La provisión



Filipenses 4:19-20 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. 20 Al Dios y Padre nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén.




Esta mañana vamos a reflexionar sobre el tema “La provisión”.

Provisión, es lo que llamamos comúnmente a los productos que necesitamos para alimentarnos, y otros artículos para cubrir nuestras necesidades.

La lectura inicial se da en un contexto en donde el Apóstol Pablo, se encontraba prisionero, y menciona en los versículos anteriores, que nuevamente los filipenses creyentes estaban enviando ayuda para él. 

En otras palabras le estaban llevando la provisión, para él.

Vamos a hacer esta mañana a escudriñar la palabra de Dios, basados en la lectura de entrada inicial.

Filipenses 4:10-13 En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad. 11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. 12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Esta última lectura está asociada a que cuando tengamos dificultades o escasez, Pablo estaba confiado en Cristo, quien es el que le daba fuerzas para superar cualquier dificultad.

Pablo estaba hablando, que él ha pasado por los dos extremos de lo que es la necesidad y la abundancia, pero siempre ha estado confiado en Cristo porque lo ha puesto en primer lugar, no dándole lugar a la codicia o la avaricia, porque en ese tiempo había solidaridad entre los creyentes.

Pero revisando el versículo 10, vemos unas palabras que el Apóstol menciona “al fin habéis revivido el cuidado de mi”.

Esto hace indicar que por algún atraso los filipenses no le estaban haciendo llegar a Pablo la provisión que necesitaba.

La frase “revivido” o “reflorecido”,  se refiere a los retoños de la primavera, lo que nos quiere decir que nuevamente los creyentes se acordaron del él.

Al final del versículo 10, vemos que dice: “de lo cual estáis solícitos, pero les faltaba la oportunidad”.

Lo que el Apóstol les dice es que los filipenses saben de sus necesidades pero por algún atraso o no tenían algún mensajero que le llevara a Pablo las ofrendas.

Si vemos el mapa, al final en la Biblia, vemos que Pablo estando preso en Roma, queda muy lejos la ciudad de Filipos.


En esos tiempos el método de transporte era a pie, caballo, carretas o por barco, para poder llegar hasta Roma, donde estaba encarcelado Pablo.
Cartas desde la cárcel
El Apóstol Pablo, escribió las cartas a los Filipenses, Colosenses y Filemón estando prisionero.

Filipenses 1:12-14 Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 13 de tal manera que mis prisiones  se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. 14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.

Colosenses 4:10 Aristarco, mi compañero de prisiones, os saluda, y Marcos el sobrino de Bernabé, acerca del cual habéis recibido mandamientos; si fuere a vosotros, recibidle;

Filemón 1:23 Te saludan Epafras, mi compañero de prisiones por Cristo Jesús,

En la carta a los filipenses, el Apóstol Pablo da gracias formalmente por la ofrenda que los filipenses enviaron, aunque él dependía en todo de Cristo.

El versículo 11, después de agradecerles, les aclara que “No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.”, les quiere decir que aunque esté pasando por momentos de escasez, ha aprendido a estar contento como estuviera su situación.

En otras palabras si no hay, no hay.

En el versículo 12, amplía esto mismo indicando que ha pasado por hambre y ha estado en momentos de abundancia.

Y termina con el versículo 13, que todos conocemos: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

En otras palabras Pablo les estaba diciendo que aunque pase por momentos de necesidad, el dependía en todo en Cristo.

Todo lo puedo =     Dependo en todo.

Algunas doctrinas enseñan este versículo estimulando a la gente a que todo lo pueden, que todo lo van a lograr, etc. 

Pero cuando esto no sucede, ahí es donde se desmoralizan, ya no llegan a la iglesia, ya no leen la palabra de Dios, y es cuando dicen: es que me he separaron un poco de la iglesia, pero pienso volver, etc.

Lo que al Apóstol Pablo nos enseña por medio del Espíritu Santo, lo importante no es que lo vamos a poder hacer “nosotros” Todo en Cristo, sino que lo nos enseña es que en lugar de decir que “Todo lo puedo en Cristo”, debemos de entenderlo así: “En todo dependo en Cristo”.

Eso es lo que debemos hacer en nuestro diario actuar, que en todo dependamos en Jesucristo.

Nuestra fuerza es en Jesucristo
No es por nuestra fuerza que vamos a lograr todo.

Dice el Espíritu Santo por medio del profeta Zacarías:

Zacarías 4:6  ..No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Anuncio del Incremento de Energía EléctricaEn esta semana anunciaron un incremento del 9% en la energía eléctrica.  De forma que sin recibo de luz salía por C$ 100.00 ahora saldrá por C$ 109.00. (Si conservamos el mismo nivel de consumo)

La lectura inicial nos dice: que mi Dios suplirá todo lo que es falte conforme sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Quién nos va a dar la provisión para este incremento?

Jesucristo.

Pero si nuestro ingreso es un ingreso fijo?

Esto podemos pensar en este momento, que vamos a gastar más y no vamos a tener ese incremento en nuestro salario.

Pero nuestro Dios es un Dios de milagros.

Y si El dice que nos va a dar todos lo que nos falta, es porque el lo va a hacer.

Como?

Jesucristo actúa de una manera milagrosa, no podemos saber con nuestra mente finita sus pensamientos.

Debemos hacer un uso racional de los aparatos eléctricosPero no podemos nosotros esperar que El nos pague este incremento, en otras palabras que nos incremente nuestro salario y a la par despilfarrar o hacer mal uso de los aparatos eléctricos que tenemos.

Por ejemplo
La factura de luz que antes salía por C$ 300.00 en este próximo mes va a salir por C$ 327.00

Pero si ahora dejamos encendida toda la noche la luz del patio.  O si en el cuarto encendemos la luz y usamos un abanico y al salir del cuarto no apagamos nada por mucho tiempo.

Entonces aunque recibamos algún incremento en nuestro salario y por otra parte hacemos mal uso de los aparatos, entonces ni el incremento va a ser suficiente para pagar el gasto de luz que posiblemente por el mal uso de los aparatos eléctricos saldrá más de C$ 327.00

Pablo estaba preso evangelizandoA pesar de pasar dificultades en la cárcel, Pablo no perdió tiempo para predicar ni para escribir las cartas a otras iglesias.

Ejemplo: Onésimo
Onésimo era esclavo de Filemón, y no se llevó bien con el.
Onésimo siguiendo a Pablo, fue encarcelado.
En la cárcel es evangelizado por Pablo y se convierte en cristiano.

La carta que Pablo escribe a Filemón, le menciona a Onésimo que se lo manda de nuevo a Filemón pero ya no como esclavo sino más que un hermano.

Filemón 1:8-22 Por lo cual, aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte lo que conviene, 9 más bien te ruego por amor, siendo como soy, Pablo ya anciano, y ahora, además, prisionero de Jesucristo; 10 te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones, 11 el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil, 12 el cual vuelvo a enviarte; tú, pues, recíbele como a mí mismo. 13 Yo quisiera retenerle conmigo, para que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio; 14 pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor no fuese como de necesidad, sino voluntario. 15 Porque quizás para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre; 16 no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor. 17 Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo. 18 Y si en algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta. 19 Yo Pablo lo escribo de mi mano, yo lo pagaré; por no decirte que aun tú mismo te me debes también. 20 Sí, hermano, tenga yo algún provecho de ti en el Señor; conforta mi corazón en el Señor. 21 Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que te digo. 22 Prepárame también alojamiento; porque espero que por vuestras oraciones os seré concedido.

El apóstol Pablo, mientras estuvo preso fue cuando más confiaba en Jesucristo, cuando dependía solamente de Jesucristo. ("Todo lo puedo")

Pablo nunca se apartó de la obra de Jesucristo.
Evangelizó a unos romanos
Filipenses 4:22 Todos los santos os saludan, y mayormente los que son de casa de César.  

Los de la casa de César, se refiere a personal del palacio dónde estaba preso, pueden ser carceleros, cocineros, o personal de servicio convertidos en cristianos, en santos.

Como podemos vivir el “todo lo puedo en Cristo”?Dios nos dará situaciones como las que pasó Pablo para poder decir: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Cuando estemos pasando por situaciones extremas, angustiantes es cuando tenemos la oportunidad de poder vivir como el Apóstol Pablo, diciendo “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, o en otras palabras yo dependo de Jesucristo.

Y la provisión de la casa?Que podemos decir acerca de la provisión de la casa?

Confiar que Jesucristo se encargará de enviarnos la provisión.

Entonces de que angustiarnos?

Debemos a confiar y depender en todo en Jesucristo.

El nos va a dar de su provisión para nuestras vidas, que sabemos que como dice la palabra de Dios:

No solo de pan vivirá el hombre
Deuteronomio 8:1-10 Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. 2 Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. 3 Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. 4 Tu vestido nunca se envejeció sobre ti, ni el pie se te ha hinchado en estos cuarenta años. 5 Reconoce asimismo en tu corazón, que como castiga el hombre a su hijo, así Jehová tu Dios te castiga. 6 Guardarás, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole. 7 Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; 8 tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; 9 tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. 10 Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado.

Así debe ser en nuestras vidas, debemos confiar en Dios.

Dios va a probar nuestros corazones, nos va a afligir nos va a sacudir, para saber si vamos a ser fieles o no a su mandamiento.

Incluso nos puede hacer pasar por hambre por un momento.  Pero nos va a mandar el maná, y si somos fieles nos va a hacer en entrar en la buena tierra, llena de agua, de fuentes, manantiales, alimentos, hasta saciarnos.

Esa es la esperanza que debemos tener.

Filipenses 4:17-18 No porque busque dádivas; mas busco fruto que abunde en vuestra cuenta. 18 Empero todo lo he recibido, y tengo abundancia: estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis, olor de suavidad, sacrificio acepto, agradable á Dios. 

Pero reiteró que aunque él no busca dádivas, este gesto era un fruto que abunda a cuenta de los filipenses, aquí nuevamente, este versículo es sacado fuera de contexto por los que predican la doctrina de prosperidad.  Ellos dicen que Dios tiene una cuenta en donde se están acumulando nuestras ofrendas y que ya es hora de reclamar estos.fondos.

Dios no es banquero, Jesucristo tampoco, para llevar control de nuestra cuenta más intereses.

No se ofrenda para recibir ganancia.

No habrían pobres en la tierra.

Las ofrendas son Recibidas por Dios en olor Fragante.

Y si dice otra persona, y la provisión qué?

Dios suplirá todo los que nos falta

Dios es nuestro proveedor, el proveerá.

Cuando Dios probó la fe de Abraham, le ordenó que sacrificara a su hijo. 

Isaac, que lleva cargando la leña para el holocausto le pregunta:

Génesis 22:7b-8 ... He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto? 8 Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos.

Cuando Dios ve la fe de Abraham, que decide sacrificar a su hijo, el ángel de Jehová manda a detenerlo.

Fue aquí que Dios provee el cordero. ("todo lo que os falta")
Génesis 22:13-14 Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. 14 Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá.  Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto

La fe de Abraham activó la provisión de Dios para el holocausto.

Y Abraham no era pobre, el ya estaba enriquecido, pero nunca dejô de temer y tener fe en Dios.

Genesis 13:2 Y Abram era muy rico en ganado, en plata y en oro

Ya Dios le había dado riquezas y un hijo, bien podía no obedecer lo que Dios le pidió, como era sacrificar a su hijo.

Inclusive el mayordomo de Abraham, cuando conoce a Labán, quien después seria suegro de Isaac, lo confirma.

Genesis 24:35-36 Y el SEÑOR ha bendecido en gran manera a mi señor, que se ha enriquecido, y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos.  36 Y Sara, la mujer de mi señor, le dio a luz un hijo a mi señor en su vejez; y mi señor le ha dado a él todo lo que posee.  

El bien podía hacer como algunos que cuando están bien no buscan la palabra de Dios porque están ocupados con su dinero, bienes o riquezas.

El día de ayer hable con dos personas que ya no iban a ninguna iglesia. Una de ellas por murmuraciones infundadas, y expuestos en público por el pastor de su iglesia. Me decía que la iglesia es pura hipocrecía, que sus anteriores "hermanos" se cambian de acera cuando se la encuentran, no le hablan.  Otro me decía que estando en la iglesia nunca vió respuesta a sus oraciones.  Que mejor buscó su mejoría económica por su cuenta y se retiró de la iglesia.

Ahora no se congregan en ningún lugar por estos motivos. Les hablé que no se aparten de Dios, de su palabra, de sus caminos, que oraran por volver a congregarse, que la iglesia de Cristo no es iglesia ni doctrina de hombres.  Dios va a actuar en ellos para vuelvan a congregarse en una iglesia de doctrina sana.

No debemos de actuar de igual manera, como ellos retirarnos de la iglesia, separarnos de Cristo.

Debemos de actuar como Abraham, con fe.

De igual forma por medio de nuestra fe, Dios nos va a dar todo lo que nos falte.

(No todo lo que queramos)

Si hay algo que me gusta pero no me falta, no está en los planes de Dios dármelo a corto plazo o quizás ni a mediano plazo o nunca.

Por ejemplo: Quiero comprarme un yate privado para andar por los mares de vacaciones con la familia.

A quien suplirá Dios sus necesidades?A quienes andemos en obediencia y en temor de su palabra.

Dios no mostrará su poder a alguien impuro y contaminado por el pecado.

Todas las manifestaciones del Espíritu Santo han iniciado con el arrepentimiento y la confesión de pecados.

Debemos pedir a Dios que revise y limpie nuestros corazones

Salmos 139:23-24 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;  Pruébame y conoce mis pensamientos; 24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.

Que Dios te bendiga y te guarde


0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde