Para que tengan temor

Hechos 19:17-18 Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Efeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús. 18 Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos.

Esta lectura se encuentra relacionada sobre unos hombres que querían sacar espíritus malignos como veían que hacían los discípulos y observamos que al intentar expulsar a un espíritu malo, diciendo: (en el verso 13) en el nombre de Jesús, que dice Pablo.

Porque ellos no conocían a Jesucristo, solo miraban lo que se podía hacer cuando mencionan su nombre.

El espíritu malo les dice:

Hechos 19:15-16 Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois? 16 Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos. , pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos. 

Esto fue para que tuvieran temor, cuando utilizaran el nombre de Jesús.

Vamos a leer en la Biblia otro caso, Pablo reprende a Pedro delante de todos
Se menciona en esta lectura que en cierto tiempo Pedro estaba casi volviendo a las costumbres judías y estaba procurando que los nuevos convertidos tuvieran prácticas judías.

Pedro estaba queriendo volver a los rudimentos de la ley.

Gálatas 2:14  Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar? 

Pablo reprende a Pedro, delante de todos para que no se desviara de la doctrina de Jesucristo.

Para que tuvieran temor.

Esta frase temor no significar tenerle miedo a Dios.



No.

Significa honrarlo, obedecerlo, vivir en santidad. Alejados del mundo y sus deseos.

Es vivir en temor, para no apartarnos de la sana doctrina de Jesucristo.

Para que todos supieran que ya no estamos bajo la ley si no bajo la gracia.

Gálatas 2:18-21 Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago. 19 Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. 20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 21 No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.

Este era un tema muy importante, ya que vemos que si por la ley pudiéramos ser justificados entonces (como decimos en Nicaragua) "en balde" o para nada fue la muerte de Cristo.

Por eso Pablo reprende duramente a Pedro delante de todos.

Y esto es una enseñanza para todos nosotros.

Analicemos este contexto:

Verso 18
Si ya la ley fue anulada y volvemos a la ley, nos hacemos transgresor de la ley

Verso19
Porque ya hemos muerto para la ley, para vivir para Dios.

Verso 20
Ya no vivo yo, Cristo vive en mí.

Verso 21
Si la justicia fuera por la ley de Moisés, para nada murió Cristo.

Para que tuvieran temor a Dios 
En el AT, vamos a leer una lectura en donde vamos a observar el verdadero significado de tener temor de Dios.

1.- Si buscan y sirven dioses ajenos
Deuteronomio 13:6-11  Si te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, tu hija, tu mujer o tu amigo íntimo, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis, 7 de los dioses de los pueblos que están en vuestros alrededores, cerca de ti o lejos de ti, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo de ella; 8 no consentirás con él, ni le prestarás oído; ni tu ojo le compadecerá, ni le tendrás misericordia, ni lo encubrirás, 9 sino que lo matarás; tu mano se alzará primero sobre él para matarle, y después la mano de todo el pueblo. 10 Le apedrearás hasta que muera, por cuanto procuró apartarte de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; 11 para que todo Israel oiga, y tema, y no vuelva a hacer en medio de ti cosa semejante a esta. 

Es impresionante lo que decía la ley.

Se refiere a un hermano, a un hijo/a, mujer o amigo íntimo.

Cuando ellos le dijeran vamos a  ver o participar, en algo que no era de Dios.

Dice la Biblia (Verso 8)
No  vayas con el
No le prestes oído.
No se compadezca tu ojo
No tengas misericordia de el
No lo encubras

Y dice en el (verso 9)
Sino que lo matarás, y lo apedrearás hasta que muera.

Así de dura era la ley.

Ya no estamos bajo la ley, estamos bajo la gracia.

Pero notamos en esta lectura que dice en el Verso 11:

Para que todo Israel oiga y tema y no vuelva a hacer semejante cosa.

Eso nos debe quedar a nosotros como ejemplo:

Para que tengamos temor
Para No buscar otros dioses.

Sabemos que nadie va a apedrear a algún familiar si le dicen que busquen a otros dioses.

Vero que de forma similar del que muere apedreado será similar al que no conoce de Dios, cuyo resultado final será la muerte eterna, apartado de la gloria de Dios.

2.- Corrección de los hijos bajo la Ley
Vamos a leer en la Biblia, de que también, que otra cosa que Dios tenía contemplada en la Ley, era la obediencia del hijo a sus padres.

Si un hijo era falso, desobediente o rebelde, se le aplicaba un castigo tan fuerte que sirviera para ejemplo para que otros no hicieran lo mismo.

Porque les iba a tocar el mismo fin.

Deuteronomio 21:18-21 Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere; 19 entonces lo tomarán su padre y su madre, y lo sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar donde viva; 20 y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho. 21Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá, y temerá. 

Contumaz: desleal, falso, indómito

Es una medida para nuestros días casi increíble.

Dice la lectura que el primer paso era castigarlo para corregirlo, pero si no obedecía lo llevaban a los ancianos de la ciudad, donde era apedreado hasta morir, para que sirviera de lección para los demás.

Verso 21
Quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel temerá.

Gracias a Dios ya no se aplica esto.

Porque estamos bajo la gracia y no bajo la ley.

3.- Mentirle a Dios.
Hechos 5:1-5 Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una heredad, 2 y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles. 3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? 4 Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios. 5 Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron.

Ya en esta lectura estamos ya bajo la gracia, no bajo la ley.

En esta lectura vemos que Ananías y su mujer podían haber dado lo que quisieran de la venta del terreno/casa.

Podían solo haber dicho, traje esta cantidad.

Pero ellos mintieron, ocultaron el precio original del terreno pero el Espíritu Santo, que escudriña todo, le avisa a Pedro que estaban mintiendo.

En el Verso 5, cuando Pedro amonesta a Ananías, dice la Biblia, que al oír las palabras de Pedro, cayó muerto.

Y dice el mismo verso 5, que era para tuvieran temor, sobre todos lo que oyeron.

Igual suerte le pasó a Safira:

Hechos 5:7-11 Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, no sabiendo lo que había acontecido. 8 Entonces Pedro le dijo: Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad? Y ella dijo: Sí, en tanto. 9 Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti. 10 Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido. 11 Y vino gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas.

Verso 11
Dice que vino un gran temor sobre toda la iglesia y los que oyeron todas las cosas.

En Resumen hemos visto 3 casos:
1.- buscar y servir otros dioses ajenos
2.- hijos desobedientes
3.- mentirle a Dios.

Que pasa actualmente?

Sobre las Falsas creencias
Cuando alguien nos invita a ir a una reunión de una secta, o Budista, Musulmana, Santería, etc. Qué hacemos?

NO lo apedreamos hasta morir.

Si no tenemos bien firme nuestra creencia podemos caer atrapados en esa creencia.

Incluso podemos decir que estuvo bien, o que estamos confundidos, que no hayamos en quien creer, etc.

Hijos desobedientes
Existen miles de  hogares donde hay hijos desobedientes, glotones, y borrachos.

Que hacen sus padres?

No lo apedrean hasta morir.

Si estuviera vigente la ley de Moisés, no existirían hijos rebeldes, ni glotones ni borrachos.

Si los padres conocen de Jesucristo, y sabiendo que estamos bajo la gracia, y los hijos son rebeldes, glotones y borrachos, lo tienen que hacer es orar.

Es mostrar con su ejemplo, sin hablar, para que el Espíritu Santo, haga el cambio en ese hijo.

Mentirle a Dios
De igual forma cuando actualmente alguien le miente a Dios, ya no muere con solamente oír la palabra de Dios.

Alguien puede vender un objeto por ejemplo en 2,000.00 y decir a la iglesia que trae 1,000.00 y no pasa nada. No se muere, aunque le mintió a Dios.

Ni esa persona sabiendo que le está mintiendo a Dios, no tiene temor de que le pase algo.

Y hay muchas formas que tenemos que le mentimos a Dios, no solo es con dinero con ofrendas.

Mentimos a Dios con nuestras promesas:

Si Dios quiere hago tal cosa....

No me refiero a promesas a santos ni a ídolos.

Me refiero a promesas de cambio de vida, promesas de transformación.

Por ejemplo
Si Dios no dice que debemos perdonar a los que hemos ofendido y no lo hacemos, actuamos como hijos desobedientes.

Actualmente ya no hay temor de Dios

Existen tantos Profetas mentirosos 
Deuteronomio 18:20 Pero el profeta que hable con presunción en mi nombre una palabra que yo no le haya mandado hablar, o que hable en el nombre de otros dioses, ese profeta morirá.

Actualmente conocemos a muchos llamados "profetas" o “apóstoles” que sólo dicen a las personas lo que ellas quieren oír. Y la mayoría de las veces no viene de Dios.

Pero ellos no tienen temor de que Dios dijo que tal profeta morirá. Aunque ahora sabemos de que muerte se refiere: la muerte eterna.

Ejemplo en Nosotros mismos
Antes sin conocer de Dios, existía un temor de las cosas que nos causaban miedo.

Correr en viernes santo, Subir a un árbol, escupir el suelo, comer carne.

Los viernes santo es común mucha gente anda en el mar celebrando la semana santa y solo vienen a León por las noches para ir a la procesión del santo entierro.  Y el sábado de vuelta al mar o la misma noche del viernes.

Antes había temor al diablo, a los cuentos o películas de terror, de exorcismos, etc.
Ahora los niños pequeños que tienen acceso a ver estas cosas, se ríen, no les causa miedo ningunas de estas escenas de terror.

Debemos tener temor de Dios
Proverbios 9:10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

Este el verdadero significado de la sabiduría: El tener temer de Dios.

Debemos estar a diario listos, porque no sabemos cuando será la venida de Nuestro Señor Jesucristo por su Iglesia.

Debemos estar vigilantes, preparados para esta venida.

Filipenses 2:12  Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 

Nuestro rumbo debe ser el de proseguir hasta la meta, como es alcanzar la salvación.

En la biblia nos dice que todo el Antiguo Testamento es para nuestra enseñanza

Romanos 15:4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Es para no repetir los errores que vivieron nuestros antepasados.

No es imitar las cosas que se hicieron o estaban escritas en la ley. Porque no estamos bajo la ley sino bajo la gracia.

Es para que vivamos con sabiduría, teniendo temor de Dios.

Que Dios te bendiga y te guarde

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde