La visita inoportuna

Alguien ha tenido una visita inoportuna?

Uno no haya que hablar, bosteza, se queda callado, corta el tema, hace cualquier cosa hasta que al final se alegra cuando se va la persona.

Hay personas que yo conozco que dicen en persona: en mal momento venistes, fijate que voy a salir, pero no todos podemos ser así.

Imagínese ahora que Jesús viniera a visitar nuestra casa - pero en vez de darle la bienvenida real que él se merece, le tratáramos como una visita inoportuna. Imagine que buscáramos la manera de decirle adiós, de deshacernos de él.

Todos decimos que sería inconcebible hacer algo parecido. Sin embargo, esto sucedió en una ocasión en que Jesús andaba en la tierra.

Preguntémonos si nosotros, en realidad, no hacemos lo mismo.

Mateo 8:28-34

8:28 Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino.
8:29 Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?
8:30 Estaba paciendo lejos de ellos un hato de muchos cerdos.
8:31 Y los demonios le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos.
8:32 El les dijo: Id. Y ellos salieron, y se fueron a aquel hato de cerdos; y he aquí, todo el hato de cerdos se precipitó en el mar por un despeñadero, y perecieron en las aguas.
8:33 Y los que los apacentaban huyeron, y viniendo a la ciudad, contaron todas las cosas, y lo que había pasado con los endemoniados.
8:34 Y toda la ciudad salió al encuentro de Jesús; y cuando le vieron, le rogaron que se fuera de sus contornos.

Estas personas no fueron del agrado de Jesus le pidieron que se fuera de ahí.

En esta lectura vemos varias cosas entre ellas:

1ro. Ahí criaban cerdos, nos indica que no eran judíos ya que el cerdo era inmundo para ellos.

2do. Los endemoniados conocían a Jesus, sabían su nombre y que era hijo de Dios.

3ro. Sabían del castigo que les esperaba. Porque le dicen que venia atormentarlos antes de tiempo.

4to. Tanto para los endemoniados como para los habitantes del lugar, Jesus no fue una visita agradable.

Así como le pasó a Jesús, actualmente algunos de nosotros podemos ser una visita inesperada para otras personas. Ya viene otra vez a hablarme de Dios, a leer la Biblia, etc.

Para algunos somos aburridos porque ya no bebemos, no andamos por el camino ancho, si nos invitan nos sientan en la mesa especial "no beben", etc.

Pero esa es nuestra misión: buscar mas almas para Cristo.

Veamos en la Biblia como los encomiados conocen su destino de antemano:

La tortura que ellos recibirán al tiempo señalado se encuentra en Apocalipsis 20:10 y 15. Allí vemos una escena del juicio final, cuando el diablo con sus secuaces serán arrojados al lago de fuego y azufre para ser atormentados. Luego, todo aquel cuyo nombre no está escrito en el libro de la vida los acompañará.

Apo 20:10 Y el diablo que los engañaba, fué lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás.
Apo 20:15 Y el que no fué hallado escrito en el libro de la vida, fué lanzado en el lago de fuego.

Llegará un día en que Satanás y sus demonios serán juzgados y condenados a sufrir eternamente. Junto con ellos estarán todos los que no se han preparado para ese día, arrepintiéndose de sus pecados y aceptando a Jesús como Salvador.

Satanás no quiere sufrir sólo. El quiere que lo acompañemos en sus torturas. Lo que él menos desea es que te prepares para ese día y dediques tu vida a Cristo. ¿Quieres acompañar a Satanás?

• Pero Jesús no quiere a nadie por la fuerza, es un caballero, el te invita a aceptarlo.

Los pobladores de ese lugar no les alegró que Jesús los libró de esa amenaza, se sintieron mas preocupados de haber perdido a los cerdos que haber sido liberados de esa pesadilla cuando pasaban por ese lugar, dice la Biblia que eran muy fieros.

Eso se puede aplicar a nuestra vida real, que literalmente preferimos los cerdos o sea seguir la misma vida que llevamos, que aceptar a Jesús y dejar de vivir a nuestra libre voluntad .

Así como los demonios destruyeron la humanidad de estos hombres, el pecado destruye nuestra humanidad.

Sea por medio de la tentación, las religiones falsas, o los problemas de la vida, Satanás siempre está tratando de apoderarse de nosotros, tratando de dejarnos así como lo estaban los endemoniados.

Podemos caer en la misma trampa. Por un lado, podemos rechazar la salvación que Jesús nos ofrece porque creemos que nos va a costar oportunidades en la vida.

Si sigo a Jesús tendré que dejar de mentir, tendré que ayudar a otros, tendré que dejar mis vicios - y eso no me interesa, decimos.

Si tan sólo hubieran invitado a Jesús a quedarse con ellos, habrían visto más maravillas, y habrían conocido la salvación. Pero Jesús amenazaba su comodidad, y prefirieron rechazarlo.

No dejemos que eso nos pase a nosotros.

Nosotros vivimos en una era de oportunidad.

Tenemos ahora la oportunidad de acercarnos a Dios, de recibir su salvación, de ser parte de su Reino.

Esta oportunidad no durará por siempre.

Llegará un día en que Jesús volverá para juzgar. Entonces no habrá cuestión de recibirlo como visita, porque vendrá como conquistador.

El ahora se presenta como visita. ¿Le recibirás en tu corazón? ¿O le dirás que éste no es el momento oportuno?

Debemos de hacer las cosas correctas no por lo que parecen sino por lo que son.

Ejemplo de Dos hombres haciendo hoyo y tapando.
Una abría el hoyo y otro ahi nomas lo cerraba. Hasta que le preguntaron y porque uno abr el hoy y el otro lo cierra y le contestan: Es que no vino el que siembra el arbol.!!

No podemos ser asi tenemos que hacer las cosas correctas y en armonia para poder hacer la voluntad de Dios.

Pongámonos a cuenta con Dios

Isa 1:18 Venid luego, dirá Jehová, y estemos á cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos: si fueren rojos como el carmesí, vendrán á ser como blanca lana.

Esto quiere decir que aunque nuestros pecados sean tan grandes Dios nos perdona si se los confesamos de corazón.

Dios nos da una oportunidad

Isa 55:6 Buscad á Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

Dios nos manda a dejar de pecar para perdonarnos
Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos; y vuélvase á Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Hay algo que parece incongruente para nosotros pero no para Dios, puede haber un gran pecador que antes de morir se arrepiente de corazón y Dios en misericordia lo perdona y ese hombre consigue la salvación y otros por no decir miles de miles y algunos cristianos que van a la iglesia pero andan en pecado o no han perdonado a alguna persona y no sean aceptados por Dios.

Isa 55:8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.
Isa 55:9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Nuestra mente es finita la mente de Dios es infinita.

Jesucristo va a venir en cualquier momento y no quiere que nadie se pierda, pero el va a entrar a nuestra vida si le damos el permiso de entrar.

Jesús actúa como un caballero
Rev 3:20 He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.

Pero tenemos una promesa de Dios
Isa 55:10 Porque como desciende de los cielos la lluvia, y la nieve, y no vuelve allá, sino que harta la tierra, y la hace germinar y producir, y da simiente al que siembra, y pan al que come,
Isa 55:11 Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá á mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Como en el juego de basket, ya la pelota está en nuestra cancha tenemos que agarrarla y luego tomar una decisión:

Entregarla al equipo contrario
Jugar individualmente aunque se pierda el partido
Jugar en equipo para ganar

Que Dios te bengida y te guarde

Amen

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde