El amor



Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 

Esta mañana vamos a reflexionar sobre el amor, el impacto cuando estamos en el noviazgo o cuando estamos casados.

Significado del amor: sentimiento relacionado con el afecto y el apego que produce una serie de actitudes, emociones y experiencias.

Es el afecto intenso que se tiene hacia una persona, animal o cosa.

Se relaciona también con la virtud, que representa afecto, bondad y la compasión del ser humano.

Por lo general lo simbolizan con un corazón o con cupido.

Quien es cupido?

En la mitología romana, es el dios del deseo amoroso, hijo de Venus la diosa del amor, la belleza y la fertilidad y de Marte el dios de la guerra.  Se representa como un niño alado con arco, flechas y aljaba.

Y así se acostumbra decir, los flechó cupido.

Y se acostumbra regalar y adornar los centros comerciales en ocasión del día de los enamorados.

Tanto ha penetrado el mundo en nuestros sentimientos, y luego en nuestra forma de pensar que creemos que lo oímos o vemos es la realidad aunque esto esté en contra de lo que dice la Biblia.

Existen actualmente, canciones o videos muy de moda, sobre la traición, engaño, infidelidad, divorcio o separación, amor no correspondido, etc.  Que tergiversan el significado del amor.

Muchas veces hay parejas que se casan y en lugar de tener amor, lo que sienten es emoción, o deseos, lo que luego al pasar de los años puede dar da paso a la separación, si no conocen a Jesucristo.

Esta mañana vamos a utilizar unas canciones que se cantan en el mundo sobre el amor, no con el fin de hacer propagande ni mucho menos considerar que el mundo ha entrado a la iglesia.

Sino con el fin de que notemos la influencia que el mundo a través de Radio, Tv, etc, y todos los medios posibles, que puede influir en nuestra forma de pensar sino tenemos a la palabra de Dios como nuestra única fuente y respuesta a nuestras preguntas.

Dice una canción sobre el amor:
El amor es un acto de fe que huele a mentira
Baila al son que le toquen sea Dios o el demonio
El amor es un ingrato que te eleva por un rato y te desploma porque si
El amor son dos en uno y al final no son ninguno y se acostumbran a mentir

Pero esto es resultado de lo que el mundo quiere que aprendamos lo que significa el amor.

En a lectura inicial, muchos nos sabemos lo que dice el verso 16, sobre el gran amor porque dice “de tal manera”, amó Dios al mundo dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 

Todos nos sabemos este verso, pero lo que sigue en la concordancia es de mucha importancia.  En donde vamos a ver que lo que menciona "de tal manera", indica el inmenso amor que Dio tiene para con nosotros.

Juan 3:17-21 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. 19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. 20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. 21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. 

Nos dice esta otra parte de la lectura inicial Dios nos ofrece a todos la salvación, pero el que ya ha sido condenado.

La condenación es esta: Jesucristo que es la luz, vino al mundo y los hombres amaron más las tinieblas que la luz.

Dios ama al mundo

Ha dado a su hijo para salvación

Los que no creen aman las tinieblas

Todo el que hace lo malo aborrece a la luz.

Dios es amor
1 Juan 4:7-8 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

Por eso nosotros tenemos que saber qué es amar.

Si no reflejamos el amor de Dios en nuestras vidas, a nuestros esposo/as, a nuestros hijos, a los hermanos en la fe, no estamos mostrando que Dios “vive” o “mora” en nosotros.

Si Dios es amor, y nosotros somos sus hijos tenemos que mostrar esta parte de su carácter.

Así como Dios es santo, y nosotros sus hijos tenemos que mostrar también esta otra parte de su carácter.

Pero no se refiere al amor carnal, al amor pasional, se refiere al amor que Dios pone en nuestros corazones.

Pero no es por medio de nuestros sentimientos o pensamientos que vamos a saber o conocer del amor de Dios.

El Espíritu Santo es quien nos guía
El leer la Biblia sin haber aceptado Jesucristo o sin pedirle al Espíritu Santo sabiduría, servirá solamente a conocer la parte histórica literal de la Biblia.

De igual forma para poder tener o conocer el amor de Dios, (que no tiene que ver con la prosperidad o el nivel social), debe ser por medio del Espíritu Santo.

Nuestra mente y nuestro corazón son engañosos:
Jeremías 17:9-10 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. 

Cuando nosotros confiamos en nuestra mente o nuestros pensamientos, o aún creamos en nuestro corazón, estamos actuando conforme nuestra voluntad y no la voluntad de Dios.

1Corintios 2:10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Esta es la llave.

Todo lo que necesitamos es ser guiados por el Espíritu de Dios.

Sigamos con la lectura
1Corintios 2:11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

Lo que nos dice, que nuestro espíritu es quien sabe las cosas de cada uno de nosotros.  

No es nuestra mente, nuestros pensamientos.

De manera que para pedirle a Dios de su amor, Dios nos revela su amor por medio de Su Espíritu a nuestro espíritu, y luego de nuestro espíritu a nuestra mente y de nuestra mente a nuestro corazón.

Cuando actuamos al contrario no estamos de acuerdo a la voluntad de Dios.

No podemos actuar ni confiar en nuestra mente y en nuestros sentimientos.

Son engañosos y perversos.

Cuando actuamos en conformidad a nuestra mente y nuestros sentimientos, y estos están en contra de la Biblia, estamos actuando en contra de la voluntad de Dios.

Dice otra canción sobre el amor
Porque el sentimiento es humo y ceniza la palabra el amor acaba.
Porque corazón de darse llega un día que se parte, el amor acaba
Porque se vuelven cadenas los que fueron cintas blancas, el amor acaba.
Porque llega a ser rutina la caricia mas divina, el amor acaba.
Porque el tiempo tienen grietas, porque grietas tiene el alma, porque nada es para siempre, porque hasta la belleza cansa, el amor acaba.

Y los que conocemos esta canción posiblemente pensamos o estamos de acuerdo con el sentido de la canción, pero este es el engaño del mundo, en donde quieren distorsionar el significado el amor.
Pero eso es lo que maligno ha hecho, no solo en canciones, videos, novelas, películas, y los resultados los vemos en tantas separaciones y casamientos de muchos artistas tanto de cine como de televisión.

Porque ellos están de acuerdo así como dice la canción, el amor acaba.

Ejemplos:
Una pareja se casa pero no tienen a Jesucristo en sus vidas, a los años como nos ocurrió a mi esposa a mí, empiezan los pleitos las discusiones, engaños, infidelidades, alcoholismo, vida nocturna, hasta llegar al punto de tener un matrimonio solo de nombre, en muchos casos llegan a la separación con hijos sin hogar estable, etc.

El amor no es un sentimiento.

Pero eso es lo que aprendimos, eso es lo que nos enseñó el mundo.

El amor entre las parejas es una prioridad para Dios.

El amor es una decisión.

Y es decisión de hombres. Y de hombre muy hombres.

Así como de mujeres y mujeres muy mujeres.

Ejemplo: Dice un joven casado:
Es que yo siento que ya no amo a mi esposa. O me siento atraído por otra persona.

Y no es que le juró amarla, respetarla y serle fiel hasta la muerte?

Cómo se le acabó el amor?

Cuando alguien se expresa de esta forma es que su hogar no es un jardín de flores, sino mas bien se parece a una guerra campal.

Y el amor donde quedó?
  
Y aún puede suceder en parejas cristianas.

Y solo puede suceder porque no contaban con Jesucristo en sus vidas.

Dios aborrece el divorcio
Malaquías 2:14-16 Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto. 15 ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud. 16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales. 

Dios manda a nosotros los hombres a amar a nuestras esposas:
Efesios 5:25-28 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, 30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. 

Nos dice que amemos a nuestras esposas.

No dice, si ya sentimos que no la amamos,.

No dice por favor amen a sus esposas.

Nos dice que las amemos y punto. (Amad)

Y con mayor énfasis nos dice que las amemos así como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella.

Verso 28 y 29 nos dice que debemos amar a nuestras mujeres como a nuestros propios cuerpos, porque nadie aborrece a su propia carne.

Hay tantos casos de hombres que maltratan a sus esposas a tal punto que pueden llegar hasta la muerte.

Y estos hombres no conocen esta palabra o si la conocen como casos que han publicado en los medios de deportistas, cantantes, etc., que incluyen a hombres no creyentes como a no creyentes.

Dios no nos va a medir los sentimientos o pensamientos que tengamos con nuestras esposas o 
nuestras futuras esposas, sino el amor que le tengamos.

La emoción y la pasión, distorsionan el significado correcto el amor.
Por eso se dan muchos ejemplos como en Las Vegas, que muchas personas ya sea por emoción, alcohol, dinero que ganaron, etc, se casan y al día siguiente o poco después están buscando como separarse.

Ejemplo de como se manipula la frase amor, el mismo cantante que hizo un éxito con la canción el tema que el amor acaba, también cantó otra canción sobre el amor.

Dice Así: 
Casi todos sabemos querer pero pocos sabemos querer
El Amar es sufrir, el querer es gozar
El que ama pretende servir, el que ama su vida la da
El que quiere pretende vivir y nunca sufrir
El querer pronto puede acabar, el amor no conoce el final.
El que ama todo lo da, el que quiere pretende olvidar y nunca llorar.

Pero el amor no puede acabar.
En la 1ra Carta a los Corintios Cap 13, se detallan los atributos del amor, que los invitamos a que lean con detalle para conocer sobre que cosa es el amor.

Leamos el verso 13
1Corintios 13:13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Cuando la falta de Jesucristo en la vida de una pareja, se le agrega el stress del trabajo, del ritmo de vida, la vida de pareja se vuelve monótona, aburrida, aparecen las tentaciones y los deseos del mundo que nos apartan de Dios, y es ahí cuando se enfría el amor.

Mateo 24:12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

Debemos pedirle a Dios que nos aumente nuestro amor para nuestras esposas.

A las esposas además de mandar a amar a sus maridos y a sus hijos, les manda a estar sujetas a su marido, a reconocer su autoridad.

Tito 2:4-5 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

El verso 5 trae una advertencia:

Voy a expresarla de esta forma:

Cuando las mujeres no aman a sus maridos, no son prudentes, no son casas, no con cuidadosas de sus casas, no son buenas, no están sujetas a sus maridos, LA PALABRA DE DIOS ES BLASFEMADA.

Es una palabra muy fuerte, y como dice la Biblia, el que tenga oídos para oír que oiga.

Cuando no tenemos amor en nuestras vidas, es que no estamos viviendo conforme la voluntad de Dios.

Cuando llegue a nuestro pensamiento que ya no amamos a nuestra esposa o a nuestro esposo, es porque nos estamos alejando de Jesucristo.

El amor tiene que ser algo fundamental en nuestras vidas, porque en la medida que amamos en la misma medida estamos reflejando el amor de Dios en nosotros.

Si una mujer siente que ya no ama a su marido, o si un marido siente que ya no ama igual a su esposa, deben pedirle a Dios de su amor para poder reflejarlo a su pareja y a los demás.

Es tan importante reflejar el amor en nuestras vidas, como una decisión no como un sentimiento, o emoción.

Sobre los hijos/as, un padre o madre no puede decir ya no amo a mi hijo/a, Dios nos manda a amarlos pero… educarlos en el temor de Dios.

Efesios 6:4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor

Pero a ningún hijo le gusta la disciplina de sus padres, sino que se dan cuenta hasta cuando son mayores, y digan: si hubiera obedecido a mis padres no me hubiera pasado tal cosa.

Muchos hijos ahora mayores dicen agradecer la forma como los criaron sus padres o sus madres, aunque en su oportunidad quedaron enojados con sus padres al recibir la disciplina.

Hace pocos días leímos sobre esto:
Hebreos 12:7-8 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

Un hijo bastardo es aquel que no tiene padre conocido o también se le llama así a los hijos ilegítimos, o a los hijos que les llamamos por “fuera” del matrimonio.

Los hijos ilegítimos no reciben parte de la herencia.

Génesis 21:10  Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo.

Los hijos bastardos tenían prohibido en la antigua ley entrar al templo de Dios.
Deuteronomio 23:2 No entrará bastardo en la congregación de Jehová; ni hasta la décima generación no entrarán en la congregación de Jehová.

En parejas separadas y con hijos de su relación anterior, los hijos de la otra pareja en su relación anterior, les llamamos en Nicaragua “entenados”.

Y en esa relación en lo que se refiere a disciplina o castigo, uno solamente tiene derecho a disciplinar a su hijo legítimo.

Así igual nos pasa con Dios, que si somos sus hijos legítimos el nos ama pero también nos disciplina.

Por eso Jesucristo es nuestro pastor, que con su cayado rescata y corrige el camino de las ovejas. 

En la vida de un pastor de ovejas, incluso puede hasta golpeándolas para que obedezcan.

Un pastor de ovejas no le pide permiso a las ovejas para que vuelvan al camino.

Las disciplina para que obedezcan.

1Pedro 4:8 Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.

Por eso debemos reflejar el amor, la compasión, la solidaridad, la ayuda entre unos y otros, porque eso cubrirá multitud de pecados.

Esto nos quiere decir que los que hemos sido convertidos a Jesucristo debemos cambiar nuestra forma de vivir.

2Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Pero no es un cambio temporal, es un cambio permanente.

No puede ser que el domingo las cosas viejas pasaron, y todas son hechas nuevas, pero de lunes a sábado las cosas viejas regresan.

En las parejas podemos tener discusiones, hasta el grado de enojarnos, pero dice la Biblia que no debemos dar lugar al diablo que ocupe un lugar en nuestras vidas.

Efesios 4:26-27 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27 ni deis lugar al diablo.

Cuando menciona que no se ponga el sol sobre vuestro enojo no es literal.

Sino que debemos de tratar de perdonarnos antes que nos durmamos, porque nadie tiene asegurado amanecer el día siguiente.

Si uno es cristiano debe mostrar amor, para los demás, porque Dios es amor.

Si tenemos problemas de amar o perdonar a alguien, debemos pedirle a Dios que nos dé de su amor para poder amar a nuestros familiares especialmente, amigos e incluso enemigos.

Debemos a aprender a decir que amo a mi esposa no con todos el sentimiento, sino que con toda nuestra decisión.

Debemos aprender a decirle a nuestra esposa: He decidido amarte conforme la voluntad de Dios.

No es sentir o sentir poco o dejar de sentir.

Es la decisión de amar.

Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde