Jesús te llama






Apocalipsis 3:20  He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.



Esta mañana vamos a reflexionar sobre el tema del llamado de Jesús.

Esta es una lectura, que conlleva una gran promesa de parte de nuestro Señor Jesucristo, en donde al abrirle nosotros la puerta, que en sentido espiritual es nuestra alma, nuestra mente, nuestro corazón, El nos dará un lugar especial en el Reino de los Cielos.

Leamos el contexto de ésta lectura:

Apocalipsis 3:14-21 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. 20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Este mensaje va enviado a una de las iglesias, pero vemos que va dirigido a determinadas personas, que Jesucristo les llama “tibio”.

La palabra tibio en griego es: cliarios=tibio, relacionado con clío= volverse tibio.

La palabra tibio, solo sale una vez en la Biblia.

A quién va dirigida esta palabra?

A los cristianos de la iglesia de Laodicea.

Sorprendente: A cristianos.

No es dirigida a personas que no conocen de Jesucristo.

No.

Son cristianos que ‘ASISTEN’ a la iglesia, que ya no hacen ninguna obra.



Jesucristo, determina dos tipos de cristianos: los fríos y los calientes.

El término medio, que les llama tibio, como no son ni frio ni caliente, dice la palabra que los vomitará de su boca.

Recuerdan el juego que de niños le llamábamos: frio/caliente?

Es un juego de grupos, en donde uno de los jugadores escondía un objeto, los demás no miraban donde lo escondía, y cuando ya era el momento de buscar el objeto, el que lo escondió mencionaba a los jugadores,  y decía cual de llos estaba frio o caliente, en otros palabras, lejos o cerca del objeto.

Cuando decía que uno de los jugadores se iba calentando y a otro le decía que iba frío, todos buscaban en el lugar del jugador que se iba calentando.

Cuando alguien que se estaba calentando o acercando al lugar, se alejaba del objeto, le decía nuevamente frio, porque se estaba alejando.

Al final del juego el que encuentra el objeto es el ganador.

Este jugador era el que llegó a estar más caliente.

Di igual forma es nuestro andar cristiano, que cuando comenzamos a conocer de Jesucristo, andamos “caliente”, y luego viene el maligno, el príncipe de este mundo, a que nos convirtamos en fríos, y en el peor de los casos siendo tibios.

En la lectura que leímos a quién va dirigido este mensaje?

1.- A los que ya no tienen obras

Esto es a los que no hacen nada en la iglesia.

A los que solo oyen y no obedecen la palabra de Dios.

2.- A los ricos

En el versículo 27, menciona a alguien que es rico, y que se jacta de serlo, y de no tener ninguna necesidad.

A este cristiano, Jesucristo le dice: que es un desventurado,  miserable, pobre, ciego y desnudo.

Son Cinco palabras fuertes:

a.- desventurado (solo sale una vez en la Biblia)
Desdichado, persona que padece desgracias, que tiene mala suerte, persona que nunca consiguió lo que se propuso

b.- miserable
combinación de miseria y lástima,  despreciable, mezquino

c.- pobre
en este contexto no se refiere literalmente a tener dinero, se refiere a pobreza espiritual.

d.- ciego
de igual forma no es literal, es ceguera espiritual, no mira las cosas espirituales, solo ve las terrenales.

e.- desnudo
no se refiere a ropa en sentido literal, sino que está relacionado a la vergüenza que se siente cuando alguien anda desnudo.

En el versículo 18 vemos, los consejos que le da nuestro Señor Jesucristo, a este tipo de personas.

Apocalipsis 3:18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.


3 Consejos
1.- Comprar Oro
Menciona comprar oro en sentido figurado, para poder ser rico.

No significa, salir desesperado a comprar algo de oro, para ser rico.

No.

Cuando menciona oro refinado en fuego, se refiere a las pruebas de nuestra fe, que leímos en días anteriores, que la fe es más preciosa que el oro, el cual se debe pasar por fuego para quitarle las impurezas.

De manera que este versículo se pueda interpretar relacionado con la fe.

2.- Comprar Vestiduras blancas
Comprar vestiduras blancas, para vestirse y no se descubra la vergüenza de tu desnudez.

De igual forma no es literal.

Su interpretación es la santidad.

Lo que hemos leído durante la semana por medio de mensajes de textos SMS a los celulares.

La vestidura blanca, es símbolo de pureza de santidad.

El lino blanco, es símbolo de pureza, de santidad.

Apocalipsis 19:7-8 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. 8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

Igual lo vamos a ver en otro pasaje de las escrituras.

Apocalipsis 19:14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

En esta última lectura agrega un toque especial al lino, llamándolo lino finísimo, no solo lino fino.

Porque de igual forma, Jesucristo quiere que su Iglesia, sea sin mancha ni arruga.

Lino fino como señal de autoridad
Génesis 41:41-42 Dijo además Faraón a José: He aquí yo te he puesto sobre toda la tierra de Egipto. 42  Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello; 

Vestiduras blancas: nuevo hombre
Colosenses 3:10-12 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos. 12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 

Solamente andando en santidad no pasaremos por vergüenza.

Como cuando pasamos vergüenza por nuestra desnudez, cuando se nos rompe el pantalón en los hombres o las faldas en las mujeres.

Debemos de guardar nuestra santidad, para no ser avergonzados.
2 Corintios 5:3-4 pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos. 4 Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.

Apocalipsis 16:15  He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.

Los cristianos verdaderos no serán avergonzados, como cuando vimos el tema del tribunal de Cristo, solo los que no cumplen el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, serán avergonzados.

Mateo 7:21-23 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. 

A quienes se refiere esta lectura?

A cristianos.

Que andaban más preocupados en profetizar, en echar demonios, y en hacer milagros y prodigios.

Por ninguna de estas cosas nuestro Señor Jesucristo, los echa afuera.

Los echa afuera por no hacer la voluntad de Dios.

No quiere decir, que no profeticemos.

No.

Recordemos que Dios quiere que todos profeticemos, que todos divulguemos el evangelio de Cristo.

Leamos Profetizar en la Biblia
1ra Corintios 14:1-3 Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. 2 Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. 3 Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. 

Profetizar  es hablar para edificar

Profetizar es hablar para exhortar

Profetizar es hablar para consolar

Lo dice la palabra de Dios.

Profetizar no es adivinar el futuro
Es un concepto mal arraigado en algunas iglesias, en donde creen que profetizar es adivinar el futuro.

En algunas iglesias cuando dice que vendrá el profeta fulano, y que ya va a dar palabras de profecías, todos quedan viendo como esperando que el "profeta", los llame o los señale, y el profeta camina de izquierda a derecha y dice: Quien quiere profecía, y todos levantan la mano.

Vamos a ver un ejemplo en la Biblia, de lo que algunos cristianos toman o no toman de la palabra como suyo.

Vamos a salirnos un poco del tema de esta mañana para revisar dos temas:

Prosperidad versus Santidad
3Juan 1:2  Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. 

Esta lectura produce muchas reacciones, en los cristianos o en los que están comenzando a conocer a Jesucristo.

Unos dicen:
Esa lectura es para mi. Dios me está hablando.

Otros:
Lo recibo en el nombre de Jesús
Amén,
Aleluya

Y se llena de euforia la iglesia.

Ahora veamos una lectura de santidad:

1Juan 3:9  Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

Ya no es la misma euforia.

Ya la mayoría no dice esa lectura es para mi. Dios me está hablando.

No se escucha, "lo recibo en el nombre de Jesús."

Hay pocos Amen o Aleluya.

Es Justificar el pecado
Porque lo que viene inmediatamente a sus mentes es decir:

Es que somos pecadores.

Que nadie es santo.

Quien este libre de pecados tire la primera piedra.

etc. etc.

Y sabemos que la palabra de Dios nos dice: Sed Santos como yo soy santo, dice Jehová.

Pero No.

Porque es más cómodo, solo recibir palabras que no signifiquen cambios radicales en nuestras vidas.

Si Dios nos dice que seamos santos, que vivamos separados de las cosas del mundo, separados para El, es porque se puede cumplir.

Dios no nos pedirá algo que no podamos cumplir.

Volvamos con el tema de profetizar
En el AT se acostumbra profetizar, para saber lo que Dios tenía preparado para el pueblo de Israel.

Ahora que estamos bajo la gracia, ya todo está escrito en la Biblia.

En la lectura de Mateo 7,21-23, se refiere a cristianos enfocados en estas tres cosas, profetizar, echar demonios, hacer milagros, y dejan lo principal como lo es la voluntad de Dios.

Un ejemplo, está en la familia.

No podemos ser candil de la calle y oscuridad de la casa.

De que vale profetizar, echar demonios, hacer milagros, si en tu vida personal no estás viviendo conforme la palabra de Dios.

Y esto tiene mucho sentido.

Si un hombre anda echando fuera demonios por todos lados, y en su hogar vive una verdadera guerra o en el peor de los casos, ya no hay guerra pero nadie se habla en la familia, o cada miembro de la familia se manda solo, donde ya no se ora en familia, ya no hay amor, etc.

De qué sirve que eso hombre eche fuera demonios, o profetice, etc.?

De nada.

3.- Comprar colirio
Comprar colirio para los ojos para ver.  De igual forma que las anteriores no es literal

No significa que vamos a comprar un colirio para echarnos en los ojos.

El colirio es utilizado para enrojecimiento de los ojos, ardor, etc.

Nos quiere decir que miremos las cosas espirituales y no solo las cosas terrenales.

1 Juan 2:11  Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.

Así como el colirio ayuda al enrojecimiento del ojo, nos quiere decir que no debemos andar con los ojos cegados, no debemos andar en tinieblas, debemos aprender a discernir cuando las cosas son de Dios y cuando no lo son, para no tropezar.

Versículo 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo.

Por eso cuando estemos pasando por alguna prueba o tribulación debemos fortalecernos porque Dios nos está poniendo a prueba que tan cristiano somos.

El enemigo va a intentar desmoralizarnos, que nos volvamos tibios, que ya no andemos en su obra, para que leer le biblia, para que meditar en ella, para que orar por la mañana, que todo nos sale mal, que pasamos por una mala racha, y que Dios no nos escucha.

Job pasó por muchas de estas situaciones, que ni parecidas en nada a lo que nos pueda estar pasando.

Lectura Inicial: Vers. 20
Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Este mensaje que hemos aprendido para llevarle esta palabra a no creyentes, a personas que no han aceptado a Jesucristo, se encuentra en el contexto de que es dirigido a cristianos tibios, a cristianos que por haberse enriquecido y ya no tienen necesidad ya no buscan de Jesucristo, de su palabra.

Promesa para los vencedores
Apocalipsis 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Esta promesa un nuestro Señor Jesucristo va dirigida a los que El les da el consejo:

Comprar oro, comprar vestiduras blancas, comprar colirio.

Que en sentido espiritual es:

a.- A los que adquieran fe y conocimiento de Jesucristo, aunque la fe debe ser probada como se prueba el oro

b.- A andar en santidad,  para no ser avergonzados en Su venida

c.- Para ver las cosas espirituales, para dar luz interior, para discernir si las cosas son o no de Dios.

Oremos
Te damos gracias Padre Santo, por esta palabras que nos mandas a que no seamos tibios.

Porque Tú prefieres que seamos o fríos o calientes porque a los tibios Tú los vomitas.

Te pedimos Señor, que Tu Espíritu Santo sea en cada uno de nosotros para seamos ese hombre y mujer nueva que Tu quieres que seamos.

Le abrimos la puerta de nuestro corazón a tu hijo Jesucristo, para que more en nosotros.

Ayúdanos Señor, a hacer tu voluntad, a aumentar nuestra fe, a crecer en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Ayúdanos a andar en santidad, para ser merecedores de andar con ropas de lino finísimo sin manchas ni arrugas.

Ayúdanos a ver mas allá de las cosas naturales, para tener discernimiento para saber que cosas provienen de Ti y que cosas no.

Te damos gracias por todo en el nombre Jesucristo tu hijo.

Amen0

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde