El Cristiano: Una vida de oración

Filipenses 4:6-7 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”

Vamos a ver esta mañana, el significado de una vida de oracion.

Cuando hacemos una oracion lo que practicamente hacemos es estableciendo una comunicacion con Dios.

Y como en toda conversación, lo que hacemos es hablar con El, con voz audible, aunque puede ser que en otras ocasiones lo hagamos solo en nuestra mente.

Esta lectura nos dice que cuando hacemos a Dios todas nuestras peticiones y ruegos. que debemos hacerlo con acción de gracias.

En otras traducciones de la biblia en este versículo, en lugar de acción de gracias, dice dándole gracias.

En el versículo 7, lo que nos dice es que, atraves de la oración, lo que hacemos es depositar toda nuestra confianza en Cristo en lugar de afanarnos o angustiarnos por nuestros problemas, el resultado de esto será que experimentarmos la paz de Dios que nos librará de los problemas que nos causen ansiedad.

Si la oración, en relación a establecer una comunicación es como cuando estamos conversando con un amigo.



En primer lugar tendriamos que iniciar con un saludo.

Si tenemos problemas de salud y visitamos a un médico, suponiendo que no nos va cobrar la consulta, llegamos a su casa con una sonrisa. Cuando nos abre la puerta, que le decimos? Buenos Días/Tardes/Noches, como está etc.

No llegamos reclamando que nos dé el medicamento y que cuanto nos cobra para sanarnos lo más rápido posible.

Si el que nos va a atender es un mecánico/pintor/carpintero que nos va a cobra lo que nos diga nuestra conciencia. Cuando llega a la cas, le decimos pase adelante, como ha estado, etc.

Pero en este caso como la oración es dirigida a Dios, además del saludo inicial, debemos alabarlo por sus maravillas, por sus misericordias con nosotros, debemos santificar su nombre.

Dios sabe nuestras necesidades, pero el quiere que lo tengamos como numero uno en nuestras vidas, y cuando comenzamos a confiar en El, desea que se lo pidamos, reconociendo su señorio.

Mateo 6:7-8 “Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.”

Porqué lo hizo Dios asi?
Para que nosotros sepamos que El es suficiente para todas nuestras necesidades.

En algunos de los casos, por no decir en la mayoria de ellos, Dios va a permitir que las necesidades y problemas lleguen a nuestras vidas para que nos acerquemos a El.

Porque de parte del ser humano, nadie busca a Dios, hasta que lo necesitamos en nuestra vidas.

El rey David, supo de esto cuando pasó por necesidades, vamos a revisar en los salmos que Dios le dice: Cuando tengas angustia me invocarás, yo te libraré y tú me vas a honrar.

Salmos 50:15 “E invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás.”

En muchos casos, por no decir que en la mayoria, cuando una persona no conoce de Dios, anda como decimos nosotros en la calle ancha, sin temor de Dios. No sabe uno nada del temor de Dios, de honrar a sus padres, amar a su pareja, educar a sus hijos, etc

En esa etapa por no conocer de Dios, en la mayoria de las veces tomamos decisiones equivocadas que nos llevan a vicios, adicciones, drogas, embarazos no deseados, matrimonios con prisa, deudas, en fin, llegamos a un punto que creemos que somos autosuficientes y en ocasiones cuando alguien nos hablaba de Dios, creiamos que no era para nosotros.

Y eso ya Dios lo tenía pensado, que es lo que íbamos a hacer los seres humanos.

Apocalipsis 3:17 “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.”


En esta etapa es cuando creemos que nada nos hace falta, estamos en la cima de nuestra carrera, de nuestro negocio, todo nos va bien económicamente, cuando en realidad nos hace falta Dios en nuestras vidas. Estamos viviendo un vacío que lo llenamos con cualquier cosa menos con la presencia de Dios en nuestra vidas.

En la oración cuando conversamos con Dios, le pedimos por nuestra familia, tanto por la familia natural como por la nueva familia de la Iglesia, contándole, de sus problemas, necesidades, enfermedades o sufrimientos.

No importa que jestas personas esten orando tambien a Dios o bien que no lo hagan, nosotros debemos orar de todas formas por ellos.

Platicarle a Dios de su situacion, incluyendo nombres o parentezco, para que en el tiempo de Dios que El estime conveniente ‑asi como del arrepentimiento y conversion de la persona por la que estamos pidiendo‑, Dios le de su respuesta.

Podemos pedirle a Dios que sane corazones, restaure familias de todo tipo de problemas que enfrenten.

Que los toque, que los visite ya sea por sueños o visiones, que los llame a sus pies.

Esto hacia el Apóstol Pablo por todos los hermanos de la iglesia.

Romanos 1:8-9 “Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo. 9 Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones,”

Vemos en esta lectura que el Apóstol Pablo dice: Primero le doy gracias a “mi” Dios. De igual forma debemos pedirle a Dios como “nuestro” Dios.

Luego vemos que dice “que sin cesar hace mención de vosotros siempre en sus oraciones”. En otras palabras cuando dice hacer mención es porque en su oración dice en voz audible por ejemplo: te pido por Juan por su enfermedad, por la Lupe por sus estudios, la María porque encuentre trabajo, etc.

Es tan importante orar unos por otros, que vamos a ver que para el profeta Samuel, el consideraba un pecado contra Dios dejaba de orar por otras personas.

1Samuel 12:23 “Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto.”

Vemos en la lectura inicial, que primero dice que le digamos todas nuestras peticiones y ruego con accion de gracias, o sea que le demos gracias por estar pasando por esas dificultades. Que fue la forma que el utilizó para que lo buscaramos. (Pareciera que sólo así podíamos llegar a sus pies)

Debemos ser constantes en la oración
Ya vimos en las últimas dos lecturas que dicen: “sin cesar hago mención de ustedes en mis oraciones”, y en la siguiente lectura dice que se siente en pecado si deja de orar por los otros.

Lo que nos indica que debemos ser constantes en la oración. En otras palabras orar de una orma consistente.

Por Ejemplo: El lunes oramos porque nuestros hijos que van a exámenes, dentro de un mes salgan bien, oramos por la mejoría de la salud de Dn Pedro. El martes oramos porque nuestros hijos tengan unas vacaciones merecidas por su estudio, oramos porque consiga trabaja el hermano Luis. El miércoles oramos porque nuestros hijos escojan una buena carrera, y oramos porque consiga casa la hermana Luisa.

Eso no es un tipo de oración constante. No.

Debemos de perserverar orando hasta que lo que pedimos por una persona Dios le dé su respuesta, pero conforme a la voluntad de Dios.

Por Ejemplo: tampoco vamos a orar insistentemente que Dios le quite el trabajo el hermano Pedro para que se lo dé al hermano Eduardo.

O que Dios termine el noviazdo de tal pareja porque ese muchacho me cae bien para novio de tal persona. NO.

Porque no estamos pidiendo conforme la voluntad de Dios, sino conforme nuestra voluntad que queremos que se cumpla.

Vamos a ver en la Biblia, que nos indica que debemos de orar de una forma constante.

1Tesalonicenses 5:17-18 “Orad sin cesar. 18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.”

Esta lectura nos dice que además de ser constante en nuestra oración, que debemos de dar gracias no solo por las cosas buenas que nos pasan sino también por las que no nos agradan cuyo tiempo lo sentimos de larga duración.

Vamos a ver en le Biblia un ejemplo de insistencia en relación a la oración en la que nuestro Señor Jesús nos dejó:

Lucas 18:1-7 “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, 2 diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. 3 Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. 4 Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, 5 sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. 6 Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. 7 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche a ser ? ¿Se tardará en responderles?”

Lo que nos indica que Dios hará justicia a sus escogidos, que dice: que claman de día y de noche. En otras palabras los que no se cansan de orar siempre.

Dios nos va a responder siempre nuestras oraciones, en algunos casos va ser SI, en otras Un poco más tarde, o quizás la respuesta sea No, porque nos conviene.

Estorbos en la oración

Dios no va escuchar nuestra oración en los siguientes casos:

1.- Cuando andamos en una vida de pecado
Salmos 66:17-20 “A él clamé con mi boca, Y fue exaltado con mi lengua. 18 Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado. 19 Mas ciertamente me escuchó Dios; Atendió a la voz de mi súplica. 20 Bendito sea Dios, Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.”

2.- Cuando no somos capaces de perdonar
Mateo 6:14-15 “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”

3.- Cuando el marido no trata bien a su esposa.
1 Pedro 3:7 “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”

4.- Cuando le pedimos para cosas sin sentido o cosas egoístas
Santiago 4:3 “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.”

5.- Cuando somos insensibles a la palabra
Proverbios 28:9 “El que aparta su oído para no oír la ley, Su oración también es abominable.”

Dios nos dice le debemos pedir por nuestras necesidades
En la conversación u oración con Dios el nos dejó establecido para que le pidamos tanto por nuestras necesidades, entre ellas, las necesidades básicas como el alimento.

Mateo 6:11 “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.”

También podemos pedir oración por nosotros.
El apóstol Pablo pidió que oraran por ellos a los otros hermanos cristianos.

Hebreos 13:18 “Orad por nosotros; pues confiamos en que tenemos buena conciencia, deseando conducirnos bien en todo.”

De igual forma lo vamos a ver en el libro de Romanos

Romanos 15:30 “Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios,”

Porque el apóstol Pablo conocía del poder de la oración. Porque sabía que con la oración se podían alcanzar muchos logros.

Santiago 5:13-16 “¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. 14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. 15“Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. 16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”

Esta es una de las armas del cristiano, la oración de unos por otros en acción de gracias a Dios.

Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde