La convicción


En el Libro de Daniel Cap 3, el rey Nabucodonosor, había puesto una estatua, para que cuando se sonara un instrumento de música, todos los que estuvieran en la plaza adoraran a dicha estatua.  Y había amenazado que los que no lo hicieran iban a ser echados en un horno de fuego ardiendo.

Habían 3 jóvenes llamados Sadrac, Mesac y Abed-nego, que fueron acusados ante el rey de no adorar a la estatua cuando sonaba la bocina, entonces el rey los llamó y les advirtió que si no lo hacían realmente los iba a echar en el horno de fuego ardiendo, y les dice que no va a haber ningún dios que los pueda librar de sus manos, y les pregunta que van a hacer?.

Leamos la respuesta de estos jóvenes:

Daniel 3:16-18 Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. 17 He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18 Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.

Esta mañana vamos a reflexionar sobre el tema: La convicción, su importancia y el significado para nuestras vidas.

El significado de convicción es: Seguridad que tiene una persona de la verdad o certeza de lo que piensa o siente.

Veamos en la Biblia sobre convicción:

Hebreos 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Convicción, del griego: élenjos: prueba, certeza, convencer

Hay una palabra que se usa en los juzgados que tiene una relación, esta palabra es convicto.

Se suele llamar convicto a un presidiario.

Pero en términos legales convicto, se dice que del reo a quien legalmente se ha probado su delito, aunque no lo haya confesado.

Por eso tiene lógica que el jurado determina culpabilidad en el acusado, porque tiene todas las pruebas, tiene la certeza y está plenamente convencido de su culpa.

O mejor dicho el jurado tuvo la convicción de culpabilidad del acusado.



Pero muchas veces en nuestro caminar cristiano confundimos este concepto en otros dos que pueden parecernos similares, que son:


Creer, Emoción y Convicción


Creer, podemos decir que es saber lo que se cree,

Convicción, entonces es saber por qué se cree

Emoción no tiene que ver nada con creer ni tener convicción.

Ejemplo de Creer versus Convicción
Una simple creencia en Jesucristo puede causar discusiones.

Una firme convicción Jesucristo es algo por lo que tu darías tu vida.

Veamos un ejemplo de lo que no es convicción.

Si le preguntamos a alguien si mentir es malo, nos va a decir que SI.

Si le preguntamos porque y nos dice: Es que mis padres me dijeron. Mi pastor me dijo.

Eso no es convicción. No es malo porque el padre lo dice o porque el pastor lo dice.

Ejemplo Sobre el fin del mundo que iba a ocurrir el 21/12/12
Mucha gente el día de ayer tuvo temor.

Muchos creyeron que el final de una era de los mayas, sumado a las noticias escandalosas del fin del mundo, programas de TV, reportajes, etc. Tuvieron al mundo creyendo que iba a ser el fin del mundo.

Ej: En 2008 un famoso pastor anunció el fin del mundo el día de ayer, porque el había sido historiador de los mayas, mientras era pastor y agarró una corriente distorsionada de la realidad, pero que hábilmente la asociaba con pasajes de la Biblia de forma que estaba convencido que esto iba a suceder y anunció un sin número de catástrofes que iban a ocurrir.

Mucha gente creyó lo que este pastor dijo.

Recuerdo que el hijo de una familia que le creyó a este Pastor, quien iba a estar en este año en 5to año de secundaria, después de ver el video sobre el fin del mundo con sus padres, me dijo que el no iba a terminar la secundaria, porque en 2013 se iba a recibir y en 2012 iba a ser el fin del mundo.
.
Le creyeron a un pastor que su hobby era ser historiador de los mayas, y anunció el fin del mundo y como lo vemos no pasó nada.

Y así paso con mucha gente muchos creyeron, aun sabiendo de memoria el verso de Hebreos 11:1.

No tuvieron la convicción de creer en la palabra de Dios.

El día de ayer en las redes sociales estaban anotando nada paso en Australia, tampoco en la India, tampoco en Francia, España, etc.

Eso muestra que la gente en su interior también tenían la creencia o creían que algo de cierto había sobre el tema del fin del mundo.

Creer y Tener Convicción
Si tenemos fe debemos tenerla con convicción.

Cuando decimos que la fe es la certeza de lo que se espera. Es estar seguro (porque sabe porque lo cree) de lo que no se ve.

Es saber por qué lo creo.

No es solamente decir lo creo, aunque no sé porque, pero lo creo.

No es tener solamente la intuición, la suposición.

Es tener la certeza, es saber por qué lo creemos.

Sobre la lectura inicial
Sadrac, Mesac y Abed-nego, tenían la convicción de que Dios los iba a salvar del horno de fuego, y aun si no era así, no iban a adorar la imagen que el rey Nabucodonosor había puesto para que todo el que pasara enfrente al sonido de un instrumento la adorara.

Esta convicción es que lo tenemos que tener nosotros en nuestro caminar con Jesucristo.

Ejemplo si le pregunto a alguien:
Vos sos cristiano? Si. Porqué?

Porque llevo una cruz colgada como mi cuñado en EEUU.

Porque di la comunión.

Porque me bauticé ya con uso de razón.

Porque tengo una Biblia.

Porque mis padres/abuelos son cristianos.

Porque voy a misa/iglesia/congregación los domingos.

No.

No es por eso que somos cristianos.

Veamos el concepto de porque algo es malo
Éxodo 20:16  No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

Mentir es malo porque está en los 10 mandamientos. Lo dice la Biblia.

Matar es malo. Quitarse la vida es malo. Lo injusto es malo.

1 Juan 2:1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. 

Jesucristo es el camino, la verdad y la vida
Mentir es malo, porque Jesucristo es la verdad.

Matar o quitarse es malo porque Jesucristo es la vida.

Lo injusto es malo, porque Jesucristo es Justo.

Pero no porque simplemente lo creamos. 

Sino porque cuando Jesucristo mora en nosotros, nos revela la convicción (saber porque es que lo creemos) que matar o ser injustos es malo, porque todo esto está en contra de lo que es El.

Porque todo los que no es puro, justo, limpio, santo no es de Dios.

Veamos un ejemplo de solo creer sin convicción
Cuando solo creemos sin tener la convicción y siempre andamos en el mundo, haciendo cosas que no le agradan a Dios.

Estamos actuando en contra de lo que Jesucristo es para nuestras vidas.

Ejemplo
Yo creo que tomarse una cerveza en 10 años solo por el calor, no creo que Dios sea tan extremista y por eso pierdo la salvación.

Que puede suceder?
1.- Que otra persona al vernos puede alejarse de los caminos por nuestro testimonio.
2.- Que caiga poco a poco hasta el lodo de donde estaba cuando comenzó a conocer a Jesucristo.

Veamos sobre la Emoción
La emoción es pasajera, es momentánea.

Por lo general solo dura mientras está en medio de la alabanza.

Mientras se escucha una prédica motivadora o llena de promesas materiales a cumplirse ese día.

Una vez terminada la alabanza, se acabó la emoción.

Comienza la prédica y el que estaba emocionado en la alabanza, está dormido hasta roncando.

Fue a la iglesia? Si.

Se congregó? Si

Alabó a Dios? Si

Se alimentó de la palabra de Dios? No (porque estaba dormido).

Cuando en algunas iglesias se predica de forma emotiva, llena de promesas materales, puede durar la emoción por unos momentos, pero al llegar a la casa, y enfrentarse con la realidad se acabó la emoción.

La convicción es la que nos debe motivar a congregarnos
No debe ser solo la emoción, no debe ser la costumbre.

Debe ser el hambre, la necesidad de oír la palabra de Dios para la edificación de cada uno de nosotros.

La convicción es estar convencidos que solo la palabra de Dios, nos trae seguridad y permanencia en El.

Mucha gente siguió a Jesucristo por emoción
Juan 6:1 Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias. 2 Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos.

Toda esta gente iba detrás de Jesucristo por las señales, por la sanidad en los enfermos.

Pero muchos iban no por las señales o sanidad de los enfermos, iban por otra cosa.

Juan 6:26  Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.

Esos miles iban por la comida, que fueron pan y pescado, hasta saciarse. 

Juan 6:11-12 Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían. 12 Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.

Muchos cuando se les acabó la emoción, cuando se saciaron, cuando vieron el peligro de seguir a Jesucristo, se volvieron hacia atrás, abandonaron a Jesucristo.

El Apóstol Juan por eso dijo en Jn 1:11 dijo a lo suyo vino y no lo recibieron.

La popularidad de Jesucristo bajó totalmente
Juan 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. 64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar. 65 Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre. 66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él. 67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

Verso 64: hay algunos de vosotros que no creen.

Verso 66: muchos de sus discípulos volvieron atrás y ya no andaban con él.

Incluso Jesucristo les dice a los doce incluido Judas, “acaso ustedes quieren irse también”

Porque los que alejan de Jesucristo son los que no tiene la convicción de un verdadero discípulo, de un verdadero cristiano.

La emoción no permite el crecimiento espiritual
Por eso es que mucha gente que no tiene la convicción de seguir a Jesucristo, que sea el quien guíe los pasos de su vida, no tienen o no experimentan un crecimiento espiritual en sus vidas.

Eso hace que cuando la emoción se acaba estén a la espera de otro evento que les renueve la emoción, y van de emoción en emoción, en lugar de ir de gloria en gloria.

La emoción como solo actúa en el alma en los sentimientos y en el cuerpo y no en el espíritu, es por eso que es temporal.

Veamos un ejemplo de convicción en la Biblia
Juan 11:6-8 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. 7 Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez. 8 Le dijeron los discípulos: Rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?

Los judíos apedrearon a Jesucristo cuando el les dijo: “yo y mi padre somos uno” Juan 10:30-31

Pero ahora Jesucristo decide volver.

Los discípulos no querían arriesgarse.  Por eso le dicen: “recordá que ya te apedrearon y pueden volver a apedrearte”, como quien dice les dijeron eso por su bien.

Pero al ver la convicción de Jesucristo, se sintieron resignados (como decimos nosotros ni modo), y deciden acompañarlo, pero no si antes, le dicen o jugando o en serio:

Juan 11:16  Dijo entonces Tomás, llamado Dídimo, a sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él.

Los discípulos no tenían convicción en ese momento.

Ellos No dijeron:

Vamos !!!

Si morimos contigo no importa !!!

No le dijeron en ese momento, con convicción, adonde tu vayas iremos, como le dijo Rut a su suegra, cuando había quedado viuda:

Rut 1:16-17 Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 17 Donde tú murieres, moriré yo, y allí seré sepultada; así me haga Jehová, y aun me añada, que sólo la muerte hará separación entre nosotras dos.

La convicción de Rut, se muestra cuando dice:

donde vayas yo iré, donde vivas viviré, tu pueblo será mi pueblo, tu Dios mi Dios, y donde mueras yo muero.

Y le agrega: solo la muerte nos podrá separar físicamente.

Los discípulos no tenían la convicción en ese momento, que más adelante la vamos a ver en el Apostol Pablo, que él decía:

Filipenses 1:21  Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

Emoción versus convicción
La emoción es como una chispa de luz en la oscuridad, pero luego se apaga.

La convicción es una luz que brilla de forma permanente.

La emoción es la que permite tener altos y bajos en la vida, nos acercamos y nos alejamos de Jesucristo, de su palabra.

Es dejar que las olas muevan el rumbo de un barco.

La convicción es un caminar con Jesucristo, a pesar de las buenas o malas en la vida del cristiano.

Es mantener el rumbo del barco a pesar de las olas.

Bienaventurados los que no vieron y creyeron
Juan 20:27-29 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! 29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

Así como Tomás, que se comportó sin convicción, hasta no ver y creer, sucede con muchos “cristianos” el día de hoy.

Muchos les agradan las prédicas de emoción, de promesas, muchos hasta no ver un milagro no creen en Jesucristo, sino en el que hace milagros.

Debemos de tener convicción de nuestro caminar con Jesucristo
Romanos 8:38-39 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Esto nos dice que ningún problema, dolencia, enfermedad, o muerte nos puede hacer que nos alejemos de Jesucristo, cuando por convicción sabemos esto.

Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde