La promesa es solo para los Judíos o para todos?

Jua 4:22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.

Que es una promesa?
La Promesa es un contrato por el cual una de las partes, o ambas, se obligan, dentro de cierto lapso, sea por el vencimiento de un plazo o por el cumplimiento de una condición, a celebrar un contrato futuro determinado.

Esta lectura indica judíos, o herederos de los judíos.

En la biblia en Génesis encontramos la promesa hecha a Abraham

Gén 17:7 Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.
Gén 17:8 Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.
Gén 17:9 Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones.
Gén 17:10 Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros.
Gén 17:11 Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros.

A partir de este pacto los judíos tienen esta costumbre de circuncidarse.

Aun actualmente ellos cumplen esta señal.

A Jesús los judíos le decían con orgullo que ellos eran hijos de Abraham

Jua 8:39 Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais.
Jua 8:40 Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham.

En la biblia vamos a encontrar que no por ser hijos de alguien es que somos como el.

Por ejemplo si mi papá era cristiano no quiere decir que yo soy cristiano, si mi abuelo fue pastor evangélico no quiere decir que su nieto será evangélico, si mi padre fue pintor yo voy a ser pintor, etc.

Vamos a leer en Romanos 9 del versículo 3 al 8

Rom 9:3 Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne;
Rom 9:4 que son israelitas, de los cuales son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la ley, el culto y las promesas;
Rom 9:5 de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén.
Rom 9:6 No que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas,
Rom 9:7 ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia.(A)
Rom 9:8 Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes.

Esta mañana vamos a leer en la biblia que la promesa hecha a Abraham y a su descendencia, ahora no solo abarca a los judíos sino también a los gentiles

Rom 3:29 ¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles.
Rom 3:30 Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión.

Quienes son los Herederos de la promesa
Rom 4:13 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.
Rom 4:14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa.

Dice la biblia que esta promesa es por fe, para ser aceptados como descendientes de Abraham

Que dice la biblia sobre la circuncisión
Rom 2:28 Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne;
Rom 2:29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.

Ya no hay separación entre razas o los herederos de ley
Col 3:8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.
Col 3:9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,
Col 3:10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,
Col 3:11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.

En el apocalipsis se menciona que Dios nos ha redimido con su sangre para Dios, de todo linaje, y lengua, pueblo y nación

Apo 5:9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;
Apo 5:10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes,(G) y reinaremos sobre la tierra.

A los judíos les fue dada la custodia de la palabra
Rom 3:1 ¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿o de qué aprovecha la circuncisión?
Rom 3:2 Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra de Dios.
Rom 3:3 ¿Pues qué, si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios?
Rom 3:4 De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito:
Para que seas justificado en tus palabras,
Y venzas cuando fueres juzgado.

La incredulidad de los judíos en cuanto a que Jesús es el mesías no hace nula la fidelidad de Dios.
Esperando que venga el mesías, pues para ellos Jesús no es el mesías.

En otras palabras, los judíos que rechazan a Jesús como Mesías y Salvador pierden el derecho a sus promesas como judíos. Y los gentiles que aceptan a Jesús como Mesías y Salvador se vuelven herederos de esas promesas.

En la biblia en varias citas se menciona que Jesús es el mesías

Somos herederos de Dios y coherederos con Cristo
Rom 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
Rom 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Y que pasa con los judíos? Hay salvación para ellos
Rom 11:16 Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas.
Rom 11:17 Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo,
Rom 11:18 no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.
Rom 11:19 Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado.
Rom 11:20 Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme.
Rom 11:21 Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará.
Rom 11:22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.
Rom 11:23 Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar.
Rom 11:24 Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo?

Que debemos hacer como herederos
Como nos alegramos cuando sabemos que en familiar lejano o un amigo nos ha heredado sus propiedades?

Andamos que no nos aguantamos.

Han visto en la TV anuncios de cuando alguien se gana la lotería?

Que debemos de hacer que somos herederos de la promesa?

1) Llenarnos de gozo
Rom 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
Rom 5:2 por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Nuestra esperanza de que somos herederos del mundo debe producir un gozo enorme en nuestras vidas.

Si no le parece cierto, esfuércese en la oración y la meditación hasta que Dios le muestre la realidad de esta verdad.

2) Fortalecernos aun en medio del sufrimiento y aflicción
Rom 5:3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;
Rom 5:4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;
Rom 5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Cuando todo parezca salir mal, o todo nos parezca imposible debemos de pensar en la promesa de Dios, que somos herederos de El.

3) Cambiar la forma que vivimos
Rom 12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;
Rom 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;
Rom 12:13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.

4) Dé gloria a Dios confiando que él dará la herencia que prometió.
Todo es le pertenece a Dios y él ha prometido darlo a quienes tienen la fe de Abraham. Sea como Abraham en Romanos 4:20
Rom 4:20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,
Rom 4:21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido;
Rom 4:22 por lo cual también su fe le fue contada por justicia.
Dice la palabra que Abraham, “no titubeó con incredulidad, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, y estando plenamente convencido de que lo que Dios había prometido, poderoso era también para cumplirlo”.

Somos herederos de esta promesa?
Rom 4:23 Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada,
Rom 4:24 sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro,
Rom 4:25 el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.

Veamos lo que escribió Pablo a los Gálatas, donde confirma que somos hijos de Abraham

Gál 3:7 Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.
Gál 3:8 Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones.(
Gál 3:9 De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham.

Vamos al versículo 27
Gál 3:27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.
Gál 3:28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Gál 3:29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa

Que Dios te bendiga y te guarde

Amen

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde