En defensa de la sana doctrina


1Pedro 3:14-15 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, 15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros.


Esta mañana vamos a reflexionar sobre el tema de defender la doctrina, el evangelio, la palabra de Dios, la leche no adulterada de Dios.

Apología (Del griego): Defender

De esta palabra se origina la Apologética, cuyo objetivo principal es la defensa de la fe por medio del razonamiento y las evidencias.

Cuando defendemos la fe, la doctrina sana de nuestro Señor Jesucristo, nos convertimos en apologistas.

Falsas doctrinas y falsos maestros
Judas 1:3-4 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. 4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Esta lectura nos manda nos exhorta a defender ardientemente la fe.

Nos indica incluso que algunos hombres se han metido de forma encubierta.

El mundo va a querer acabar o terminar con nuestra fe.



Por ejemplo
Que lo que estamos pidiendo no lo recibimos.

Que oramos y oramos y nada

Que aún el trabajo o la beca que espero no la he recibido.

Incluso podemos tener problemas entre nuestra propia familia.

El diablo de forma astuta va a querer que cualquier cosa que nos salga mal sea para alejarnos de Dios.

Por eso en la mayoría de los casos, a Dios solo lo buscamos cuando estamos mal, ya sea con problemas familiares, económicos, enfermedades, etc.

Hay un dicho que dice es tan pobre que tiene mucho dinero.

Y es que el dinero, ya vimos que es una forma que nos puede apartar de Dios.

Confesión positiva (Confesar para recibir)
Hoy nos vamos a referir lo que está muy de moda en muchas iglesias, y se llama la confesión positiva.

Es una doctrina atractiva, o mejor dicho muy atractiva, pero no bíblica del todo.

Ejemplo:
Si alguien dice: “Tengo un dolor de muelas que me está matando.”, se cree que en efecto ese dolor lo va a matar.

Pero si en lugar de eso dice: No tengo dolor de muelas y como por arte de magia se quita.

O querer tener un carro nuevo, una casa nueva, de tal color en tal lugar, etc.

Y entonces por las fuerzas que tienen mis palabras, nuestro Señor Jesucristo, nos atiende de forma inmediata a nuestras peticiones.

Hay lecturas relacionadas para confesar, y es muy importante confesarla con nuestros labios, pero de lo que se trata es de confesar el señorío de Jesucristo y de su obra, para la salvación nuestra.

Romanos 10:9  que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

1Reyes 8:35  Si el cielo se cerrare y no lloviere, por haber ellos pecado contra ti, y te rogaren en este lugar y confesaren tu nombre, y se volvieren del pecado, cuando los afligieres,

2Crónicas 6:24  Si tu pueblo Israel fuere derrotado delante del enemigo por haber prevaricado contra ti, y se convirtiere, y confesare tu nombre, y rogare delante de ti en esta casa, 

Mateo 10:32 A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.

Es otra clase de confesión en la Biblia, confesar a Jesucristo como nuestro Señor y la confesión de pecados para alcanzar salvación.

La palabra tiene poder:
Deuteronomio 30:14  Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.

Esto está mal interpretado, a tal punto que se enseña que lo que digamos tiene poder, y esto está totalmente alejado de la Biblia.

Nuestra palabra no tiene ningún poder.

La única palabra que tiene poder es la palabra de Dios, la palabra de Jesucristo.

La palabra de Dios está cerca de ti, debe estar en nuestra boca para cumplirla.

Veamos algunos casos del poder de la palabra

Cuando Judas entregó a Jesús
Juan 18:4-6 Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis? 5 Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les dijo: Yo soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba. 6 Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra. 

Cuando Jesús calma la tormenta y al mar
Mateo 8:23 Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron. 24 Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. 25 Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos, que perecemos! 26 El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. 27 Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen? 

Las cosas inanimadas obedecen a la palabra de Dios.!

No es nuestra palabra la que tiene poder, es Su palabra la que tiene poder.

En una ocasión me encontré con una señora que me iba a decir algo, pero se contuvo, porque dice que todo lo que ella dice se cumple.

Yo le iba a contestar y todo lo que yo reprendo no se cumple.

Es un simple juego de palabras:

Confesar, Declarar, Reprender.

El peligro de la confesión positiva
Es que no se está confiando en la voluntad de Dios para tu vida, solo estás pidiendo lo que te interesa a nivel personal, pero quizás esa no sea la voluntad de Dios.

Y el que confiesa de forma positiva, no tiene religión ni doctrina, puede ser católico, evangélico, ateo, mormón, testigo de jehová, etc.

Las charlas de confesión positiva no necesita de conocer de la Biblia, basta con ser un gran motivador de personas para que todas crean lo que estás diciendo.

De ahí proviene la frase: reprender

Si alguien dice algo que no te gusta para tu vida, le responde yo reprendo esa palabra en mi vida.

Veamos un poco más de esta doctrina.

La doctrina de confesión positiva, se apoya en la creencia o la confianza en lo que alguien dice, dándole una especie de poder en lo que hablamos.

En otras palabras, como que si lo que hablamos tiene poder por nosotros mismos con solo decirlo, sin importar o independiente de la voluntad de Dios al respecto.

Como que si las palabras que digo, pone en funcionamiento la voluntad de Dios, como que nuestras palabras hacen que Dios actúe.

Cuando es al contrario, es Dios que hace su voluntad en nosotros.

Lo decimos en la oración al Padre Nuestro.

“Venga tu Reino. Hágase Tu voluntad, como en el cielo así en la tierra”

Cuando creemos que nuestras palabras tienen poder, estamos diciéndole a Dios que se haga nuestra voluntad aquí en la tierra.

Pasamos a ser autosuficientes.

Ya no somos el barro
Ya no somos el barro y Dios el alfarero, nos hacen creer que somos o podemos ser como el alfarero

Jeremías 18:1-6 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: 2 Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. 3 Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. 4 Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla. 5 Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 6 ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel. 

Ya podemos hacerlo todo solo con solo declararlo.

Otros efectos de la confesión positiva:
Desconocer o ignorar lo que nos duele o nos molesta.

Si estamos enfermos no debemos decir que estamos enfermos.

Si tenemos un gran problema económico no debemos mencionarlos.

Esta misma doctrina de confesión positiva, ya no permite que estemos de rodillas suplicando, o pidiendo el favor o misericordia de Dios, porque solo basta con confesarlo o declararlo positivamente para obtener lo que nos venga a nuestra mente o nuestro corazón.

Ya no se debe temer por nada, porque solo basta con declararlo.

En televisión se ven programas donde la gente llama por teléfono por alguna oración.  Entonces el (o la) que está a cargo del programa agarra los papeles y empieza a mencionar el nombre de la persona y su problema, y a cada uno de ellos dice: Yo declaro que tu trabajo ya está en dado, declaro que no se va a romper tu matrimonio, declaro que la casa que estás pidiendo ya la vas a tener, etc.

A todos les declara lo que están pidiendo !!!!

Y luego te dice corre al teléfono y haz un pacto con Dios para que se cumpla lo que le has pedido.

Son negociantes de la fe.

Mercaderes de la fe.

Si así fuera ya no habría pobreza en Nicaragua, ni en el mundo donde se predica esta doctrina, porque solo basta que lo declare alguien y ya está.

Vayamos a la Biblia
Hubo en la tierra varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Saben quien es?

Job.

Job siendo perfecto, recto, temeroso de Dios y apartado del mal, decía:

Job 3:25  Porque el temor que me espantaba me ha venido, Y me ha acontecido lo que yo temía.

Será que a Job le faltó conocer la doctrina de confesión positiva?

No.

Incluso Job decía:

Job 2:10 …¿Recibiremos de Dios el bien, y no el mal?

Cuando alguien dice que nunca ha tenido problemas es porque aún no ha sido probado.

Dios es soberano y Todopoderoso
El hace que haga calor o frio.

El hace que pasemos por lluvia fuerte o sequías.

Que tengamos lo suficiente o pasemos por hambre.

Que tengamos solvencia o problemas económicos.

Nos da prosperidad o nos da pobreza.

Dios da y quita.
Job 1:21  y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

Deuteronomio 32:39  Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano.  

Job 5:17-18 He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso. 18 Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; 
 El hiere, y sus manos curan. 

1Samuel 2:6  Jehová mata, y él da vida; El hace descender al Seol, y hace subir.  

Lamentaciones 3:31-33 Porque el Señor no desecha para siempre; 32 Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias; 33 Porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres.

Analicemos las siguientes preguntas:
Podemos desear tener algunas cosas?

Podemos esperar tener mejor bienestar?

Podemos esperar por algún milagro?

Podemos orar por lo que nos haga falta?

Claro que Si !!

Y es a Dios quien debemos pedirlo en el nombre de Jesucristo.

Pero nunca pensar que nuestra palabra con solo pronunciar lo que queramos lo vamos a obtener.

Cuando creemos que nuestra palabra o lo que confesemos tiene poder, entonces estamos compartiendo la gloria de Dios.

Y Dios no comparte su gloria con nadie.

Judas 1:22-23 A algunos que dudan, convencedlos. 23 A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne. 

Sobre los falsos profetas y falsas doctrinas
2Pedro 2:1-3 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

Un pastor muy conocido por su música, dijo en una conferencia para líderes que él le decía a sus hijos que iban a ser millonarios cuando fueran grandes.  Y al poco tiempo los hijos cuando platicaban con él en su Suburban, le decían: papá cuando yo tenga mis millones voy a hacer tal y cual cosa.  Y el dice. Ves. Mis hijos lo creyeron.  Y dice al final, a los líderes, así debes hacer tú en tu iglesia, hazle creer en tu iglesia a todos de sus sueños y se la creerán.

Debemos estar alerta cuando nos digan que viene fulano, o sutano, que dice que es profeta, apóstol, que vienen con una unción fresca y palabra profética para nuestro país.

El único ungido es nuestro Señor Jesucristo.

Lucas 2:26  Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor. 

Si estos nuevos apóstoles o profetas, se hacen llamar ungidos, deberíamos de llamarles “Cristos”, también por Jesucristo es el único ungido.

Nada que Unción fresca, Que Ungidos del Señor, etc.

Esos son lobos con piel de oveja.

Todos los llamados "profetas" o "apóstol", que han venido a Nicaragua, solo profetizan que este es el año para Nicaragua, que la prosperidad es en este año (cuando vienen a inicios de año), o te dicen que en los días que faltan del año viene la prosperidad (cuando vienen a finales del año), y así muchos de profeta en profeta, de apóstol en apóstol en lugar de ir de gloria en gloria tomados de Jesucristo.

Mateo 24:24  Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. 

Cuando los escogidos por Dios, creen a doctrinas de hombres y luego ven con desilusión que todo lo que les dijeron no se cumple, se desmotivan, se retiran de la iglesia, se van frustrados al no ver cumplidas sus necesidades, se retiran de Dios no quieren saber más de El, debido a las falsas doctrinas aprendidas.

Porqué algunos se retiran de las iglesias?

Pueden ser varias las causas:

1.- Conversión sin arrepentimiento (Emoción)

2.- Evangelio sin Jesucristo (Prosperidad, Poder en tu palabra)

3.- Doctrina de hombres (falsos profetas y apóstoles ungidos)

Algunos siguen a estos falsos profetas porque no leen, no llegan a conocer la verdad, que es Jesucristo.  Por eso quedan atrapados con esos falsos apóstoles, mientras no lean, escudriñen, mediten y cumplan, la palabra de Dios.

Otras personas ya no leen, la Biblia, sino solo se instruyen de los libros escritos por estos nuevos "ungidos", "elegidos", "profetas" y "apóstoles".

Juan 8:32 “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.”

Debemos pedirle a Dios discernimiento, para saber quien trae o no la doctrina sana, sabiduría para escudriñar en la Biblia, y tener mayor conocimiento de Jesucristo nuestro Salvador.

Que Dios te bendiga y te guarde.



0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde