ve

Veamos un ejemplo de algo invisible

Ejemplo: Tinta invisible con limón
Se prepara zumo de limón, y con un palillo lo mojamos y escribimos en un papel.  Para ver la lectura debemos de pasar el papel (sin quemarlo) por una vela y la lectura se torna en color gris, visible para leer.

De forma similar debemos de actuar nosotros, no mirando en este momento los problemas que estamos pasando o también no mirando las cosas materiales que tenemos, ni quedarnos atrapados en ellas, pues pueden hacernos perdernos nuestro objetivo final que es la vida eterna.

La Biblia nos revela, que solo las cosas eternas son invisibles a los ojos humanos, porque no se refiere a cosas materiales a cosas humanas, sino a cosas espirituales.

Por eso cuando en la Biblia encontramos esta realidad espiritual, comprendemos que la palabra de Dios nos lleva a una vida verdadera y mejor.

Todo lo que vemos es pasajero, solo lo que no se ve es eterno.

Dios es invisible
1.- Jesucristo es su imagen
Colosenses 1:15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

2.- Nadie lo ha visto jamás.
Juan 1:18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

1Timoteo 1:17 Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

1Timoteo 6:16 el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

El hombre mortal no puede ver a Dios, no puede ver su luz. Por eso notamos que su luz es inaccesible para el hombre natural.

Solo los de limpio corazón verán a Dios. (Mateo 5:8)

En la nueva tierra veremos a Dios.
Apocalipsis 22:1-5 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. 2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. 3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, 4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. 5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.

Moisés quiso ver la gloria de Dios
Éxodo 33:19-23 Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente.  20 Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá. 21 Y dijo aún Jehová: He aquí un lugar junto a mí, y tú estarás sobre la peña; 22 y cuand-o pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado. 23 Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro.

Dios es invible, Nadie lo ha visto nunca.

Pero…  siempre ha existido.

Por el contrario, este universo con todo lo que contiene, tuvo un principio y tendrá un final.

Dice la palabra de Dios que cielo y tierra pasarán pero su palabra no pasará. (Lucas 21:33).

Cuál debe ser nuestro objetivo de vida?
Buscar las cosas visibles o las cosas invisibles?

Si vivimos para las cosas visibles o las cosas de este mundo, nuestra vida quedará sin significado cuando el mundo deje de existir.

Pasatiempos del hombre:  Trabajo, TV, Futbol, Beisbol, modas, Internet, Chat, etc.

Si esa es nuestra pasión, que pasará cuando ya no existan.

Lo más importante entonces es: Lo invisible

Vivir para lo invisible nos llena de bendición
1.- cuando vemos hacia lo invisible, eso nos permite sobrellevar el sufrimiento.

Vamos a leer le lectura donde Nuestro Señor Jesucristo dijo: “Vengan a mí los que están cansados”

Mateo 11:28-30 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Veamos que está llamando en primer lugar a los que están trabajados y cargados, en otras palabras con problemas.

El nos está llamando a cada uno de nosotros sin importar cuál sea el problema que tengamos cada uno.

Nos promete que nos hará descansar.

Aunque ahora no podamos imaginar o ver cómo nos va a hacer descansar, por la magnitud de nuestros problemas.  Nos dice tomemos su yugo que es más fácil y ligero es su carga.

Pero en el sentido material no podemos verlo, porque estos problemas “visibles” hacen que quitemos la vista hacia lo invisible. 

Esto es lo que el enemigo quiere hacernos creer, que pongamos nuestra vista en las cosas que son pasajeras y no en las eternas.

Por ejemplo: Una enfermedad duradera, problemas financieros, un hijo(a) rebelde, problemas familiares, etc.

En la lectura inicial notamos que el apóstol Pablo, se refiere tribulaciones pasajeras.

Que sufrió el apóstol Pablo?
2Corintios 11:25-29 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; 26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; 27 en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; 28 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias. 29 ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno?
Veamos lo que sufrió el apóstol Pablo

1.- falsamente acusado
2.- encarcelado
3.- azotado
4.- naufragó en el mar
5.- problemas de salud
6.- abandonado por falsos hermanos
7.- peligros
8.- trabajo y fatiga
9.- Hambre y sed
10.- frío y desnudo
11.- lo picó una víbora
12.- un aguijón en la carne

Pero todas estos sufrimientos Pablo dice son “pasajeros” o “momentáneos”  “efímeros”.

Porque todos estos problemas son pequeñas en comparación con las bendiciones que recibiremos cuando vivimos para lo eterno e invisible.

Aunque sufrió cosas difíciles, Pablo sabía que el peso de la gloria que recibiría de parte de Dios sería mucho mayor.

Cuando aprendemos a ver lo invisible, podemos sobrellevar el sufrimiento.
Hagamos una pausa, sobre la últimas dos lecturas.

Yugo fácil y carga ligera
Podemos pensar: como Jesucristo nos dice que su yugo es fácil y su carga es ligera?  Y vemos a Pablo pasar tantas dificultades?

Porque la promesa no es terrenal, si fuera terrenal tendría fin, la promesa de Jesucristo es eterna en el campo espiritual, en la nueva vida, en los nacidos de nuevo, en los herederos de la promesa.

Todas las promesas en la Biblia, las viviremos en la nueva tierra, en la tierra prometida.

2.- Cuando vivimos para ver lo invisible nuestra vida adquiere un verdadero significado
1 Corintios 7:29-31 Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto; resta, pues, que los que tienen esposa sean como si no la tuviesen; 30 y los que lloran, como si no llorasen; y los que se alegran, como si no se alegrasen; y los que compran, como si no poseyesen; 31 y los que disfrutan de este mundo, como si no lo disfrutasen; porque la apariencia de este mundo se pasa.
Esta lectura nos dice que el tiempo es corto, cuando vemos hacia lo invisible, significa que le queda poco tiempo a este mundo de pecado.

Debemos de ver las cosas de una forma distinta.

Esta lectura nos indica que todas las cosas de este mundo van a pasar.

Porqué se menciona a la esposa, el llanto, la alegría, los que compran (o tienen para comprar), los que disfrutan de este mundo?

Porque todas estas cosas son pasajeras.

Cuando se refiere a la esposa, hagamos como si no la tenemos, no podemos tomarla en sentido literal, ya que esto podría hacernos creer que no tenemos esposa, que somos solteros, que podemos buscar a otra mujer, que no tenemos responsabilidades en el hogar con la esposa, con los hijos.

No.

Se refiere a la felicidad.

Que la felicidad que tenemos con la esposa es pasajera, porque la verdadera felicidad solo podemos tenerla cuando vemos hacia lo invisible, en donde Dios nos dará la felicidad eterna para con nuestra esposa.

De igual forma se refiere al llanto o al regocijo, porque estos dos estados de ánimo, también será pasajero.

Los que tienen para comprar o algunos que son compradores compulsivos, todo lo que compramos no es duradero, o se quiebra, se descompone, se quema, etc.

Esta lectura nos indica que algunas personas que compran, atesoran lo que compran como si va a ser eterno, y es al contrario, las cosas que atesora, luego las poseen o atrapan a sus dueños, con el cuido excesivo, que en algunas ocasiones a algunos les quitan el sueño cuando piensan en los valores o joyas guardados en un banco, porque no las pueden lucir, por ejemplo en el centro de la ciudad.

Cuando vemos lo invisible, nos hace que nuestra vida tenga un verdadero significado.

Satisfacción temporalCuando hemos vivido nuestra vida, luchando o esforzándonos para obtener algo, sea un empleo, una relación, un objeto, una posición social, una fama. Cuando la alcanzamos, muchas veces nos vamos a dar cuenta que esto que no nos trae la felicidad duradera, sino solo la felicidad pasajera.

Por Ejemplo:  Luchar y esforzarse por comprar un vehículo.

Cuando logramos obtenerlo, luego vienen problemas de que no se raye, cuidarlo, etc. Es cuando lo que poseemos nos poseen.  Solo vivimos metiéndole dinero para embellecer el carro.  En los primeros días todo es alegría con el carro, paseo, viajes, salidas a todos lados.  Luego más tarde nos damos cuenta que no nos trajo la felicidad que esperábamos.

Otro ejemplo:  trabajar duramente para conseguir un alto puesto.

Pasamos dia y noche trabajando por lograr ese puesto, llegamos tarde a la casa, cuando lo obtenemos, ya el trabajo disminuye, ya no tenemos el incentivo de trabajar duro porque ya logramos el puesto que queríamos.  Y al alcanzarlo notamos que no es la felicidad que esperábamos.

En este momento que conocemos cuando la felicidad es pasajera.

Todo el esfuerzo empleado, aunque hallamos alcanzado lo que queríamos se convierte en desilusión.

Ver lo que no se puede ver
Cuando comenzamos a ver lo que no se puede ver, cuando vemos lo invisible, lo eterno.  Cuando el significado de nuestra vida no está sujeto a las cosas pasajeras, es cuando el amor de Dios en nuestra vidas, nos transforma por completo.

Ya no vemos los defectos o imperfecciones de nuestra(o) esposa(o).

Es cuando empezamos a amar verdaderamente a nuestra esposa(o), porque como el amor es dar amor sin esperar recibir nada a cambio, significa que ya no esperamos más del amor que le damos a la esposa(o), o hijos, etc.

De igual forma debemos ver nuestras posesiones, aprendemos a que ellas no nos posean a nosotros.

Por Ej: Que digan que el carro nuevo es nuestra pasión.

De igual forma debemos de ver nuestros llantos, o sufrimientos, saber que cuando vemos lo invisible, comprendemos que estos momentos pasajeros van a terminar pronto.

Ver lo invisible le da un sentido verdadero a la vida.

Todo lo que hemos hecho en nuestra vida es pasajero.

La casa, el carro, los bienes, nuestro cargo, nuestra profesión, nuestra inteligencia, todo es pasajero. 

Cuando seamos mayores y no podamos ya caminar sin ayuda ya no pensamos en el carro, sino en quien nos lleve en el carro.

Cuando ya no podamos ejercer una profesión, y ya no seamos los profesionales destacados, brillantes, nadie nos va a buscar para darnos trabajo. 

La alegría, y el disfrutar de esa vida fue pasajera.

Así de pasajero es lo que construimos con nuestra vida, cuando sólo es para este mundo.

Por el contrario cuando vivimos viendo lo invisible, con la fey esperanza de vida eterna en Cristo Jesús, nuestra vida tiene importancia eterna.

Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde