Salvos por gracia

Efesios 2:8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.

Esta mañana vamos a reflexionar sobre el tema de La Salvación, la cual según acabamos de leer, la recibimos por gracia por medio de la fe.

Dice esta palabra que no es por esfuerzo nuestro, que no es por nosotros, que Dios no nos salva por lo hayamos estudiado, por lo que seamos, no importa nuestro estrato social, nuestra cultura, idioma, nuestro físico, nuestro trabajo, etc. No es por eso que nos salva Dios, sino que nos salva porque es un “don” un “donativo” de el darnos la salvación.

Gracia=gratis, donación, regalía.

Dice la lectura que la salvación es por gracia=gratis, por medio de la fe no por obras para que nadie se gloríe.

Veamos un Ejemplo: Yo le digo al hermano José Andrés, que le regalo mi guitarra. Pero más tarde se me presenta alguna necesidad llego donde él y le digo que la guitarra que le regalé ya no va a ser tomada como regalo porque tengo problemas me la pague en US$100.

Inicialmente fue un regalo? Si.

Pero cuando yo le cobro la guitarra, ya dejó de ser un regalo.

Por otra parte si José Andrés sabe que le regalé la guitarra, entonces si yo decido cobrarlo el no debe pagarlo ya que fue un regalo
.
Pero este es un ejemplo en términos humanos, en el que vimos que el donador cambió de parecer.

Dios es fiel
Dios no cambia de parecer, porque dice la palabra que “ni es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta” Num 23:19


Veamos otra lectura en el libro de Romanos, sobre la gracia.

Romanos 11:5-6 Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia. 6 Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

En esta lectura vemos que se asemeja casi como un trabalenguas, o pueda ser que quizás tienda a confundirnos un poco, pero lo que nos dice esta palabra que la salvación es por gracia y no por obras, que si fuera por obras ya no sería por gracia.

En otras palabras que si creemos que la salvación fuera por obras, la gracia deja de ser gracia, o que el regalo de salvación deja de ser regalo.

Leamos otra lectura sobre la gracia y las obras de la ley.
Romanos 4:13-16 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe. 14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa. 15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. 16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros.

Cuando comparamos estas dos lecturas retomando el último comentario que hicimos que dice:

Que si creemos que la salvación fuera por obras, la gracia deja de ser gracia, o que el regalo de salvación deja de ser regalo.

Y como vemos que nadie puede ser justificado o declarado justo o ser salvo por la obras de la ley, estaríamos desperdiciando esta salvación que es un “regalo” de parte de Dios para nosotros para salvarnos del pecado, de los cuales las obras de la ley no nos pueden salvar.

La Salvación no es por obras
Gálatas 2:16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

La salvación es por gracia de Dios.

Vamos a ver en la Biblia, como Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo, interactúan para que nosotros alcancemos la salvación.

A.- Dios nos salva:
A través de:
1.- Su misericordia
Tito 3:5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

No por obras de justicia, no por nuestros méritos. Dios nos salva por su misericordia.

Misericordia: Viene del latin míser. Desdichado, miserable, miseria.
Capacidad de sentir la desdicha de los demás.

2.- Su gracia
Efesios 2:8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.

Esta es la lectura inicial, en donde partimos de que la salvación es por la gracia de Dios, que ya comentamos al inicio.

3.- Su Amor
Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Esta es otra característica de Dios, que por la frase “tal manera”, que significa que por el inmenso amor, que tiene al mundo nos dio a su hijo Jesucristo a morir por nuestros pecados.

B.- Cristo Salva
Mateo 1:21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Jesucristo nos salva a través de:
1.- Su vida y por su muerte
Romanos 5:10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

Cuando no conocíamos de Dios, fuimos reconciliados con Dios, por la muerte de Jesucristo, pero ahora que estamos reconciliados con Dios, obtenemos la salvación por la vida de nuestro Señor Jesucristo.

2.- Su nombre
Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Dios nos dejó a un salvador, a su hijo Jesucristo, y en ningún otro, en nadie, (ni imagen, ni santo, ni hombre), solamente en El, podemos ser salvos.

Ejemplo:
No podemos decir, que yo logré alcanzar la salvación gracias a que mi pastor, mi líder espiritual, me habló de Cristo, que sino hubiera así estaría camino al infierno.

No.

La salvación no es por nadie, ni por obras de la ley, ni por nosotros, ni por nuestro buen comportamiento, que porque ya no bebo, ya no fumo, ya no le pego a mi esposa ni a mis hijos, tenemos ganada la salvación.

No.

3.- Su sangre
Efesios 1:7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia

La sangre derramada por nuestro Señor Jesús es la que nos limpia de pecado.

Dice la palabra de Dios, que “sin derramamiento de sangre no hay remisión de pecados”. Hebreos 9.22

4.- Su resurrección
1Pedro 3:21 El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo

Como vimos hace unas semanas, el significado y representación del bautismo, donde semejamos la muerte, la sepultura y resurrección de Jesucristo, de esa misma forma por medio de la fe, que la resurrección de Jesucristo nos confirma que también nosotros seremos resucitados para salvación eterna.

Dice la palabra de Dios que si Jesucristo no resucitó vana es nuestra fe.

1 Corintios 15:17 y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.

Si no fuera por la resurrección de Jesucristo, estaríamos condenados en nuestros pecados, o en otras palabras no se habrían borrados nuestros pecados por Dios, lo que nos llevaría a la perdición y muerte eterna.

C.- El Espíritu Salva
1.- nos Justifica
1Corintios 6:11 Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

2.- por el evangelio
Romanos 1:16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

3.- por la palabra de Dios
Santiago 1:21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.

4.- Palabras del evangelio
Hechos 11:14 él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa.

Hechos 15:7 Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen.

El Espíritu Santo es responsable de que aprendamos toda la verdad

Que debemos hacer nosotros?

Nuestra fe debe ser activa, No Pasiva

1.- Buscar la salvación
Hechos 2:40 Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.

2.- Trabajar por nuestra propia salvación
Filipenses 2:12-13 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

3.- Seremos juzgados por lo que hayamos hecho
2 Corintios 5:10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

4.- Tener una fe activa, porque La fe sin obras es muerta
Santiago 2:14-20 Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15 Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16 y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. 18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

No descuidemos nuestra salvación
Hebreos 2:1-3 Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. 2 Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, 3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,

Que Dios les bendiga y los guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde