El engaño del maligno


2 Corintios 4:4  en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

En esta lectura vemos que el dios de este siglo es satanás, quien ciega el entendimiento de los que aún no creen en Jesucristo, para que ellos no conozcan la verdad y sean libres de las cadenas del maligno.

Nuestra arma principal está en la oración y el ayuno, en donde el Espíritu Santo, será el que va a hacer que envíe obreros a la cosecha.

Nuestra misión principal es llevar el evangelio de Jesucristo a todos los lugares donde estemos.

Romanos 10:9  que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

No basta con aceptar a Jesucristo un día, para luego no buscar de su palabra, de congregarse, de seguir sus pasos, de hacer discípulos.

Porque vamos a ver en la Biblia, que debemos permanecer haciendo la voluntad de Dios, para no ser rechazados por Jesucristo, para que no nos diga que nunca nos conoció.

Mateo 7:21-23  No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.


Así como lo dice Jesucristo en su palabra, que grande y espacioso es el camino que lleva a la perdición, vamos a mencionar que este jueves pasado, en León, sucedió algo fuera de lo normal, y es que dió un carnaval "por la vida", en donde hubo muchos problemas de tráfico, las vias congestionadas, etc.

En este carnaval, que se vio por TV, andaban carrozas adornadas con muchachas jóvenes, música, un ambiente de "alegría" en donde tambien andaban hombres y mujeres que actualmente se las denomina de opción por la diversidad sexual, que en otras palabras son:  homosexuales, gays, lesbianas, y otros tantos nombre modernos que existen.

Pero lo mas sorprendente de este carnaval, fue también la presencia de mucha personas "cristianas".

Si comparamos cuantas personas andaban en esta caravana del carnaval "por la vida", con la caravana que se dio el último domingo que se celebra el día de la Biblia, por la traducción al español, es una cantidad mucho mayor, porque este carnaval eran cuadras tras cuadras.

Pero no tiene nada de malo
Alguien puede decir que no tiene nada malo ver un carnaval donde van muchachas hermosas, música moderna, alegres y "solo" quizás empañado por un grupito, que no era la mayoría.

Eso en otras palabras significa estar de acuerdo con las cosas del mundo.

Por ejemplo: En Alemania salió un artículo de un padre se viste con falda porque a su hijo de 5 años le gustan las faldas, pintarse las uñas, (!).  Y muchas personas escribieron que era un buen padre, que comprendía a su hijo de 5 años.

Se imaginan: Como un niño a esa edad puede tener inclinación o preferencia por ropa y costumbres de mujer? Porque eso es lo que el niño mira a su alrededor.  Es mas bien un reflejo de la sociedad decadente en muchos países que ven con naturalizad la diversidad sexual, promiscuidad, homosexualismo, etc.

Leamos sobre la puerta ancha.

Mateo 7:13-14 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; 14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Y así estaba la caravana que se dio el día jueves en León, era tanta gente que andaba ahí que el tráfico estaba cerrado en esta calle, uno daba vuelta, vueltas porque varias calles estaban cerradas, etc.

Dice Jesucristo: "muchos son".

Ese es un ambiente para un cristiano?

No.

Porque el "creyente" el cristiano verdadero, no participa de las cosas del mundo.

Que sean otros y otras, los que participen, porque no conocen de la palabra de Dios.

Cuantos son los que se van a salvar?
A nuestro Señor Jesucristo le hicieron esta pregunta, de que cuantos eran los que se iban a salvar.

Lucas 13:23-24 Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24 Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.

La clave principal de esta lectura es la palabra: Esforzaos.

Esforzar: tener fuerza o vigor, hacer un esfuerzo físico o mental con algún fin.

Ejemplo:
Esforzar la mente para sumar del 1 hasta el 5.
Esforzar el cuerpo para caminar 1 kilómetro.
Esforzarse para salir bien en clases.
Esforzarse para presentar una buena tesis.

Por eso no solo basta con aceptar a Jesucristo y ya.

No.

Agreguemos un poco:

No solo basta con aceptar a Jesucristo y bautizarse y ya.

No.

Agreguemos más:

no solo basta con aceptar a Jesucristo, bautizarse e ir a la iglesia todos los domingos, o casi todos los domingos o algunos domingos o cuando puedo.

No.

Hace falta esforzarse.

El ejemplo de los padres
Si un padre/madre no se esfuerza para levantarse para ir a la Iglesia, muchos menos sus hijos se van a levantar o van a esforzarse.

Alguien puede decir: Mejor quedémonos durmiendo esta lloviendo

Pero si le dan un boleto para un concierto o para al circo, no dejan de ir aunque sea bajo lluvia, aunque caigan truenos y relámpagos

Esto es lo mas triste:

Muchos de los que confiesan que Jesucristo es el Señor pasarán la eternidad en el infierno.

Muchos de los que asisten a una iglesia y viven agradando no a Dios sino al mundo y sus deleites, pasarán la eternidad en el infierno.

Porqué podemos preguntarnos?
Porque no hacen la voluntad de Dios, porque aman las cosas del mundo, porque el maligno los tiene cegados igual que a los incrédulos.

Vamos a referirnos a personas cristianas que alejan de Dios y luego regresan
Quizás podamos preguntarnos, de personas que están en una iglesia y nos damos cuenta que caen en pecado y se retiran de la iglesia.

Algunos por lo general tienen poco tiempo de estar en la iglesia, y otros incluso hasta son bautizados y caen en pecado, y vuelven incluso a un estado peor que cuando conocieron a Jesucristo.

Veamos lo que dice la Biblia de estas personas.
Mateo 13:20-21 Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; 21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.

Estos son los que recibieron el evangelio o empezaron a conocer de Jesucristo, pero solo fue de emoción, porque todo es superficial, sin compromiso.

Tenían una apariencia de ser verdaderos creyentes, de verdaderos cristianos pero no lo eran.

Emoción vrs convicción
Lo que ellos llamaron conversión, fue emocional no fue una conversión por convicción

La convicción el convertirnos nos mantiene tomados de la mano de Jesucristo, aun sabiendo que a nuestro alrededor, el maligno anda como león hambriento buscando a quien devorar.

Así como en la naturaleza, el león atrapa a los mas débiles, de igual forma ocurre con los cristianos débiles que son fáciles de resbalarse y caer en las garras del maligno.

Los casos más difíciles de comprender, es cuando a esa persona que pensamos era una verdadera o un verdadero creyente del evangelio, de Dios, y de pronto nos damos cuenta que se alejan de Dios.

Una cosa es ser cristiano y otra es decir que somos cristianos.

Aquí vemos a 2 tipos de personas:
1.- los de poca raíz, con pocas ramas
2.- los que ya tenían una buena raíz, incluso con grandes ramas



Cuál de los 2 casos esta salvo?
Cuál de los 2 casos irá al infierno?

Pero qué pasará con estos 2 tipos de persona, conforme la palabra de Dios?

1.- los de poca raíz
Mateo 13:6  pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.

A estos dice la palabra que se secan.

En el sentido espiritual están como muertos, como muertos vivientes.

2.- los que ya tenían una buena raíz
2Crónicas 7:19-22 Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mandamientos que he puesto delante de vosotros, y fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis, 20 yo os arrancaré de mi tierra que os he dado; y esta casa que he santificado a mi nombre, yo la arrojaré de mi presencia, y la pondré por burla y escarnio de todos los pueblos. 21 Y esta casa que es tan excelsa, será espanto a todo el que pasare, y dirá: ¿Por qué ha hecho así Jehová a esta tierra y a esta casa? 22 Y se responderá: Por cuanto dejaron a Jehová Dios de sus padres, que los sacó de la tierra de Egipto, y han abrazado a dioses ajenos, y los adoraron y sirvieron; por eso él ha traído todo este mal sobre ellos.

Esta es la forma como Dios le dijo al pueblo de Israel que iba a hacer con ellos si se alejaban de El, si dejaban sus estatutos y mandamientos, y se fueran en busca de otros dioses para adorarlos.

Vamos a leer en los salmos, que es lo que Jehová va a hacer a los que se alejen de El.

Salmos 89:30-32 Si dejaren sus hijos mi ley, Y no anduvieren en mis juicios, 31 Si profanaren mis estatutos, Y no guardaren mis mandamientos, 32 Entonces castigaré con vara su rebelión, Y con azotes sus iniquidades.

Dios al igual que un padre corrige al hijo desobediente, hace de igual forma con aquella persona creyente que se aleja de sus caminos.

En el nuevo testamento vemos que Dios aplica la disciplina y corrección para los hijos desobedientes:

Hebreos 12:7-8 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 

En esta lectura vemos una comparación de hijos bastardos, que se le llama a los hijos fuera de matrimonio, o a los hijos que no tienen padre.

De forma que de igual manera, Dios compara que un hijo sin disciplina viene a ser igual a un hijo que no tiene padre a un hijo bastardo.

Hebreos 12:9-10 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. 

En esta lectura podemos vernos a nosotros los adultos cuando en nuestra niñez o juventud, que aunque nuestros padres nos disciplinaban, siempre los respetamos, siempre los honramos.

Con mucha más razón, la disciplina de Dios que es mejor que la de nuestros padres, nos va a dar la vida eterna.

La disciplina y corrección de un padre nos corregía cuando hacíamos cosas incorrectas, que sin esa corrección nuestros final podría haber sido muy diferente al que actualmente tenemos.

Muchos hijos que hemos pasado por la corrección y disciplina de los padres, nos hemos evitado en la mayoría de los casos a no caer en drogas, robos, alcoholismo, prostitución, en otras palabras esta corrección nos sirvió para mejorar de vida.

Esto es lo que se refiere la lectura  “a lo que a ellos les parecía”.

Porque la mayoría de las veces nuestros padres no conocieron de Dios, pero nos procuraron dar ciertas normas de comportamiento que iban a ser en beneficio de nosotros.

Pero cuando Dios nos corrige y disciplina, es con el fin de volver al redil, de regresar al camino de santidad, para no perder nuestra salvación.

Cuál es la clave del Éxito?
Sobre la clave del éxito han escrito miles de personas, y nunca ninguno ha logrado alcanzarla, porque este éxito es pasajero momentáneo, es algo terrenal, algo material.

Y eso no nos va a dar la vida eterna.

Cuál es la clave del fracaso?
Sobre esto nadie escribe, nadie compra un libro titulado como Evitar el fracaso?

Porque implica que ya estás fracasado.

Como el alcohólico moderado o social, que no acepta ir a los alcohólicos anónimos, porque ahí solo llegan los borrachos perdidos.

La clave del fracaso, es cuando caemos en los lazos del maligno del dios de este mundo, cuando le hacemos casos a los amigos, desobedeciendo a los padres, haciendo algo que no es la voluntad de Dios, que no es del agrado de Dios.

Cuando el hijo desobediente no acepta la corrección

Proverbios 29:1  El hombre que reprendido endurece la cerviz,  De repente será quebrantado, y no habrá para él medicina.

Sobre el engaño del maligno
Es hacernos ver que lo que estamos haciendo está correcto, aun sabiendo que esto no es del agrado de Dios.

Por Ejemplo: Con participar en la caravana de la marcha "por la vida"
Alguien puede decir:
"Si los demás lo hacen y no les pasa nada."

"Y andan bien alegres."

"No le estamos haciendo nada malo a nadie."

"Si andan homosexuales yo ando en otro grupo aparte o no les hablo, no son amigos míos."

Así es como el maligno ciega los ojos de los incrédulos, para que la luz de Jesucristo no le llegue a ellos.
Para que viendo no vean.

Pero además está poniendo en los creyentes, que participemos de las cosas del mundo (donde están los incrédulos, los ciegos), y pensemos que no es malo participar en sus actividades.

1Corintios 10:20-22 Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. 21 No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios. 22 ¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?.

Lo que los gentiles hacen, los que los no creyentes hacen, no lo hacen para Dios. Lo hacen para agradar al mundo, al dios de este siglo.

Dios no quiere que nos hagamos partícipes de esas cosas.

Porque dice no podes beber de la copa del Señor y de la copa de los demonios.

No podes participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios.

Salmos 23:5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Esto lo oramos en momentos de necesidad, y nos sentimos espiritualmente llenos, pero que pasa cuando participamos de las cosas del mundo?.

Que pasa con la mesa preparada antes los angustiadores, cuando ahora andamos con los angustiadores?

Donde queda la cabeza ungida con aceite, y la copa rebosando del Espíritu Santo, cuando participamos con lo que hacen los gentiles?

Ejemplo de un profesor con los malos alumnos
1.- Les deja tareas y no las hacen, los castiga ½ hora en la salida
2.- Les deja trabajo en grupo y no los hacen, los castiga 1 hora en la salida.
3.- El siguiente mes así continúan los malos alumnos, y los vuelve a castigar
4.- El tercer mes también, pero llega un momento en que el profesor dice, ya no con castigo, mejoran sus notas.

Qué harían como profesores con estos malos alumnos?

Ignorarlos

Cuál va a ser la nota final?

Reprobados, Aplazados

De forma similar va a hacer Dios con nosotros si nos portamos como mal alumnos El nos va a castigar, nos va a mandar la reprensión, la disciplina, pero si insistimos en alejarnos de Dios, ya no nos va a mandar ninguna disciplina porque somos irredentos.

Ahí se aprovecha el maligno.

Ahí es cuando algunos creyentes se retiran de Dios, ya leen la Biblia, ya no oran, ya no ayunan.

Que pasará si de "repente" mejoran económicamente, o mejoran su salud, o mejoran sentimentalmente, estando retirados de Dios?

Cuál es el fin que les espera?

Les dirá Jesucristo: Apartaos de mí, nunca los conocí.

Mientras buscamos como entrar por la puerta estrecha, otros no nos dejan pasar

Mateo 23:13 Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.

Esto lo anunció Jesucristo, cuando el tiempo de los escribas y fariseos.

Ahora ya no existen los escribas y fariseos como tal, pero el que está actuando es el maligno, con las cosas “bonitas” del mundo que van a atrapar a miles y miles de cristianos.

Este es el principio de la apostasía.

Cuando la gente diga ya no sigamos yendo a la iglesia, es que estoy cansado, tengo mucho trabajo, tengo que lavar ropa, tengo que estudiar.

Es porque el maligno los está cegando para que se conviertan en incrédulos

1Juan 2:15-17 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

El que ama las cosas del mundo no tiene al amor de Dios.

Cuando nos gustan las cosas del mundo, eso no proviene de Dios sino del maligno.

Cristianos apagados o alejados de Dios deben arrepentirse
Apocalipsis 2:2-5 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Siempre hemos asociado que el arrepentimiento es solo para los pecadores.

Pero para Dios un creyente que se aleja, que pierde la pasión de buscar su palabra, de congregarse, de sentirse gozo y con deleite cuando medita en su palabra, para Dios, se comporta igual que un pecador, porque Dios es un Dios fuerte y celoso.

El cristiano que ya no tiene la pasión por leer la Biblia, o gozarse alabando a Dios como cuando tenía dificultades, que ya no ayuna, que ya no madruga, que solo hace lo “básico” de un cristiano, ya ha dejado el primer amor con Jesucristo y de eso debe arrepentirse.

Como cristiano debemos siempre esforzarnos por entrar por la puerta estrecha, alejarnos de las cosas del mundo,

A no permitir que el maligno nos engañe con los deleites de este mundo.

Que Dios te bendiga y te guarde

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde