Somos Siervos de Cristo

Rom 1:1-7 Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, 2 que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras, 3 acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, 4 que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos, 5 y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre; 6 entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo; 7 a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Veamos el significado de siervo: viene servir, ministrar, estar al servicio de alguien.

Han escuchado ustedes las siguientes frases:
- Fulano(a) es un(a) gran siervo(a) de Dios
- Sutano(a) tiene grandes dones

Veamos acerca de lo del siervo:
Si se siente grande como siervo, si es tan grande quizá ya no sea siervo. Si es siervo no debe ser grande.

Y a estos “grandes siervos” les gusta que los adulen, que les digan que son “grandes”, que Dios los usa mucho, etc.

Cuando llega alguien que dicen que es profeta o apóstol, este llega con los Ujieres, como si fueran guardaespaldas de el. Todo el mundo los queda viendo con unos grandes ojos, mas cuando dice: Quien quiere profecía?, todos levantan las manos, todos quieren profecía suave, blanda de solo cosas buenas, salud, prosperidad, etc. Decimos que la prédica o el culto estuvieron buenos.

Todo esto lo que nos llevan es a confundirnos y a creer en hombres/mujeres más que en Cristo.

Recordemos que la honra y la gloria pertenecen solo para Jesucristo.

Jesús dio muestras y ejemplo de ser servidor, cuando les lavó los pies a sus discípulos. Como indicó que hacer para querer ser el primero.

Marcos 10:42-45 Mas Jesús, llamándolos, les dijo: Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. 43 Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 44 y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. 45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Hay dos tipos de Siervos:

Bueno y Fiel: Mat 25:19-21 Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. 20 Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. 21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. .

Malo e Inútil: Mat 25:24-30 Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25 por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. 26 Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27 Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28 Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. 29 Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 30 Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Leamos otra lectura de un siervo malo
Mat 24:48-51 Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; 49 y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, 50 vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, 51 y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Aquí se refiere a un siervo de Cristo, a un servidor, a un creyente, no se refiere a una persona que no sabe de Cristo, no es una persona corriente.

Menciona el Vers 49 que comienza a golpear a sus consiervos, o sea a maltratarlos a insultarlos, herirlos.

Otra cosa que nos advierte es que ya no podemos siendo siervos, comiendo o bebiendo con borrachos. Por eso debemos llevar una vida separada del mundo, a este tipo de personas Jesús los compara igual que los hipócritas.

Debemos ser como el Apóstol Pablo, siervos de Cristo, no como actualmente se oye decir:

Yo estoy orgulloso de ser de la denominación tal, pertenezco a la Iglesia de tal nombre, o yo soy bautizado en tal iglesia o religión, yo estoy bajo la cobertura de fulano de tal.

Las denominaciones nos separan solo la fe nos une.

Jesucristo no le pertenece a ninguna religión!!

Los siervos que existen, los que trabajan en la “obra”, es la obra del Señor no la obra de ellos.

Veamos lo que dice la Biblia:

Hechos 20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

Hemos escuchado decir que solo en tal o cual iglesia/religión hay salvación, el que está afuera no alcanza la salvación.

La salvación no la vamos a encontrar en alguna iglesia o religión, o bajo la cobertura de un hombre/mujer.

Veamos que dice la Biblia
Efesios 2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.

En una iglesia o congregación no se puede afirmar que “todos” los que asisten sean salvos.

Porque encontramos a personas, que aún no han dejado alguna adicción, costumbre e incluso personas que aún puedan andar cometiendo algún pecado.

Debemos de perserverar hasta el fin
Filipenses 2:12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor.

Donde vamos a encontrar la salvación?

Romanos 10:8-10 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

La puerta de salvación no es ninguna de las religiones que conocemos, sino que la única puerta es Cristo.

Veamos lo que dijo Jesús:
Juan 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Juan 10:14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

Juan 10:27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,

Jesús, pone la diferencia entre un buen pastor y un pastor asalariado, porque el pastor asalariado cuando ve el peligro, sale huyendo, el buen pastor protege a sus ovejas. Porque el asalariado sale huyendo? Porque no son suyas las ovejas.

Solo debemos poner los ojos en Jesús, en nadie más, llámese imagen, santo, profeta, apóstol, pastor, etc.

Hebreos 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hoy en día hay iglesias que hasta están como en competencia, la que tenga más miembros, la que ayune más, la que hace más vigilias, etc. Y no se han preocupado por el crecimiento espiritual de sus miembros por mantener el amor entre hermanos, luego la realidad fuera de la iglesia es que no se hablan unos con otros, nos enteremos del mal carácter de fulano, de pleitos en la misma familia que va a la iglesia, etc.

Estas iglesias se han preocupado solo la cantidad de fieles no por la calidad de los mismos, o por el cuidado de los mismos. No me quiero referir a la relación directa cantidad de fieles con ofrendas y diezmos recibidos.

Jesús le dijo al Apóstol Pedro: Apacienta mis ovejas

Juan 21:15-17 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos. 16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

Para un pastor apacentar a las ovejas, en el sentido literal, significa darles agua, comida, lugar de descanso.

En el sentido espiritual no esta tan alejado, pero principalmente significa el
alimento de la palabra de Dios, el consuelo, el apoyo a sus consiervos.

Algunos siervos de Dioa hacen grandes “inversiones”, hasta de contactar a un cantante cristiano de renombre, pagan espacios en radio, televisión, hacen poster, volantes, con mucho tiempo de anticipación y lo traen a cantar a determinados lugares, pero pueden ver la propaganda: El pastor tal o la iglesia tal traen en vivo a Fulano de tal. En algunos casos le ponen ofrenda: tanto o voluntaria.

Luego pasado el concierto, piensan de es manera ganar más adeptos o siervos a sus iglesias.

En estos días que estuvimos por El Salvador, supimos de la llegada de Jesús Adrián Romero a San Miguel, el 9 de abril invitado por la Iglesia "tal", del pastor "tal", en el estadio Cuscatlán los costos de la entrada son General US$ 7.00, Preferencia US$ 15.00, VIP US$ 30.00, Platinum US$ 40.00.

Vemos que es una inversión fuerte para una familia como la nuestra de 4 miembros asistir por ejemplo al lugar VIP, significa por le menos US$ 120.00, mas otros gastos adicionales, por participar en ese concierto.

Hay slgunas personas que hasta pueden dejar de congregarse, para ir a estos eventos musicales, les oímos decir: que se siente la unción, que el mover del espíritu, etc.

Y al terminar el evento siguen su misma vida sin cambios.

De qué sirvió ir al concierto? De nada, porque el cambio debe ser en nuestro corazón.

Jesús no utilizó ninguno de estos métodos para llamar a sus siervos a su iglesia.

Veamos que dice la Biblia
Hechos 2:47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Cada uno de nosotros no ha sido llamado a pertenecer a determinada religión.

Hemos sido llamados a ser parte del cuerpo de Cristo.

Llamados a ser siervos buenos y fieles, porque somos inútiles cuando solo hacemos lo mínimo, lo necesario.

Luc 17:10 Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.

Sobre lo que mencionamos anteriormente de que alguien tiene tal o cual don.

La palabra de Dios no nos dice que por sus dones conocermos a alguien si es de Dios.

Veamos que nos dice como conoceremos a un buen cristiano.

Mat 7:15-20 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

La palabra de Dios, dice que es por sus frutos los conoceremos.

Este tema que dice del árbol que no da buen fruto, vamos a leer lo relacionado en Gálatas 5, al respecto, vamos a notar que no dice “los frutos” del Espíritu, más bien dice “el fruto del Espíritu”.

Gálatas 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

No lo dice en plural, aún cuando vemos que son nueve, dice: "el fruto del Espíritu".

Esto quiere decir que es “un” solo fruto, no hay varios frutos, lo menciona en singular.

Porque no puede ser posible que alguien tenga gozo y no le de amor a sus prójimos, o tenga amor y no tenga el gozo en el Señor. Que tenga amor y no sea bondadoso, y así cualquier otra combinación, etc.

El fruto del Espíritu tiene muchos resultados pero todos están en armonía.

Debemos de estar activos al servicio de la Obra de Jesucristo, no podemos ser tibios.

Dice en Apoc 3:15-16 "Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca."

No podemos estar entre ser un "siervo bueno y fiel" o un "siervo malo e inútil", no podemos ser tibios porque dice el Señor que nos vomita.

Hay un dicho local que dice que no seamos "ni chicha ni limonada".

La palabra el día de hoy nos manda a ser siervos fieles de Cristo, a comprometernos más en la obra del Señor, a dar más de nuestra atención y obediencia a su palabra, a llevar su palabra a otros, a poner un poco más de nuestra parte, nos manda a no ser tibios que participemos activemente en la obra de nuestro Señor Jesús.

Nos manda a hacer un “extra”, o hacer algo más, para lo que nos fue encomendado.

Vamos a pedirle Dios que nos llene con el fruto del Espíritu Santo en todos sus resultados o expresiones, en nuestras vidas, que nos convierta en buenos siervos y fieles, que no seamos tibios, que nos transforme en un nuevo hombre/mujer, para el servicio de la obra de nuestro Señor Jesús.

Que Jehová les bendiga y les guarde

Amen

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde