Sanidad en la Biblia

Isaías 53:3-5 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. 4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. 

Esta mañana vamos a reflexionar sobre la sanidad en la Biblia.

La lectura en Isaías, fue escrito casi 500 años antes que se cumpliera en Jesucristo.

Analicemos los 3 versículos:
Verso 3, nos dice que Jesucristo iba a ser despreciado y desechado, tal como ocurrió.

Varón de dolores, se refiere a que cuando estaba siendo latigado, abofeteado, golpeado, no dijo una palabra.

Experimentado en quebrantos nos quiere decir de alguien ya familiarizado o padecido muchas aflicciones.

Alguien experimentado en quebrantos, ya está familiarizado con el sufrimiento.

Por el maltrato fue menospreciado y no estimado por los judíos.

Verso 4, Ciertamente el llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores.

Este verso es muy utilizado hoy en día por iglesias pentecostales de la doctrina de prosperidad y sanidades actualmente.

Esto atrae a muchas personas, las que creen es estas doctrinas porque es lo que andan buscando: sanidad y prosperidad.


Mateo 8:16-17 Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; 17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias

En esta cita primeramente Nuestro Señor Jesús sana a la suegra de Pedro, y cuando sana a los endemoniados y sanó a todos los enfermos.

En la Biblia se refiere a dolores, o dolencias, en sentido figurado a los pecados:

Pecado ---> enfermedad

Y en los siguientes versículos los vamos a ver:

Salmos 103:3 El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias;

Vemos que menciona perdonar las iniquidades o la maldad y a continuación menciona sana todas tus dolencias

Perdonar iniquidades ----> sanar todas tus dolencias.

Mateo 9:1 Entonces, entrando Jesús en la barca, pasó al otro lado y vino a su ciudad. 2 Y sucedió que le trajeron un paralítico, tendido sobre una cama; y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: 
Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados. 

Analicemos esta lectura, el enfermo es un paralítico, y los amigos o familiares lo llevan Jesús con fe de que Jesucristo lo iba a sanar, Jesucristo le responde: ten ánimo, tus pecados te son perdonados.

Cómo? podemos pensar..

Si ellos llevan al paralítico para que lo sane, y le responde tus pecados son perdonados?

Nuevamente se relaciona al pecado con la enfermedad.

Al ver Jesucristo, que esto conmociona a los judíos, sana al paralítico.

Mateo 9:3-7 Entonces algunos de los escribas decían dentro de sí: Este blasfema.4 Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 5 Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? 6 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa. 7 Entonces él se levantó y se fue a su casa.

Esto para los judíos les parecía fácil, que llega el paralítico y le dice tus pecados son perdonados, que decirle que ya era sano.

Nuevamente vemos asociada la sanidad con el pecado.

En la Biblia se menciona a otro paralítico en la ciudad de Betesda, quien fue sanado por Jesucristo.

Juan 5:14 Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.


Y cuando se vuelve a encontrar con Jesucristo, le advierte “mira que has sido sanado, no peques para que te venga un mal mayor”

Nuevamente se asocia la sanidad con no pecar, porque esto le traería un mal mayor.

Sanidad --->Perdón ---> Salvación

La semana pasada que reflexionamos el tema de la unción, leímos la siguiente lectura:

Santiago 5:14-15 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. 15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. 

Donde mencionamos que no era el aceite el que curaba, sino la oración de fe.

Pero dice la lectura que el Señor lo levantará y a la vez que está enfermo, si “hubiere” cometidos pecados, le serán perdonados.

Nuevamente, asociados enfermedad con pecados, sanidad con perdón.

Vemos que pecado y la enfermedad relacionados con perdón y sanidad.

Continuemos con la lectura inicial: En Isaías 53:

Verso 5, El fue herido por nuestra rebeliones, molido por nuestros pecados.. y por su llaga fuimos nosotros curados.

Esta frase es la que es utilizada mucho por las iglesias pentecostales de sanidad y milagros.

Con esta lectura tiene atrapados a miles, enseñando que un cristiano no puede enfermarse, porque las enfermedades ya se las llevó Jesucristo en la cruz.

Es un engaño porque lleva a la gente en creer que van a ser sanados por el “apóstol”, “profeta”, “pastor”, o “predicador” en la jornada de sanidad y milagros, y lo que puede ocurrir es que al no recibir la sanidad, se alejen de Jesucristo.

Pero no es Jesucristo quien les falló, fue el engaño.

Estos predicadores enseñan que si alguien no se sana es porque no tuvo la suficiente fe…

Leamos una lectura en concordancia:

1Pedro 2:24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados

En este verso vemos más claro que Jesucristo cargó con nuestros pecados al morir en la cruz.

Menciona que nosotros estando muertos a los pecados seamos justificados.

Y menciona que “por cuya herida fuisteis sanados.”

Nuevamente relacionando la herida o enfermedad con la sanidad, en otras palabras el pecado con la salvación, con la justificación.

Estas frases curados o sanados, relacionadas con la enfermedad son más bien relacionadas con curación o sanidad espiritual.

Salmos 41:4 Yo dije: Jehová, ten misericordia de mí; Sana mi alma, porque contra ti he pecado. 

Se utiliza la frase sanar el alma porque contra Dios ha pecado.

La frase utilizada “por su llaga fuimos curados”, nos quiere decir que por sus heridas fuimos sanados.

Porque es mas importante ser sanos o salvos espirituales, que cometer un pecado y nos venga un mal mayor, como es la muerte eterna.

Para nuestro Señor Jesucristo es más importantes ser sanos o salvos de cualquier pecado, que estar enfermo físicamente, como al paralítico que le dijo primero “tus pecados han sido perdonados” sin haberlo sanado. Y para demostrar la autoridad que El tiene y la incredulidad de los judíos, en segundo lugar sanó físicamente al paralítico.

Este es el mensaje principal de esta lectura.

Podemos enfermar o incluso morir, pero ser sanos espiritualmente para alcanzar la salvación.

Una pregunta quienes son los que pecan los sanos o los enfermos físicamente?

Los que pecan más son los que están sanos.

Los enfermos en casa o en hospitales están más preocupados por su enfermedad, y no tienen tiempo para andar pecando. Hasta es posible que alguien les lleve la palabra de Dios, el evangelio de Jesucristo, y aunque algunos mueran, alcancen la salvación, alcancen “la sanidad espiritual” que es mas importante que la sanidad corporal.

El cristiano no enferma?

Porqué están llenos los hospitales?

Todos son pecadores?

O todos son católicos, ateos, o de sectas, mormones, testigos de Jehová, Budistas, Judíos, etc?

No se enferman los cristianos o creyentes en Jesucristo?

No se enferman los llamados evangélicos?

Testimonio de muerte de un amigo cristiano
Hace 2 años que falleció en EEUU, un gran amigo personal (le llamaré Juan para guardar el nombre real), quien tuvo un cáncer que terminó con su vida en solo 3 meses.

Por Internet, su familia presentaron durante el tiempo que estuvo enfermo, varios videos de pastores y profetas que llegaron a orar por el, a "declararlo" sano, a "decretar" sanidad, unos decían el Señor me habló y me dijo que ibas a sanarte para predicar su palabra, cuando ya estaba bien delicado, otros llegaron una noche "romper" todo espíritu de muerte, otros a ungir todos los rincones de la casa para que no entrara ningún espíritu de muerte, y al día siguiente falleció.

Actualmente todos los videos fueron borrados, todos los que profetizaron quedaron avergonzados, así como el que dijo que Dios le habló que iba a ser sano ya no sale, los que sellaron los rincones para que entrar el espíritu de muerte quedaron avergonzados.

Por mi parte le comuniqué a un amigo en común aquí en Nicaragua, de la enfermedad grave enfermedad de Juan, diciéndole que era una enfermedad agresiva, y me contestó: que no era cierto que estaba enfermo, porque era un engaño del diablo, que el estaba sano, porque Jesús por su llaga lo había sanado.!

Como a los tres meses cuando ya Dios se había llevado a Juan, llamé el amigo mutuo, y le estaba comenzando a hablar de Juan, cuando el estaba dando gloria a Dios porque pensaba que yo le iba a hablar de la sanidad de Juan, y mas bien le dije, que ayer falleció.

Se quedó mudo sin hablar por un rato y luego nos despedimos.

Pero esto es lo que enseñan en muchas iglesias.

Enseñan que no vamos a enfermar porque la tergiversada interpretación de la cita que dice “por las llagas de Jesucristo fuimos curados”.

Cuando la enfermedad no siempre es significado de pecado

Pero en algunas iglesias esto es lo que enseñan, y cuando la persona se enferma, por vergüenza no asiste a la iglesia, porque lo asocian a que anda en algún pecado.

Otro versículo que utilizan para hablar de sanidades:
Marcos 16:18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

Y muchos toman la segunda parte de esta lectura: sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán.

Algunos se han atrevido a agarrar serpientes venenosas y dejarse “morder” por ellas, pero todos han muerto en el intento.

Hasta ahora no se ha publicado de nadie que tome veneno.

Pero...

Volviendo al tema central,

Jesucristo si sana o no?

Claro que sí, tiene toda autoridad en la tierra y en los cielos.

Pero no sana como lo enseñan los de doctrina de prosperidad y sanidad.

No sana mediante shows televisivos.

Jesucristo sana para cambiar la vida de la persona.

Más importante que la sanidad corporal debe ser el arrepentimiento de los pecados y la salvación.

De que vale ser sano y no alcanzar la vida eterna, sino la muerte eterna.

Ya sea enfermo o sano, nuestra meta es alcanzar la salvación.

No hay requisitos para sanarse
En la Biblia vamos a leer que no hay requisitos para sanarse.

Unos se sanaban con fe: la mujer que le tocó el manto
Mateo 9:22 Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora.

Otros sanaban sin fe
Lucas 22:50-51 Y uno de ellos hirió a un siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. 51 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Basta ya; dejad. Y tocando su oreja, le sanó. 

Este hombre llamado Malco, ni conocía a Jesucristo, ni tuvo fe en el para curarse. Es más ni le pidió que lo curara.

Este fue sano por la voluntad de Nuestro Señor Jesucristo.

Sanidad usando algunos medios

Uso de sal
2 Reyes 2:19-22 Y los hombres de la ciudad dijeron a Eliseo: He aquí, el lugar en donde está colocada esta ciudad es bueno, como mi señor ve; mas las aguas son malas, y la tierra es estéril. 20 Entonces él dijo: Traedme una vasija nueva, y poned en ella sal. Y se la trajeron. 21 Y saliendo él a los manantiales de las aguas, echó dentro la sal, y dijo: Así ha dicho Jehová: Yo sané estas aguas, y no habrá más en ellas muerte ni enfermedad. 22 Y fueron sanas las aguas hasta hoy, conforme a la palabra que habló Eliseo.

Uso de higos
2 Reyes 20:7 Isaías dijo: Tomad una masa de higos. La tomaron, la pusieron sobre la llaga y sanó. 

Esto indica remedios caseros por la propiedad curativa de las plantas.

Harina para erradicar un mal
2 Reyes 4:41 Entonces Eliseo dijo: Traed harina. La esparció en la olla y dijo: Da de comer a la gente. Y no había ya ningún mal en la olla. 

Sumergirse en un rio 7 veces
2 Reyes 5:10-14 Entonces Eliseo le envió un mensajero a decirle: Ve y lávate siete veces en el Jordán; tu carne se restaurará y serás limpio. 11 Naamán se fue enojado diciendo: Yo que pensaba: “De seguro saldrá enseguida, y puesto en pie invocará el nombre de Jehová, su Dios, alzará su mano, tocará la parte enferma y sanará la lepra.” 12 Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavo en ellos, ¿no quedaré limpio también? Ymuy enojado se fue de allí. 13 Pero sus criados se le acercaron y le dijeron: Padre mío, si el profeta te mandara hacer algo difícil, ¿no lo harías? ¿Cuánto más si sólo te ha dicho: “Lávate y serás limpio”? 14 Descendió entonces Naamán y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios, y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio. 

Jesús sanó con lodo y saliva
Marcos 8:23 Entonces, tomando la mano del ciego, lo sacó fuera de la aldea; escupió en sus ojos, puso sus manos sobre él y le preguntó si veía algo. 

Juan 9:6-7 Dicho esto, escupió en tierra, hizo lodo con la saliva y untó con el lodo los ojos del ciego, 7 y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé -que significa Enviado.  Entonces fue, se lavó y regresó viendo. 

Debemos hacer de igual forma para sanarnos?
Pero no porque salgan en la Biblia y aunque las haya hecho nuestro Señor Jesucristo debemos imitarlas al pie de la letra.

En el siguiente corto video, vamos a ver como este predicador en relación a la última lectura, le da un gesto asqueroso, con un tono vergonzoso, hasta burlesco de la forma como Jesucristo sanó con saliva.



Se ensucia el piso del "altar" de esa iglesia, ridiculizando a Jesucristo, y con este gesto asqueroso que solo causa risa en la gente, aceptando lo que dice el "pastor".

Todos creen lo que dice el pastor, sin dudar, sin juzgar.  Ahí no hay discernimiento.

Increíble, todos hasta aplauden, cuando hace el gesto vulgar relacionado con el milagro que hizo nuestro Señor Jesucristo.

Debemos imitar las diferentes formas y medios de sanidad que salen en la Biblia?

Todo fue en su momento histórico y por un propósito determinado por la voluntad de Dios.

Dios no siempre sana, porque posiblemente no es su Voluntad

En la Biblia se menciona de casos de enfermedad no sanados.

El apóstol Pablo se enfermaba
2 Corintios 11:29 ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno?

Epafrodito, enfermó casi a punto de morir
Filipenses 2:25-27 Mas tuve por necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis necesidades; 26 porque él tenía gran deseo de veros a todos vosotros, y gravemente se angustió porque habíais oído que había enfermado. 27 Pues en verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente de él, sino también de mí, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza. 

Mileto se quedó enfermo
2Timoteo 4:20 Erasto se quedó en Corinto, y a Trófimo dejé en Mileto enfermo.

El mismo Apóstol Pablo no lo pudo sanar.

Si.

El mismo Pablo que la gente se sanaba cuando tocaban sus pañuelos, no pudo sanar a Trófimo ni a Epafrodito.

Hechos 19:11-12 Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, 12 de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían. 

En el siguiente video, se muestra a un “apóstol” y “profeta” a la vez, que presume con una manera particular hasta sanar con su sudor.


En ese video, se exalta la emoción, que ofrece a las personas sanidad y mejoría.

El ánimo y la emoción lo alimentan con música de piano de fondo, al ritmo y volumen de igual forma como lo hace el predicador, en donde cuando está mas exaltado así está el ritmo de la música.

El predicador, quien no tiene humildad, sino que incita a la gente con sus gestos, sus gritos, con su pañuelos, repitan tal frase, Dios dice tal cosa, lo que causa alaridos y emoción entre la gente.

Todo el tema es engrandecerse el mismo, para nada exalta a Jesucristo, a Dios o al Espíritu Santo.


En la Biblia se registra que los enfermos sanaban con la sombra de Pedro.

Hechos 5:14-15 Y los que creían en el Señor aumentaban más, gran número así de hombres como de mujeres; 15 tanto que sacaban los enfermos a las calles, y los ponían en camas y lechos, para que al pasar Pedro, a lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos. 

Pero Pablo no pudo sanar a Trófimo ni a Epafrodito, ni con un pañuelo o con la sombra, incluso en una ocasión le pidió a Dios que lo sanara

2Corintios 12:7-10 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Esto lo saben los predicadores de la doctrina de prosperidad y sanidades.

Pero andan detrás de la gente para cautivarlos, lo hacen por buscar fama y prestigio, muchos “venden” este milagro, cuando llaman a agradecerle a Dios por la sanidad recibida con dinero, y hasta citan la Biblia para esto.

En las jornadas de sanidad y milagros, resaltan un ambiente de emoción, donde muchos van otros ya hemos ido alguna vez, y todos los que llegan, llegan por obtener sanidad no por Jesucristo.

Se exalta al que sana y no a Jesucristo.

La gente dice: yo estaba esperando que fulano de tal viniera para alcanzar mi sanidad.

En la Biblia ya estaba escrito sobre sanidades y milagros:

Mateo 7:21-23 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Dios sana conforme a su voluntad.

No porque un hombre/mujer haga un show para alcanzar fama ante los medios de TV.

Que Dios te bendiga y te guarde

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde