Servir y dar

Jeremías 1:4-5 Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo: 5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.

Antes de darnos la vida Dios ya nos había escogido, nos había apartado con un propósito, fuimos puesto aquí en esta tierra para cumplir una Misión especial, fuimos salvados para Servirle a El, servirla a Dios.

Muchas personas piensan que su propósito en esta vida es estudiar, tener una carrera, una familia una casa, carro, ser grandes profesionales con gran éxito, y pasan mucho tiempo de su vida buscando sin encontrar el verdadero propósito. Otros piensan que su tiempo en esta tierra es más simple nacer, vivir y morir y dicen para sí (nacimos para morir) y otros vagan sobre esta tierra perdidos sin rumbo sumergidos en el alcohol, en la drogadicción, prostitución etc.

Venimos a esta tierra para hacer algo:

Veamos en la Biblia a que se refiere:

Efesios 2:8-10 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Nuestro servicio a Dios es hacer la buenas obras que El de antemano ya tiene preparadas para que nosotros las hagamos, siempre que servimos a alguien servimos a Dios y cumplimos unos de los propósitos de Dios.



2Timoteo 1:8-9 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, 9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos,

Nos llamó a formar un pueblo santo por su propósito y bondad desde la eternidad en Cristo Jesús y no por lo que hayamos hecho.

Con la fuerza que Dios nos da debemos aceptar las aflicciones que como servidores suyos vamos a pasar.

Porque nuestra Salvación le costó la vida a Jesús y nuestro pasado ha sido perdonado, nuestro presente tiene sentido y nuestro futuro lo tenemos asegurado en Cristo Jesús.

No hay servicio grande ni pequeño, tenemos que poner en práctica 2 palabras que son vitales en nuestra vida como cristianos:

Servir y Dar

La palabra Servir viene del griego diakoneo ser servidor, administrar, ayudar, diaconado, ministrar, servir.

La palabra Dar del griego dídomi conceder, confiar, dejar, entregar, ofrecer, permitir, poner, repartir, tener (misericordia).

Estas dos palabras nos las mostró nuestro Señor Jesucristo

Mateo 20:26-28 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Así debemos ser los cristianos estar dispuesto a servir y dar

Mateo 16:24-27 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. 25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. 26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? 27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.

De que le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su vida


A) Nuestro servicio es con el ejemplo
Tito 2:7-8 presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, 8 palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros.

No podemos servir a Dios si no somos ejemplo en nuestro actuar de cada día


B) Nuestro servicio es para Glorificar a Dios
Mateo 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Servimos para glorificar a Dios y no a nosotros mismos.

Porque Dios nos pide que le sirvamos con todo nuestro corazón.

C) Demuestra la realidad de la Fe
Santiago 2:17-18 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. 18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.
Pero son las obras que ya Dios tenia predestinadas para que las realizáramos nosotros


D) Nuestro servicio a Dios se mide por nuestro servicio a los hombres
Gálatas 6:9-10 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. 10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

E) Nos lleva a ser como Cristo
Juan 13:13-15 Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. 14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. 15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.


Nos lleva a ser como Nuestro Señor Jesucristo que fue manso y humilde

F) El servicio estimula al amor.
Hebreos 10:24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;


G) El servir a Dios de todo corazón trae bendición
Éxodo 23:25 Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti.

H) Servir con gratitud a Dios
Hebreos 12:28-29 Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; 29 porque nuestro Dios es fuego consumidor.

I) El servicio a Dios es con todo nuestro corazón y toda nuestra alma
Deuteronomio 10:12 Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;

Que Dios te bendiga y te guarde

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde