Jehová es un Dios celoso

Que son los celos?
Es un sentimiento de desconfianza por la amenaza o peligro de una relación personal, sean románticas (esposos) o no románticas (amigos, hermanos, compañeros)

No debemos de tener otros Dioses
Deu 5:6 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
Deu 5:7 No tendrás dioses ajenos delante de mí.
Deu 5:8 No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
Deu 5:9 No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
Deu 5:10 y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

La ira de Dios sobre las naciones
Sal 79:5 ¿Hasta cuándo, oh Jehová? ¿Estarás airado para siempre?
¿Arderá como fuego tu celo?
Sal 79:6 Derrama tu ira sobre las naciones que no te conocen,
Y sobre los reinos que no invocan tu nombre.

El castigo de Dios
2Ts 1:6 Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan,
2Ts 1:7 y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,
2Ts 1:8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;
2Ts 1:9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,

Si ya conocemos a Dios, Debemos de obedecer el evangelio

Amar a otros = Conocer a Dios

Dice un poeta que una bomba hace más ruido que una caricia.

Y así resulta ser cuando se arma un gran pleito, bacanal, o “bolenca” todo mundo lo nota, hasta sale en los periódicos, es una gran noticia en los canales de TV, pero cuando uno que armaba escándalo se convierte a Cristo, ya no sale con la misma noticia que cuando armó el escándalo.

El amor en el mundo para los noticieros pasa desapercibido.

Ya todo lo que debemos saber está escrito.
1Co 4:6 Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros.

No hay otro libro que nos sea necesario para conocer de Dios más que la Biblia. La Biblia es suficiente.

Debemos Perseverar en la doctrina de Cristo
2Jn 1:9 Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.
2Jn 1:10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!

No debemos de avergonzarnos de ser cristianos
Mar 8:38 Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.


Vamos a leer en la biblia de un hombre salió huyendo desnudo para que no le dijeran que era cristiano.
Mar 14:49 Cada día estaba con vosotros enseñando en el templo,(I) y no me prendisteis; pero es así, para que se cumplan las Escrituras.
Mar 14:50 Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron.
Mar 14:51 Pero cierto joven le seguía, cubierto el cuerpo con una sábana; y le prendieron;
52 mas él, dejando la sábana, huyó desnudo.

Con fallar un punto de la ley nos hacemos culpable de todos
Stg 2:10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.

Proteger a nuestros hijos.
Debemos de inculcar este temor en nuestros hijos, protegerlos.

Como en una presa si la población que vive río arriba ve que si hay peligro de que la presa se puede derrumbar, le avisen a los que viven río debajo de la presa.

Como cuando en TV, se inunda una vivienda hasta la rodilla o la cintura, vemos a las mamas cargando a los hijos y los hombres buscando refugio o un lugar seguro, para sus hijos.

Ejemplo con las gallinas y los pollitos ante el peligro.

No todos los caminos conducen a Dios

Hay un dicho popular que dice que si: Que todos los caminos nos conducen a Dios.

Pero no todos los caminos espirituales nos conducen a Dios.

Así como no todo camino nos lleva a Managua, pues podemos estar en Asia, Europa, etc. O en cualquier camino en Nicaragua y no nos lleva a Managua. Así ocurre con los caminos espirituales, no todos ellos nos llevan a Dios.

Pro 14:12 Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.

Cuando creemos que lo que pensamos es lo correcto
Hay ocasiones que pensamos por nuestra voluntad que lo que estamos haciendo o vamos a hacer, como creemos que es algo correcto y a veces pensamos que Dios lo va a ver correcto en nosotros, creemos que está bien y eso hacemos, pero esto nos puede llevar a lugares equivocados.

Por Ejemplo: En un trabajo, yo pienso que por lo que hago merezco ganar el doble, Dios sabe que yo vivo de una forma correcta, que no fumo, no bebo, no ando con mujeres, no tengo vicios, y que merezco un mejor salario por mi trabajo, que la inflación, que todo ha subido de precio, etc. Entonces le reclamo a mi jefe que me pague el doble sino me voy, o renuncio. Mi jefe tiene otra realidad, no solo yo soy empleado, si me subo el doble a mí, luego otro le va a reclamar y deberá al final subir el salario a todos, pero las ventas no van a subir el doble, que hace el jefe? No te aumenta, si somos buenos trabajadores nos va a intentar retener explicando el efecto, si somos mal trabajadores nos acepta la renuncia de inmediato.

Dicen que por cada puesto de trabajo hay una fila de personas esperando que te corran.

Hay sitios de trabajo como las zonas francas donde profesionales ante la falta de empleo, están en ese lugar trabajando aunque sea con un salario de explotación. Pero aún así con ese salario hay que darle gracias a Dios.

Debemos de hacer el bien
Si la gente que hace el mal de pronto supiera que hacer el bien es un gran negocio, harían el bien, aunque sea por negocio.

Pero nos resistimos a dejar de pecar
Juan 8:24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.

Dios nos manda a que dejemos de pecar a que nos arrepintamos de lo malo, a que hagamos morir al viejo hombre o vieja mujer, a arrepentirnos de nuestras malas acciones.

2Pe 3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan arrepentimiento.

Que Dios te bendiga y te guarde

Amen

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde