Amar y Temer

Deuteronomio 10:12-13,20 Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; 13 que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad? 20 A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás. 


Esta mañana vamos a reflexionar sobre el tema: amar y temer a Dios.

Significado de Temor: Sospecha de que va a pasar o ha pasado algo malo o desagradable.

En la lectura inicial vemos estas dos frases: amor y temor.

Podemos preguntarnos como podemos amar y al mismo tiempo tener temor?

Si comparamos tener amor y temor al mismo tiempo entre novios o esposos no tiene mucho sentido o es dificil tomarlo como ejemplo para comprender como podemos amar y temer al mismo tiempo.

No es una relación sana tenerle temor al novio/a o al esposo/a.

Pero si lo comparamos en la relación entre hijos y padres, podemos comprenderlo mejor.

Cuando somos hijos nosotros amamos a nuestros padres pero al mismo tiempo les tenemos temor a que nos castiguen si hacemos algo malo.



Se acostumbra decir entre hermanos, cuando uno de ellos hace algo malo y el otro lo mira: Ahí vas a ver a mi Papa/Mama cuando se dé cuenta lo que hiciste.

Es normal que en la relación entre padres e hijos existan estos dos sentimientos al mismo tiempo, amor y temor.

Pero…

Solo cuando somos pequeños le tenemos temor a nuestros padres.

Porque en muchos casos cuando el niño/a llega a la mayoría de edad, sino están edificados de una forma cristiana, pueden llegar incluso a faltarle el respeto a los padres, o ya no tener el sentimiento de "temor" como cuando eran niños.

Cuando somos mayores de edad o ya estamos casados, ya no le tenemos temor a nuestros padres.

Pero en la lectura inicial, Dios que es nuestro Padre, nos pide que le amemos y le tengamos temor.

Amar a Dios, lo comprendemos pero tenerle temor por lo general no se comprende, hasta que recibimos la disciplina de Dios.

Veamos que dice la Biblia:

Hebreos 12:6-10 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.


De forma similar sucede con Dios, en nuestra relación con El, porque nosotros somos hijos de Dios, sujetos a su voluntad, aunque muchas veces hacemos nuestra propia voluntad porque EL nos da el libre albedrío.

Vamos a ver en la Biblia que habla varios tipos de temores:

Temor de Jehová

No tiene el significado de miedo.

Es una reverencia a Dios, por Su poder, por Su grandeza, por Su gloria.

También la palabra temor significa tener respeto por Su ira y enojo.

Este es el tipo de temor que nos beneficia y que debemos compartirlo con nuestras familias, amigos y todos los que nos rodean.

Este temor solo podemos conocerlo en la medida que conocemos más a Dios, sus mandamientos y ordenanzas para nosotros.

Temor de Jehová nos trae beneficios
Salmos 111:10 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; Su loor permanece para siempre.

Lo que nos dice que Dios considera adquirir sabiduría adquiriendo temor hace El.

Vamos a leer sobre el temor de desde dos puntos diferentes.

Vamos a separar lo que significa el temor en las personas no creyentes, y en las creyentes.

Temor de un no creyente
Para una persona no creyente el temor de Dios significa tener temor al juicio de Dios y la muerte eterna.

Mateo 10:26-28 Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse. 27 Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas. 28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

Esto significa para el no creyente, la separación eterna de Dios. La destrucción de su alma y cuerpo en el infierno.

Pero el no creyente, que tampoco lee la Biblia no sabe esto.

Ni le preocupa, ni le interesa.

Temor para un creyente

El temor de un creyente es reverenciar a Dios.

Hebreos 12:28-29 Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; 29 porque nuestro Dios es fuego consumidor.

Nos indica para los creyentes que debemos tener gratitud, y servirle a Dios, agradándole con temor y reverencia.

Este temor no significa miedo, es gratitud y reverencia, porque con esta forma logramos la vida eterna y salva de la muerte eterna.

Proverbios 14:26-27 En el temor de Jehová está la fuerte confianza; Y esperanza tendrán sus hijos. 27 El temor de Jehová es manantial de vida Para apartarse de los lazos de la muerte. 

Los beneficios que nos brinda tener temor a Jehová es que nos proporciona vida, nos da confianza, nos da esperanza para nuestros hijos, nos protege del mal o de los lazos de la muerte.

Confianza
Esperanza para nuestros hijos
Manantial de Vida.
Nos libra del mal o de los lazos de la muerte.

Temer a Dios es el principio de la sabiduría

Proverbios 1:7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

Solo teniendo temor de Dios podemos andar en Sus caminos, para amarlo, y servirlo de todo corazón y con toda nuestra alma.

El temor de Dios es reverenciarlo, someternos a Su disciplina, y adorarlo con admiración

Vamos a hablar del temor natural que tenemos como seres humanos:

El temor puede medirse en niveles:

Temor Miedo Terror

Ejemplo
Ver una tarántula disecada nos puede dar algo de temor.

Ver una tarántula viva en una botella cerrada no puede dar temor al tener la botella en nuestras manos.

Ver que se quiebra la botella y sala la tarántula corriendo en la sala nos puede dar terror.

Algunas situaciones en la vida nos pueden causar temor y es cuando necesitamos confiar en Dios totalmente.

La Biblia habla de cobardía
2Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Pero no quiere decir que debamos enfrentarnos a cualquier peligro, confiando que no somos cobardes o creyendo que esta lectura significa que recibimos poder, amor y dominio propio para vencer el temor ante un peligro
.
Este término de cobardía no se refiere a ser cobarde a una situación del peligro, o ante un animal peligroso

Ante un peligro como un terremoto o cualquier catástrofe o ante animal peligroso (serpiente, toro, alacrán, etc.), los seres humanos actuamos por instinto, por sobrevivencia natural, a buscar cómo protegernos o escapar del peligro.

Para algunas personas las causas de tener miedo a algo o a alguien varían.

Hay personas que pueden tener miedo, temor o terror, a los temblores, a la oscuridad, a las tormentas, a las cucarachas a las avispas, otros a las alturas, a la sangre, pero quizás a otros no.

El contexto de la lectura se encuentra en el tema de predicar el evangelio de Jesucristo, es no ser cobardes ante cualquier peligro que esto conlleve, el llevar Su mensaje.

Se refiere a predicar a Jesucristo no el temor a un miedo natural.

Dice la Biblia: En el amor no hay temor

1 Juan 4:17-18 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

Pero al igual que los que consideramos temor o miedo, no se refiere al temor o tener miedo a algo o alguien.

La lectura se refiere a que debemos tener confianza en el día del juicio sin temor.

Verso 17, dice que tengamos confianza en el día del juicio.


Porque el que teme este castigo no ha sido perfeccionado en el amor.

Dios nos ayuda frente a nuestros temores

No debemos tener temor ante los problemas mismos de la vida.

Mateo 6:25-26 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

No debemos tener temor ante problemas o incluso la muerte
Romanos 8:38-39 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. 

Los cristianos no debemos tener temor incluso hasta el perder la vida, por la causa de Jesucristo.

No debemos tener temor si nos causan algún daño
Salmo 56:11 En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre? 

Esto nos quiere decir que aunque estemos al borde de la muerte, o ante peligros de algún hombre, que incluso nos puedan llevar a la muerte.

Cuando dice qué puede hacerme el hombre, no quiere decir que una persona no nos va a causar algún mal, lo que nos indica es que lo que el mal que nos pueda hacer alguien sea algo pequeño o llegar hasta la muerte, no nos debe dar temor.

Que eso es muy insignificante, ya que debemos confiar en Dios y no tener temor aunque nos llegue la muerte.

La llave para vencer el temor es la total y completa confianza en Dios.

Las pruebas que pasó Job aunque muy duras, su confianza total en Dios le sirvió para no tener temor aun ante posibilidad de la muerte.

Job 13:15 He aquí, aunque él me matare, en él esperaré; No obstante, defenderé delante de él mis caminos, 

Solamente teniendo nuestra plena confianza en Dios, ya no tendremos temor de las cosas que vengan en contra de nosotros.

El Apóstol Pablo, dice en la carta a los filipenses, que el vivir para el es Cristo y que el morir para el es una ganancia.

Esta es una lectura, que por lo menos los jóvenes no van a levantar la mano si les preguntan quienes creen que la muerte es ganancia?

Creemos que solamente una persona muy anciana o muy enferma pueda decir como el Apostol Pablo, que su muerte es ganancia, por su edad por el sufrimiento.

Pero el Apostol Pablo, sabía y estaba preparado para que una vez que llegara la muerte, alcanzar la salvación y vida eterna.

Los que no tienen temor de Dios
Salmos 36:1-4 La iniquidad del impío me dice al corazón: No hay temor de Dios delante de sus ojos. 2 Se lisonjea, por tanto, en sus propios ojos, De que su iniquidad no será hallada y aborrecida. 3 Las palabras de su boca son iniquidad y fraude; Ha dejado de ser cuerdo y de hacer el bien. 4 Medita maldad sobre su cama; Está en camino no bueno, El mal no aborrece.

Los que hacen el mal no tienen temor de Jehová, creen que su maldad Dios no se dará cuenta, dice esta lectura que solo son hacer el mal, el fraude, ya están como locos, ya no hacen el bien, incluso dese su cama están maquinando como hacer el mal, que son los que andas por malos caminos y se complacen de ver lo malo, que no aborrecen la maldad.

El temor de Dios nos lleva a la santidad
2 Corintios 7:1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Los creyentes debemos tener temor de Dios, conforme lo dice esta lectura:

1.- andando y perfeccionando en santidad, porque Dios es Santo.
2.- limpiarnos de toda contaminación de carne y de espíritu

Significado de Andar en santidad:
Es andar apartados del mundo, de sus trampas y sus deseos.

Significado de Contaminación de la carne:
Es la fornicación, el adulterio.

Significado de Contaminación de espíritu:
Es la idolatría

El Temor de Dios nos lleva a la salvación
Filipenses 2:12-13 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Cuando vivimos una vida con temor de Jehová, estamos trabajando en nuestra salvación, teniendo reverencia y obediencia a Dios.

Juan 9:31 Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.

No oye a los pecadores.

Pero….

Pero si alguno es temeroso de Dios y hace su voluntad a ése oye.

Debemos de vivir amando a Dios con todas nuestras fuerzas y con temor por su Grandeza, Su Gloria, y Su Poder.

Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde