El Evangelio de Jesucristo

Marcos 1:14-15 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, 15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. 


Esta mañana vamos a leer sobre el evangelio.


En la Biblia la palabra "evangelio", solo aparece literalmente en el Nuevo Testamento.

Pero de qué se trata el evangelio o cual es el evangelio?

Sobre el particular, existe confusión, mala interpretación y llega hasta el engaño cuando se trata de explicar de qué evangelio se trata.

Algunas persona se atreven a mencionar “evangelio de milagros”, “evangelio de sanidad”,, otros asocian la palabra evangelio a la función que ellos hacen, como “evangelio social”, “evangelio musical”, y esto es lo mas alejado de la verdad que está en la Biblia

Vamos a ir a la Biblia para buscar sobre el evangelio, y a creer en la verdad que está en la palabra y no en doctrinas de hombres, que cuando las mencionamos salen tanto ellos como sus seguidores en defensa de dicha doctrina o su líder, y no en defensa de la sana doctrina.




En el Libro de Mateo se menciona:

Predicar/Anunciar el Evangelio
Mateo 4:23 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo

Mateo 9:35 Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo

Mateo 11:5 Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;

Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

Mateo 26:13 De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella.

En el Libro de Marcos

Marcos 1:1 Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. 

Marcos 1:14 Lectura Inicial

Marcos 8:35 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.

Marcos 10:29 Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio,

Marcos 13:10 Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones.

Marcos 14:9 De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella.
Marcos 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

De igual forma se menciona en el libro de Lucas.

La palabra evangelio no se menciona en el libro de Juan, quien se refiere en su lugar a la frase anunciar.

Pero qué significa evangelio?:
Viene del griego buen mensaje o buenas noticias.

Por lo tanto hablar del evangelio es llevar un buen mensaje o llevar buenas noticias.

Sobre los 4 evangelios
Se refieren a los primeros cuatro libros de la Biblia: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Cuando se lee una cita en el Libro de Marcos, se dice, vamos a los libros en los evangelios, en el Libro de Marcos, Capítulo 1 Verso 1.

Actualmente se conocen otros evangelios llamados evangelios apócrifos, que no son considerados como fidedignos, ni son inspirados por Dios,

De que se trata cuando decimos predicar evangelio o las buenas nuevas?
Pero aun con lo que hemos leído de anunciar o predicar el evangelio, o en otras palabras anunciar o predicar las buenas nuevas de qué se trata?

En el Antiguo Testamento, se hace referencia a “buena nueva”, cuando se trata de una victoria o una liberación, que como sabemos causa alegría tanto en el combate a los que ganan una batalla como a los esclavos cuando son liberados.

Isaías 52:7 ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!

Otra lectura en el Antiguo Testamento, se refiere a Jesucristo mismo:
Isaías 61:1-2 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; 2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados

Esta profecía escrita muchos años antes, se cumplió cuando Jesucristo vino a la tierra.

Lucas 4:16-21 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor. 20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. 21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

Vemos como en la Biblia, desde el Antiguo Testamento, se nos profetizaba que las buenas nuevas iban a ser traídas por medio de Jesucristo.

Vamos a ver cuáles son estas buenas nuevas y cuales no son buenas nuevas aunque nos parezcan ser buenas nuevas o buenas noticias.

En Marcos 1:1, nos da otra luz sobre el tema, y nos dice:
El principio del evangelio de Jesucristo.

De forma que cuando en Marcos 16,16 se nos manda a predicar el evangelio de Jesucristo, nos dice que este evangelio, o estas buenas nuevas, están relacionadas con Jesucristo.

Vamos al Libro de Hechos, para comprender más sobre el tema:

Engaño con otro evangelio
Hechos 8:9-11 Pero había un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria, haciéndose pasar por algún grande. 10 A éste oían atentamente todos, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios. 11 Y le estaban atentos, porque con sus artes mágicas les había engañado mucho tiempo.

Esta lectura trata en el contexto, al inicio del texto, sobre la predicación en la ciudad de Samaria.

Ahí había un hombre llamado Simón que antes era un mago y que más tarde engañaba a la gente haciéndose pasar por alguien grande.

La biblia nos indica que este hombre a la vez que predicaba, con sus poderes mágicos decía que era un poder de Dios, y tenía engañado a mucha gente.

Y esto es tan actual hoy en día, que si la gente dice que viene Fulano de tal que tiene grandes poderes o dones de tal clase y que va a estar en el barrio de Subtiava hoy por la tarde, mucha gente va a ir.

No para oír del evangelio de Jesucristo, sino para ver (o quizás recibir) el poder o los dones de Fulano de tal, tan anunciado.

La gente cree mas a un acto de magia o de poder, más que al evangelio.

Sigamos leyendo: Sobre la predicación del evangelio de Jesucristo

Hechos 8:12-13 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. 13 También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito. 

Felipe anunciaba el evangelio, que en esta lectura se menciona como evangelio del reino de Dios, pero dice la lectura que anunciaba el evangelio del reino de Dios “y” el nombre de Jesucristo.

Esto no dice que el evangelio que se menciona en la Biblia, las buenas nuevas, están asociadas con Jesucristo.

O en otras palabras:

Sin Jesucristo no hay evangelio.  Sin Jesucristo no hay buenas nuevas.

Pero aun nos podemos preguntar cuál es el evangelio o buenas nuevas?

De que buenas nuevas debemos predicar o anunciar?

Ejemplo:
Aunque puedan parecer buenas nuevas o buenas noticias, que vamos a mejor en salud, en prosperidad, en éxitos profesionales, de esto no se trata el evangelio de Jesucristo.

Si en mi vida pasada, no conocía de Dios, y andaba en vicios, infidelidades, endeudado, etc.  Y cuando Dios llega a mi vida, y me restaura mi matrimonio, mi economía, mi familia, las enfermedades de mis hijos, aunque hayamos prosperado en eso, eso no es el evangelio de Jesucristo.

Pueden ser buenas nuevas en lo personal de mejoras materiales, pero aun no es el evangelio de Jesucristo.

¿Cómo? Podemos preguntarnos.

Porque su muerte no fue simplemente para mejorar mi economía, mi matrimonio, mi salud.

La muerte de Jesucristo y su preciosa sangre derramada vale mucho más que eso.

Lo vamos a encontrar en la Biblia:

1 Corintios 15:1-4 Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;

Las buenas nuevas consiste en que Jesucristo murió por nuestros pecados, y que así como murió y fue resucitado, por su muerte tenemos acceso a Dios nuestro Padre, para alcanzar la salvación.

Este es el evangelio por el cual podemos ser salvos.

Consiste en que solamente podemos ser salvos por la muerte de Jesucristo en la cruz y el arrepentimiento de nuestros pecados.

Sino creemos en esto todo es en vano.

Nadie predica sobre esto.

Muchos están interesados en otras cosas.

El domingo pasado, leímos que si solo esperamos en Jesucristo en esta vida somos los más dignos de lástima de todos los hombres.

Porque la promesa de Jesucristo es de vida eterna.

No es solamente para recibir bienes materiales en esta tierra.

Repasemos en la Biblia muchos temas importantes:

El diluvio, el arca de Noé.
El pacto con Abraham.
Cuando le pide que sacrifique a su hijo.
El poder de Dios sobre Sodoma y Gomorra
Podemos mencionar cuando Dios muestra su poder ante faraón.
La Nube en el día en el desierto.
La antorcha por las noches en el desierto.
Cuando se abre el mar.
Cuando David vence a Goliat.
Cuando cruzan el río Jordan.
Cuando cae Jericó.
Daniel en la fosa del León
Los amigos de Daniel en el horno.
Lo que hizo el profeta Isaías.
Lo que hizo el profeta Elías.
Cuando el angel anuncia a Maria que va a nacer Jesucristo.
Cuando nace Jesucristo.
Cuando se bautiza Jesucristo.
Cuando Jesucristo muere
Cuando Jesucristo resucita
Cuando viene el Espíritu Santo con poder.

Actualmente solo se hace énfasis en cosas materiales como la prosperidad, liderazgo, como triunfar, etc.

Pero el verdadero evangelio, no solamente son bienes materiales.

Las buenas nuevas o el evangelio es para salvación y vida eterna, y no para obtener o buscar bienes materiales.

Que desea un joven profesional cuando estudia?
Entre varones, yo pensaba al igual que muchos: una casa, un carro, buen salario, disfrutar de la vida y por último pensaba en una esposa e hijos.

No puedo opinar por las mujeres, pero pienso que sería un buen esposo y ser feliz, a menos que también piensen igual, en casa, carro, salario y buen esposo como pensábamos los hombres.

Es lógico que si alguien estudia y se prepara, puede llegar a alcanzar un buen salario, que significa una buena posición social, y en dependencia de sus ingresos llegar a tener, casa, carro y esposa.

La felicidad no solo está en el dinero, aunque sea muy cómodo no tener dificultades.

Hemos visto familias que se les ve felices, van riendo, montados en un carretón jalado por un caballo, (aunque a nosotros nos pueda dar pena montarnos en ese caballo).

La novia del hijo del dueño del carretón, se monta sin problemas cuando el novio lleva el carretón.

Si esta pareja, se convierten en cristianos y logran estudiar y mejorar de vida, que luego puedan andar primero en bicicleta, luego en moto, y después en carro, mas tarde tener una casa, hijos, etc.  Aun todas estas mejoras de vida, esto no es el evangelio.

Repito si aún esta pareja, les habla del cambio de su vida, lo que Jesucristo ha hecho en ellos, aun este no es el evangelio.

NO existe “evangelio social” o “evangelio de prosperidad”, o “evangelio de sanidad”.  No hay otro evangelio: 

Gálatas 1:6-10 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. 10 Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. 

Pervertir el evangelio de Jesucristo. (pervertido=corrupto)

Corrompen el evangelio de Jesucristo, lo modifican, le dan otro enfoque, le dan otra finalidad.

De ahí que mucha gente hable de Jesucristo, pero en función de conseguir mas dinero, que hagas pactos, que siembre, que alcances tus logros, tus éxitos, etc.

En una encuesta en USA se publican 6 libros diarios relacionados con temas religiosos, mas de 2,000 libros por año, y la maldad sigue creciendo mas y mas.

Porque no son esos libros los que van a hacer el cambio en nuestras vidas.

El evangelio de Jesucristo, radica en que El murió por nuestros pecados, y nos llama al arrepentimiento para que seamos salvos.

Ya somos conocedores de su palabra

A que vendrá Jesucristo en su 2da venida?
2Tesalonisenses 1:7-10 y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; 9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 

De ahí que tenemos tanta responsabilidad por nuestras vidas, porque ya conocemos lo que dice la palabra de Dios, y aún también tenemos la responsabilidad de darle a conocer el evangelio de Jesucristo, a las personas que no lo conocen.

No es simplemente oír la palabra de Dios, y decir que bonita es la palabra, o amén, aleluya, gloria a Dios, o algunos dirán: “esa palabra es para fulano”, o “esa palabra no es para mí”.

Para poder predicar el evangelio, debemos de escudriñar la palabra de Dios, debemos vivir primeramente lo que vamos a predicar.  No podemos decirle alguien que no haga tal cosa si nosotros lo hacemos a escondidas.

Dios necesita más obreros para la cosecha.

Los invitamos a que participen en ser obreros para levantar su cosecha, no la nuestra.

No nos debe dar vergüenza hablarles del verdadero evangelio a otras personas.

Marcos 8:38  Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles. 

No podemos ser cristianos avergonzados.

Debemos esforzarnos y ser valientes para predicar el evangelio a otras personas.


Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde