El fin No Justifica los medios

Lucas 16:16-17 La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él. 17 Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley.


Esta mañana vamos a reflexionar sobre una frase que muchos conocemos o hemos escuchado que se titula “el fin justifica los medios”.

Pregunta:
Saben que significa, cuando yo digo: alguien está planeando algo maquiavélico en contra de una persona?

Maquiavélico, lo asociamos a algo malo, dañino o perjudicial.

Pues el título del tema "el fin no justifica los medios, asociada a un hombre llamado Nicclo dei Machiavelli, o Nicolás de Maquiavelo.

El literalmente no dijo esta frase, pero como político, escribió un libro llamado El Príncipe, supuestamente dirigido para gobernantes, en donde menciona que como obtener y retener el poder eran el último fin entonces todo lo que fuera necesario para lograrlo estaba justificado.

Esto nos da a entender que para conquistar algo, se considera justificado recurrir a cualquier tipo de engaño, artimaña, fraude, traición o cosa similar.

De ahí se formó la frase más pulida, como el fin justifica los medios, en donde indica que para conseguir algo seamos capaces de hacer cualquier cosa por lograrlo.

Otra frase que sale en ese libro ya conocida es: divide y vencerás. Porque lo que hace es fragmentar a tus enemigos. Y en una guerra es con un rival dividido es más fácil vencerlo.

Pero esto de hacer cualquier cosa con tal de obtener lo que deseamos no es bíblico.

Por eso que el título del tema se muestra como :"El fin No justifica los medios".

Porque se emplean cualquier astucia, o estrategia, sin importar los valores humanos, éticos o sociales, para conseguir algo.

Es una actitud de lograr tus objetivos sin importar si dañas, molestas, insultas, traicionas, etc, hasta tus más cercanas amistades.

En donde el beneficio material personal está sobre los valores morales.

Ejemplo:
Hace 20 años en Estados Unidos, una patinadora que había quedado en 2do lugar mandó a lesionar la rodilla a la patinadora que había quedado en 1er lugar, para poder participar en las Olimpiadas de Invierno.

Esta patinadora quería a toda costa ir a las Olimpiadas, pero hizo del lema "el fin justifica los medios", para literalmente atropellar a su contrincante para ir a las Olimpiadas.




Leamos la lectura inicial en concordancia
Mateo 11:12 Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

Esta lectura en concordancia con la lectura inicial, difiere en que en Lucas se traduce la palabra esforzar y en Mateo jarpazo: apoderarse.

Apoderarse, es sinónimo de empoderamiento o apoderamiento, en donde su significado es un proceso por el cual se aumenta la fortaleza espiritual, política, social o económica de las personas o comunidades para impulsar cambios positivos de la situación en que viven.

Ejemplo
Empoderamiento para la salud: Es un proceso en donde las personas adquieren un mayor control sobre las decisiones y acciones que afectan su salud.

De forma similar debe ser nuestro “empoderamiento” o nuestro esfuerzo por alcanzar el reino de los cielos, es el proceso de nuestro crecimiento espiritual, alejándonos de las cosas que nos puedan atrapar como son los deseos y tentaciones del mundo.

La interpretación de que el cielo solo los violentos lo arrebatan no es literal, por eso es importante recurrir a su forma original en hebreo para ampliar su significado.

Si creemos como correcto su interpretación literal es de los violentos arrebatan el cielo o llegan al cielo, podemos ilustrar con el siguiente ejemplo:

Ejemplo: Hay una fila de personas, entre ellas hombre, mujeres, ancianos y niños que están en orden para entrar al cielo, pero como creemos que los valientes arrebatan para entrar en el reino de los cielos, esto indicaría que entramos empujando a toda la gente incluyendo mujeres, ancianos y niños para entrar el cielo.

Una vez que entró, le preguntan cómo hiciste para entrar el cielo?  Respuesta empujando, golpeando y lo que sea para lograr entrar.

Esto es similar a que el fin justifica los medios, y no es bíblico.

Nadie puede ganar su entrada al reino de los cielos, arrebatando o siendo violento.

Lo que índica esta lectura es que debemos de ir empoderando, esforzando, impulsando cambios positivos en nuestra vidas, y en relación a nuestra vida espiritual, esto significa cambios de crecimiento espiritual día a día, mes a mes, año con año.

Si antes íbamos a la iglesia todos los domingos y ahora por allaaaa al tiempo significa que nos estamos “enfriando” y no hes arrebatando que vamos a lograr entrar al reino de los cielos.

Ejemplo
La parada de buses está llena y solo queda un bus, y hay como 120 personas donde solo alcanzan 45, está la fila enorme. Qué hacer?

Le doy un soborno al conductor?

Empujo, golpeo, jalo, y lo que sea para subirme?

1Pedro 1:15-16 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo

El fin justifica los medios no puede ser utilizado por un cristiano.

Porque como alcanzar o lograr algo sin importar los medios indica no tener principios y valores morales, esto no está en conformidad con la vida cristiana, que nos manda a ser santos en toda nuestra manera de vivir.

La santidad está en acera contraria al lema de que el fin justifica los medios.

Ejemplo de una pareja
En un colegio/universidad una muchacha o un muchacho se enamoran y quieren tener de novio/a, a determinada persona que ya tiene novio/a, y es su mejor amigo/a, y se deciden a conquistarlo/a a como de lugar, o sea que por conquistarlo utilizar cualquier medio para obtenerlo/a, indica que va a tener que traicionar al amigo/a, engañar, mentir, chismear, hasta lograr que esta pareja se separen para luego conseguir su objetivo.

Esto no es de una persona con principios cristianos.

Esto solo puede ser “normal” en alguien que no conoce la palabra de Dios.

Dios tiene un plan para cada uno de nosotros
Isaías 46:9-11 Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, 10 que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; 11 que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré.

Este plan de Dios se va a cumplir en nuestras vidas.

Si todo el mundo en lugar de regirse por el plan de Dios, cada uno busque como alcanzar un fin sin importar los medios, sería un mundo caótico, lleno de envidias, celos, engaño, traición, calumnia, muerte, etc.

Dios va a hacer lo que El quiera con nuestras vidas.

Debemos de conocer y pedirle a Dios que nos envíe señales, para poco a poco ir conociendo lo que quiere de nosotros.

No es que vamos a conseguir lo que queramos porque el fin justifica cualquier medio.

No es así.

Veamos un ejemplo en la Biblia:

1 Crónicas 28:2-3 Y levantándose el rey David, puesto en pie dijo: Oídme, hermanos míos, y pueblo mío. Yo tenía el propósito de edificar una casa en la cual reposara el arca del pacto de Jehová, y para el estrado de los pies de nuestro Dios; y había ya preparado todo para edificar. 3 Mas Dios me dijo: Tú no edificarás casa a mi nombre, porque eres hombre de guerra, y has derramado mucha sangre. 

El rey David, quería edificar la casa de Dios, o el templo de Dios, pero no estaba eso en los planes de Dios.

Dios tenía planeado que el que iba a delegar era a su hijo al rey Salomón.

1Crónicas 28:5-7 Y de entre todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel. 6 Y me ha dicho: Salomón tu hijo, él edificará mi casa y mis atrios; porque a éste he escogido por hijo, y yo le seré a él por padre. 7 Asimismo yo confirmaré su reino para siempre, si él se esforzare a poner por obra mis mandamientos y mis decretos, como en este día.

Eso hizo Dios, le encomendó a Salomón la construcción del Templo.

El rey David aconseja a Salomón
1Crónicas 28:9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre. 

Eso es lo nosotros debemos enseñarle a nuestros hijos, esa debe ser la herencia que debemos dar a nuestros hijos.

Reconocer a Dios como nuestro Dios, temer a Dios

Servirle de corazón

Servirle con ánimo

A Dios no podemos engañar, dice la lectura que Jehová entiende “todo intento”, de nuestros pensamientos.

En otras palabras como dicen los jóvenes, Dios nos conoce cualquier aleteo o parpadeo que hagamos.

A Dios no lo podemos engañar.

La advertencia del rey David para su hijo es bien firme:

Si buscas a Dios lo vas a encontrar.

Si te apartas de Dios, Dios se va a apartar de ti.

Y eso sucede en muchas personas.

Cuando están pasando pruebas, enfermedades, deudas, miedos, temores, temblores, terremotos, etc, dicen Ay Dios mío mi lindo.

Pero cuando está sano y por ejemplo se sacó la lotería de 9 millones…. Que dice: Es que tengo que ir a comprar a Miami una ropa para estar actualizada, es que no se qué carro comprarme o en que barrio trasladarme a vivir, estoy remodelando y cambiando los muebles de la casa, estoy bastante ocupado, etc.

Dios es un Dios celoso
Deuteronomio 7:3-5 Y no emparentarás con ellas; no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo. 4 Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto. 5 Mas así habéis de hacer con ellos: sus altares destruiréis, y quebraréis sus estatuas, y destruiréis sus imágenes de Asera, y quemaréis sus esculturas en el fuego.

Dios le advirtió al pueblo de Israel que no se emparentara con las hombres/mujeres de Canaán, porque los harían desviarse y servir a dioses ajenos.

Esto es lo que causa el “furor” de Dios.

Y esto fue lo que pasó con el rey Salomón:

1Reyes 11:1-11 Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas; 2 gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor. 3 Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón. 4 Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David. 5 Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. 6 E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre. 7 Entonces edificó Salomón un lugar alto a Quemos, ídolo abominable de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalén, y a Moloc, ídolo abominable de los hijos de Amón. 8 Así hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses. 9 Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces, 10 y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó Jehová. 11 Y dijo Jehová a Salomón: Por cuanto ha habido esto en ti, y no has guardado mi pacto y mis estatutos que yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo. 

Esto fue lo que le pasó a Salomón.

No hizo caso a los consejos de su padre el rey David.

Que le dijo: Si lo buscares a Dios lo hallarás y se te apartares de El, Dios te desechará a ti para siempre.

Salomón en su codicia de tener tantas y tantas mujeres, ya advertido por su padre y por Dios, hizo su voluntad, aunque fue el encargado de construir el templo de Dios, Salomón hizo cosas que no agradaron a Dios, hizo cosas que encendieron el furor de Dios, al adorar a otros dioses.

A Salomón no le importó la advertencia de Dios y la de su padre el rey David.

El hizo de su vida su propia voluntad, alejado de los consejos de Dios.

Por eso no podemos conseguir lo que queramos considerando que el fin justifica los medios.

No hay ningún fin que justifique los medios para quebrantar la ley de Dios.

Salmos 138:8 Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos. 

Cuando intentamos conseguir algo sin importar los medios, estamos actuando en contra de la palabra de Dios, porque es Dios quien tiene trazado un propósito en cada uno de nosotros.

Solo los que no conocen de Dios, pueden justificar cualquier medio.

Ejemplo:
Una muchacha que diga, que yo paso este año a como dé lugar, sin importar lo que tenga que hacer, no puede ser una muchacha cristiana.

Alguien varón o mujer puede decir, de que consigo el puesto de trabajo aunque tenga que matar a alguien y no le importa, no puede ser una persona cristiana.

Debemos poner toda en nuestra vida, nuestros anhelos, nuestras decisiones en las manos de Dios

Dice Dios en Isaías: 43:11 Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré.

Esa debe ser nuestra norma de vida.

Confiar en los propósitos de Dios en nuestras vidas.

No viviendo en un mundo en donde para alcanzar algo no importan los medios, hasta obtenerlo.

Porque esto no da satisfacción.

Pueda dar satisfacción pasajera, pero no da la tranquilidad, al saber que para lograr algo, pasaste encima de muchas personas, sean amigos, compañeros de trabajo o hasta incluso la familia.

Hay situaciones complejas en familias que si hay una herencia de por medio y son muchos hijos hasta pueden llegar hasta la muerte por avaricia, para obtener mayor parte de la herencia.

Que debemos hacer? Que nos dice la Biblia?
Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Para el cristiano, cualquier situación que enfrente en la vida, aunque sea pasar por pruebas, al final le va a servir de algo.

Detrás de cada prueba, de cada dificultad, siempre hay un propósito de Dios, que debemos conocer, para seguir en nuestro crecimiento espiritual.

Todas las cosas sean buenas o malas, nos van a servir para algún bien.

Cuando pasemos por una prueba no debemos pensar porqué a mí Señor?

Si no, en su lugar,  debemos conocer que en medio de esa prueba para qué nos va a servir esa prueba.

Solo cuando la meta o el fin que queremos lograr es noble o es bueno, y si los medios son nobles y buenos, en este caso se puede considerar como verdadera la frase que el fin justifica los medios.

Porque si nuestra meta es ayudar a los pobres, a los hambrientos, darles comida, ayudarles con dinero es una buena meta o un buen fin.

Pero si los medios para ayudarles es robando, asesinando, estafando o vendiendo droga, los medios no son buenos o nobles.

Ejemplo: Un fin bueno y con medios buenos, sería vender todas las cosas que tenemos demás en nuestra casa en venta de garaje, o el mejor precio por ejemplo. Porque el dinero de esos fondos nos permitirá ayudar con los fines que queremos.

Pero no es bíblico, como lo que se cuenta de Robin Hood, que robaba a los ricos para ayudarle a los pobres.

Porque si hacemos esto nos convertimos en ladrones.

No se consigue el reino de los cielos por medio de violencia
Romanos 9:15-16 Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. 16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. 

No es literal llegar o alcanzar el cielo los violentos arrebatando.

No es del que quiere ni del que corre, sino del que Dios tiene misericordia.

Que Dios te bendiga y te guarde

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde