Hágase tu voluntad

Mateo 6:9-13 Vosotros, pues, oraréis así: Padre Nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. 11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. 

Esta es la oración que nuestro Señor Jesucristo, nos enseñó para cuando le pidamos algo a Dios.

Si leemos los versos anteriores los fariseos tenían dos costumbres:

Orar en voz alta y hacer largas oraciones

Mateo 6:5-8 Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. 7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis. 

Nos indica que no seamos como ellos.

Que en lugar de orar en público en voz alta, para ser visto de los hombres, que nos vayamos a nuestro cuarto o aposento, y con la puerta cerrada que quiere decir a solas, orando a Dios en secreto.

Dios nos va a oír nuestra oración en lo secreto y nos va a recompensar en público.

De igual forma nos dice que no debemos hacer largas oraciones o repetitivas oraciones, porque no es por el mucho hablar que nuestras oraciones van a ser oídas.

Dios sabe nuestras necesidades antes de pedírselas.

Estas dos recomendaciones están antes de la oración que nos dejara para comunicarnos con Dios.

Esta oración la conocemos con un nombre: El Padre Nuestro.

Que todos la sabemos de memoria, pero realmente no cumplimos con lo que dice esta oración.



Voy a contarles una anécdota, hace unos 10 años mi hija me contaba que en la clase de religión en su colegio, el profesor preguntó que si alguien sabía en que parte de la Biblia salía el Padre Nuestro, nadie levantó la mano, hasta que mi hija lo hizo y le contestó que en Mateo 6:9, y el profesor le preguntó que si era evangélica.

La oración del Padre Nuestro, no tiene religión.

No es evangélica.

No es católica.

Pero por falta de estudiar y escudriñar la palabra de Dios, muchas personas no saben en qué lugar de la Biblia sale.

Solo lo sabemos de memoria.

Esta oración del Padre Nuestro, es utilizada en la ICR, cuando en la penitencia después de la confesión, según la magnitud del pecado, se nos daban la cantidad de Padre Nuestros a repetir. Esta penitencia incluye también una cantidad de Aves María a rezar, por dicho pecado.

Este uso de la oración del Padre Nuestro, tanto en la penitencia, Pero su uso por medio de las veces o repeticiones que se debe rezar por la penitencia, se vuelve una oración repetitiva.

Dice el Catecismo de la ICR (146) "..Debe corresponder todo lo posible a la gravedad y a la naturaleza de los pecados cometidos. Puede consistir en la oración, en ofrendas, en obras de misericordia, servicios al prójimo, privaciones voluntarias, sacrificios, y sobre todo, la aceptación paciente de la cruz que debemos llevar"

Pero lo general la costumbre en Nicaragua, es hacer orar tantas veces el Padre Nuestro y tantas veces el Ave María, según la magnitud del pecado.

No se acostumbra realizar ofrendas, obras de misericordia, servicios al prójimos, etc.

La oración Padre Nuestro está siempre vigente en la Biblia.

Este modelo de oración contempla lo siguiente:
1.- Reconocer quien es Dios
2.- Conocer su creación.
3.- Santificar su nombre.
4- Clamamos que venga Su Reino
5.- Que se haga su voluntad en el cielo así como en la tierra.
6.- Que nos dé el pan nuestro de cada día.
7.- Que perdone nuestras ofensas así como hacemos nosotros a los que nos ofenden
8.- Que no nos metas en tentación
9.- Que nos libre de todo mal
10.- Reconocer Su Reino, Su Poder y Su gloria, por los siglos de los siglos.

Esta oración está vigente.

No ha cambiado.

Las nuevas doctrinas han cambiado la palabra de Dios

No hay ningún poder en la palabra del hombre.
Hebreos 4:12  Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

El único poder está en la palabra de Dios, no en la palabra del hombre.

Pero lo que no ha cambiado es la mentira del diablo.

Porque el diablo miente desde el principio de la creación.

Dios le había prohibido a Adán y a Eva, que no comieran del árbol del huerto, porque iban a morir,

Génesis 3:4-5 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

Este engaño de la serpiente no ha cambiado.

Desde la creación le dijo a Eva: “seréis como Dios”.

Y actualmente muchos predicadores enseñan lo mismo, le dicen a la gente que serán una especie de “diositos” o dioses pequeños.

Actualmente existen doctrinas como la metafísica, la nueva era, el pensamiento positivo, el reino de Dios ya, la prosperidad, y otros.

Y es común oírlos decir:

Tú tienes el poder en tu boca.
Decláralo.
Decrétalo.
Confiésalo.
Atalo.
Desátalo.
Rompe.
Reprende.

Y la gente les creen que pueden tener poder suficiente como para cambiar los designios de Dios.

Y cuando fallan en lo que decretan, rompen, etc. Dicen que era porque la persona no tenía fe.

Hágase tu voluntad: Está vigente

Si Dios permite una enfermedad en alguien, su propósito ha de tener.

Ejemplos tenemos de enfermedades:
Nuestra hija con su cirugía.
Frania, Reyna y Dn Carlos con síntomas similares.
La Eréndira un día, y al otro la Irela.

Estaban todos poseídos por demonios?

No.

No es porqué es para qué
No debemos preguntarle a Dios: porqué Señor estoy pasando por esta prueba, sino para qué Señor es esta prueba.

Cuando pasamos por pruebas es volver nuestro rostro en oración.

Es humillarnos ante Dios.

Es decirle que El tiene el control, que se haga su voluntad.

Pero.. enseñan lo contrario

Lo que enseñan es que en medio de las pruebas debemos reprender, atar, expulsar y todo el resto de palabrería que conocemos. (Y que aún muchos creen).

Debemos orarle a Dios, pidiendo que se haga su voluntad.

Así como se dice en el Padre Nuestro.

Debemos de imitar a Jesucristo 
Cuando nuestro Señor Jesucristo estaba por ser crucificado, en su debilidad humana le dijo a Dios: Padre que se haga tu voluntad y no la mía.

Mateo 26:39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. 

Mateo 26:42 Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad.

Jesucristo le dijo al Padre: pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras.

Jesucristo le dijo al Padre: si puede pasar de mí esta copa sin que la beba, que sea tu voluntad.

No como yo quiero, sino como Tú quieras

Que no sea mi voluntad, sino la Tuya

Muchas veces nos equivocamos cuando creemos que todo lo hace Dios.

Por ejemplo:
Un huracán, terremoto, maremoto, etc. Donde mueren miles de personas.

Porque el mundo entero está bajo el maligno: Satanás.
1 Juan 5:18-19 Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. 19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. 

Por eso vemos que todo está al revés.

Hay más pornografía cada día, en internet, en TV, en SMS.
Más y más países aprueban las uniones homosexuales
Ya hay países que han autorizado la marihuana para consumo humano.

Vemos en Nicaragua, que se dice que la economía va para abajo, pero aumenta la cantidad de bares y centros a atracción.

En el mundo se está cumpliendo con la voluntad de Satanás.

Sus trampas: son la mentira, el engaño.

Mentira: contrario a la verdad del evangelio

Engaño: porque con su astucia va tratar de engañarnos como a Eva.

No existe ningún poder en las palabras del hombre
Pero satanás disfrazado como ángel de luz, o por medio de falsos maestros, pastores, profetas o los llamados ahora “apóstoles”, tuercen la palabra para engañar a muchos.

Marcos 13:22  Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para 
engañar, si fuese posible, aun a los escogidos.

Cualquier poder que el hombre diga tener, ya sea poder sanador, de grandes milagros, de grandes prodigios, le pertenece a Dios.

Los engañadores dicen, que en la lengua se encuentra el poder.

No es bíblico.

Ningún poder tenemos con la lengua.

Pero claro que el uso que le demos a la lengua puede causarnos problemas en nuestras vidas.

Dice la Biblia que la lengua es como un fuego, un mundo de maldad.

Con ella bendecimos a Dios el Padre, y con la misma maldecimos a los hombres.

Hay un predicador que repite la siguiente oración en cada reunión:
“En mi boca esta el poder de la vida y de la muerte, Hablaré palabras de vida y no de muerte, de salud y no de enfermedad, de riqueza y no de pobreza, de bendición y no de maldición, porque en mi boca ¡hay un milagro!”

Y todos los que llegan cada día la repiten.

Esta es una frase de la doctrina llamada pensamiento positivo, o conocida como mentalismo, o confesión positiva.

Es como una oración espiritista.

Es una doctrina oriental que nada tiene que ver con la Biblia.

Todo es yo, yo y yo.
Y todo lo que dicen son solo cosas positivas, que es lo que la gente mas quiera, mas necesita, mas anhela.

Las cosas positivas que mencionan en cada reunión son:

Vida
Salud
Riqueza
Bendición
En mi boca hay un milagro. etc.

No menciona a Jesucristo.

No es Jesucristo el milagro. No está el milagro en Jesucristo, sino en la boca de cada uno de sus seguidores.

Convierte a cada creyente en una especie de dios pequeño, que tienen poder con su boca.

Para elegir vida, salud, riqueza y bendición.

Qué más podríamos querer, teniendo vida, salud, riqueza y bendición con solo decirlo con nuestra boca?

Esta especie de oración está igual como lo que dice una canción: "tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor, y el que tenga estas tres cosas, que le dé gracias a Dios"

El poder creativo de la vida y la muerte solo le pertenecen a Dios.

Es un engaño cuando dicen que en nuestra boca está el poder de la vida y de la muerte.

Igual como cuando Satanás engaño a Eva.

El poder creador de la vida y de la muerte solo esta en la palabra de Dios.

Otro caso de engaño:
En una mega iglesia, acostumbran a repetir otra oración al comienzo de cada evento, que dice:

"Esta es mi Biblia, soy lo que dice la Biblia que soy, tengo lo que la Biblia dice que tengo, puedo hacer lo que la Biblia dice que puedo hacer..."

Este es otra forma de engaño:

SOY 
TENGO 
PUEDO HACER

En los dos casos, todo es yo, yo yo.

Y esto repitiendo todas las semanas, se queda grabado en la mente de los oyentes. 

En MI boca tengo el poder de la vida y de la muerte.
Con MI boca solo hablaré palabras de vida, 
En MI boca hay un milagro.
YO soy,
YO tengo
YO puede hacer

Han cambiado, lo que la Biblia dice: Hágase la voluntad de Dios, por Hágase conforme "mi" voluntad

Veamos que dice la Biblia al respecto?
Proverbios 18:20  Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios. 21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.

Lo que indica esta lectura es que de la boca del hombre, puede llevarlo a situaciones peligrosas o difíciles, por no cuidarse de lo que habla.

Verso 20, de lo que salga de nuestra boca si es bueno, nos saciaremos de bien si es malo nos puede llevar a la muerte.
Verso 21, el que la ama (a su lengua) o lo que dice, sus frutos o su recompensa puede ser la vida o la muerte.

Veamos lectura que se relaciona a lo que sale de nuestra boca
Proverbios 6:1-2 Hijo mío, si salieres fiador por tu amigo, Si has empeñado tu palabra a un extraño, 2 Te has enlazado con las palabras de tu boca,  Y has quedado preso en los dichos de tus labios.

Lo que digamos sin pensar puede comprometer nuestra vida.
Santiago 1:19  Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;

Lo que nos quiere decir que si nos enojamos más rápido para enojarnos más rápidos para contestar podemos caer en una situación que nos puede comprometer nuestras vidas.

Por eso nos dice que seamos buenos oidores, lento para contestar y para enojarnos.  (Porque si oímos mal)

Jesucristo nos dijo acerca de la lengua.
Lucas 6:45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Si nuestra boca tiene poder, entonces para qué pedirle a Jesucristo algo?

Esta enseñanza es anti bíblica.

Pero muchos creyentes que han oído que en la boca tenemos un poder, la creen.

Recuerdo un predicador que decía que todo lo que uno hablaba se cumplía.

Y puso ejemplos de una mujer que le decía a su marido negro, y que el hombre hasta se miraba cada día más negro.

Muchas personas cuando oyen alguna palabra, acostumbran a decir: lo reprendo, etc.

No tenemos ningún poder en nuestra boca.

El único poder está en la palabra de Dios.

Pero lo que digamos con nuestra boca, puede traernos recompensas que pueden ser buenas o malas.

Debemos pedir siempre que sea la voluntad de Dios.

No es decretando, ni atando, ni nada parecido.

Sino aceptando la voluntad de Dios, poner la vida nuestra, de nuestros hijos/familias en las manos de Dios, que el maligno no los atrape, que Satanás no los engañe por medio de sus ángeles disfrazados de luz.

Veamos, si Jesucristo nos enseñó en la oración que sea la voluntad de Dios, en la tierra..

Si cuando padeció muerte y muerte de cruz, no hizo su voluntad sino la voluntad del Padre…

Quien somos nosotros para hacerlo de otra manera?

Debemos pedir todo conforme a nuestra voluntad, a lo que quiero, a lo que anhelo, a lo que deseo?

Quien quiere salud?   (todos)
Quien quiere ser rico? (todos)
Quien quiere recibir bendiciones? (todos)

Todos queremos eso.

Porque estas son necesidades materiales del hombre.

Pero no es porque yo lo declaro con mi boca.

Porque debe ser la voluntad de Dios, y no mi voluntad

Salmos 138:8 Jehová cumplirá su proposito en mí: Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No dejarás la obra de tus manos. 

Si dice la Biblia que Dios va a cumplir su propósito en mi, es porque se va a hacer su voluntad y no la mia, no la de cada uno.

Vamos a pasar por tribulaciones

Yo he escuchado a personas que dicen que nunca han pasado por ninguna prueba, porque a ellos no les hace nada Satanás.

Pero la Biblia dice lo contrario.

Si somos cristianos vamos a pasar por pruebas, por tribulaciones.

Porque seremos probados como se prueba el oro.

Veamos que dice la Biblia

1Pedro 1:6  En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

Hechos 14:22  confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

1Tesalonicenses 3:3-4 a fin de que nadie se inquiete por estas tribulaciones; porque vosotros mismos sabéis que para esto estamos puestos. 4 Porque también estando con vosotros, os predecíamos que íbamos a pasar tribulaciones, como ha acontecido y sabéis.

Por eso el Padre Nuestro dice que no nos deje caer en tentación.

Para que cuando pasemos por pruebas no las pasemos solos.

Porque solo tomados de la mano de Jesucristo, nos dará la puerta de salida a nuestros problemas.

Para que siempre se cumpla su voluntad y No la nuestra.

Que Dios te bendiga y te guarde.


0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde