Reenvía este mensaje


Romanos 10:12-15 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; 13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. 14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

Actualmente los que navegamos por internet, recibimos muchos correos que nos dicen: Reenvía este mensaje...

Algunos mensajes solo los leemos y luego los borramos.

Otros lo guardamos o al final le damos reenviar para otra persona, y así sucesivamente llegando a llamársele a esto una cadena.


Que es una cadena?

A la mente nos viene la imagen, su significado que es la varios anillos metálicos, enlazados.

Pero también cadena, tiene otros significados:

Tragedias: serie de acontecimientos

Explosiones: explosiones sucesivas

Personas: formar una cadena para acarrear o transportar objetos.

En la Industria: Cadena de hoteles, cadena de restaurante, etc.

Información: Cadena de radio y TV

Castigo: Cadena perpetua.

Cadena alimenticia: eslabón de seres vivos que se alimentan del anterior eslabón

En sentido figurado: el matrimonio, es una cadena que une a dos personas, sea por amor, cariño o sufrimiento, etc.

Volviendo al tema de reenviar este mensaje

Antes del Internet

Antes era una carta que te metían por debajo de tu puerta, que decía que debías de escribir 10 cartas más para otras personas, en donde decía que una persona mandó las 10 cartas y a los pocos días se ganó la lotería de 2 millones de pesos, y que otro no hizo caso de enviar las 10 cartas y a los pocos días murió.

Actualmente estas cadenas ahora abundan por internet, en algunos casos ya no se menciona que si no la envías te vas a morir, NO.

Ahora la asocian a un milagro que vas a recibir, que Dios te va a responder lo que le estabas pidiendo si la mandas a 10 personas más.

Que un milagro grande va a suceder el día de hoy y le ponen la fecha y hora automática en PowerPoint, de forma que siempre que abras ese archivo va a aparecer la fecha de hoy.

Y muchas personas se dejan llevar por esto y empiezan a reenviar los correos a otras personas:

Por Ej.: La persona que está leyendo esto, va a recibir hoy a las 7 pm lo que ha estado pidiendo, todo te va a ir bien, etc.

Son mensajes de prosperidad para el que lo lee, y se siente tan bien y se mandan a otras personas.  Basta con dar clic en reenviar este mensaje y ya.


En una ocasión mi cuñada me reenvió un mensaje que le reenvió, otra amiga, que le reenvió otra amiga, etc, etc.ect.

Un mensaje relacionado con la muerte, con los momentos antes de morir, hasta me decía que se lo llevara a mis suegros que están mayores.

Me puse a leerlo, todo bonito, pero…..

Nada era bíblico.

El origen de ese documento fue elaborado por un libro de una mujer espiritista, que la condenaron por matar a su paciente, ella se comunicaba con los muertos, y el mensaje del PowerPoint, solo mencionaba que todo el que leyera ese documento al morir iba a un lugar bonito de paz, bendición, etc.

Ninguna cita Bíblica, ninguna mención a Jesucristo, solo a la autora de ese libro.

Me propuse a escribirle a la persona que originó esa cadena con citas bíblicas, en donde la palabra de Dios nos advierte de esas creencias ya que son diabólicas.   Días más tarde esa persona me escribió dando gracias por las citas, que ella nunca que pensó que “palabras tan bonitas” o agradables en relación a los muertos, no estuvieran sustentadas en la Biblia.  Y me decía que a partir de la fecha, iba a ser mas cuidadosa de escudriñar los mensajes que le llegaban antes de compartirlos.

Hoy estamos hablando de una cadena diferente

En la lectura inicial de hoy se nos plante una cadena diferente, pero ahora una cadena de salvación.

El plan original de la salvación es por medio del evangelio de Jesucristo.

En esta cadena de salvación, tenemos una tarea: llevar evangelio de Cristo a otros, para que alcancen la salvación.

Esto lo vemos en los versículos  14 y 15.

Por eso al final de esta lectura, dice:

Cuan hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio.

Aquí es donde cada uno de nosotros formamos parte de la cadena de salvación.

Veamos como formamos la cadena de salvación:

1.- Invocar: epikaléomai: clamar, llamar, apelar.

Si yo digo que con solo llamar a Jesús conforme la palabra de Dios, ya soy salvo y sigo en pecado, no basta con solo llamarlo.

Invocar a Jesucristo es clamar con fe.

Cuando andamos en tinieblas en la oscuridad del pecado, en el mundo, le pedimos a Dios que nos salve, confiando en que la muerte de Jesucristo nos libra de la muerte, y nos da la salvación.

2.- Creer

Antes de invocar a Jesucristo debemos haber creído primero en Dios, que nos podía salvar.

Teníamos que confiar primero en Dios, para poder creer.

No podemos confiar en alguien extraño.

Si estamos en una parada de bus, y tenemos una bolsa con productos, no podemos dejarla cuidando a alguien desconocido, mucho menos a alguien que tiene una forma de vestir “escandalosa”, o con cara de malo.

3.- Oír.

Para poder creer dice la palabra de Dios que tenemos que haber oído.

Si no escuchamos la palabra de Dios, sino escuchamos el evangelio de Jesucristo, no podríamos creer un mucho menos clamar.

4.- Predicar: kerússo: proclamar, pregonar, publicar

Para poder oír, alguien tuvo que predicarnos la palabra de Dios.

Formas de predicar la palabra:

a.- hablando

b.- chat, redes sociales

c.- blog en internet

  700 Dicbre. 2010

1000 enero 2011

1500 mayo 2011

1800 agosto 2011

Este ministerio, su misión es proclamar el evangelio, llevar las buenas nuevas, es un ministerio, (servicio) que es de todos, todos debemos de hacer eso.

Para esto necesitamos escudriñar la palabra de Dios, para poder armarnos de su mensaje de salvación para compartirlo con otras personas.

Por eso nos reunimos los jueves, para el estudio bíblico.

Pero para ejercitarnos debemos de hacerlo todos los días de nuestras vidas.

Si alguien no nos hubiera hablado o predicado de Dios, no hubiéramos podido oír, ni mucho menos creer ni tampoco invocar a Jesucristo.

5.- Enviar

Si no se envía a nadie a Predicar, se rompe la cadena de salvación.

Enviar a alguien a Predicar, significa llevar el evangelio a otras personas, incluso dice la palabra de Dios, hasta los confines de la tierra dice la palabra.

No debemos romper esta cadena

Ejemplo de Creer

Si alguien dice: yo voy a aceptar a Jesucristo cuando venga a predicar tal persona a León, a Nicaragua, está poniendo su mirada en un hombre y no en Jesucristo.

Posiblemente cuando venga esa persona lea la misma lectura que hoy estamos leyendo.

La palabra de Dios, no adquiere mayor valor o significado cuando le lee un pastor de “los grandes” que un pastor de un pueblito remoto que el lugar donde se congregan está formado por cuatro columnas y solo con techo.

De igual forma la palabra de Dios no adquiere más significado cuando alguien lee la palabra ante 4 personas o ante más de mil personas.

          

Joe Rosa: Un predicador en una Reunión de pastores, oía que por allá alguien decía: Yo tengo una iglesia con 300 ovejas, yo dice otro tengo una iglesia con 1000 ovejas, así sucesivamente.

Cuando le toca su turno, dice no quiso mentir ni tampoco decir toda la verdad.  Y dijo mientras pensaba en su mente (que solo tenía a su esposa, sus hijos y un par de gatos), que para que se dieran una idea del tamaño de la iglesia, que en el área de parqueo de la iglesia no alcanzaba otro carro más.

Y algunos pastores lo buscaron para decirle que querín llegar a su iglesia para predicar ante tanta gente.

Más tarde les dijo la realidad.

De ninguna manera el predicador debe sentir con vanagloria de predicar ante tal cantidad de personas, porque el mensaje de salvación no es del predicador es de Jesucristo. Para Jesucristo debe ser la honra no para el pastor.

La obligación del pastor tal como el oficio con las ovejas, es conducirlas, apacentarlas, cuidarlas y llevarlas a salvo al corral.

Algunos no van a oír

Romanos 10:16 Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio?

Por más que se predique el mensaje de una forma atractiva y clara, no todos lo recibirán.

Esto no indica una falla en la presentación.

Podemos utilizar, rotafolio, pizarras, películas, retroproyector, proyectores, etc.

Cuando sembremos la semilla, no todas las semillas van a dar fruto.  Algunas semillas van a ser comida por lo pájaros, otras se marchitarán, otras la maleza las va a ahogar, etc.

Como lo hemos compartido ya hace unos meses en la parábola del sembrador.

Pero lo malo no es la semilla, ni como la sembremos.

No.

La semilla solo va a dar fruto si cae en terreno fértil.

Así igual pasa hoy en día, muchos de nosotros estamos oyendo la palabra de Dios, y no nos alejamos de las cosas del mundo que nos pueden atrapar, ahogar o dejar que la semilla del evangelio llegue a dar sus frutos.

Hemos escuchado con tristeza, la noticia de parejas “cristianas” que se han divorciado, después de haber conocido a Jesucristo.  Otras personas han vuelto al mundo de pecado.

El caso más terrible es una iglesia en donde el pastor que es abogado de profesión, ha casado, divorciado y vuelto a casar  a la misma persona y esta nueva pareja están separados actualmente.

Esto no puede ser.

Esto solo se ve en Hollywood, en la farándula, donde personas famosas se han divorciado hasta 4 veces o más.

Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver de 25 años de casados.

Harrison Ford y Melissa 21 años de casados.

Michael Douglas 21 años de casados

Michael Jordan 19 años de casados.

Kevin Costner 16 años de casados

Brad Pitt y Jennifer Aniston

Tom Cruise y Nicole Kidman

Tiger Wood,

Jeniffer Lopez, casada 3 veces, (A pesar de todo cree en el amor)

Manuel Mijares  y Lucero 14 años. (Boda en Televisa/Univision)

Mel Gibson y Robyn 28 años de casados (2009)

La pasión de Cristo(2004) produjo mas de 120 millones US$

Todos ellos son agradables, tienen algo en común son del cine, de la música, tiene una gran fortuna, pero también…

No son cristianos.

Veamos que dice la palabra de Dios

1 Corintios 7:10-11 Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; 11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer

Juan 10:28  y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

Podemos preguntarnos, porque se resbalaron o volvieron al mundo de pecado, porque se separaron?. No se cumplió la palabra.  En ninguna manera.

La palabra de Dios es fiel.

Yo no puedo serle infiel a mi esposa, porque ya conozco de la palabra de Dios, y se que Dios me dará mi “recompensa” si peco.

Entonces que pasó en estas personas?

Andan jugando a ser cristianos.

Andan jugando a la “iglesita”, o sea que en la iglesia dicen una cosa y en la calle hacen otra.

Pero se debe a que sus fundamentos no estaban firmes sobre la roca, parecía que estaban firmes pero no era así.  No conocieron jamás a Jesucristo, supieron de El, actuaban como si fueran de El.

Isaías supo de esto en sus tiempos

Isaías 53:1  ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

Dando a entender que proclamaba el mensaje de Dios y nadie le creía o que nadie le prestaba atención.

Aún sin haber venido Jesucristo, Isaías profetizaba su sufrimiento y el perdón de nuestros pecados con su muerte.

Isaías 53:2-5 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. 3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. 4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. 6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Esta es lectura es poderosa, porque es al anuncio que hacía Isaías de la venida de Jesucristo, para cargar con nuestros pecados en la cruz.

De forma similar el apóstol Pablo, lo ve en su tiempo con los judíos, los cuales tampoco aceptaban o creían en el evangelio que el predicaba.

Igual ocurre en estos tiempos.

Debemos de buscar a diario, a personas que conozcan el plan de salvación de Jesucristo.

Pero no debemos desanimarnos si alguien no nos oye o no nos escucha.

Comentario de un Pastor en una empresa

Estando en una empresa, un pastor me dijo que el sembraba la semilla y si aquella persona que aceptaba a Jesucristo, daba fruto o no, a él no le importaba.

Quizás el tono que lo dijo sonaba un poco fuerte.

Pero en el fondo así nos va a ocurrir. Cuando sembramos la semilla no todos los granos sembrados van a dar fruto.

Pero no debemos desanimarnos, porque ya vimos que el problema nos la semilla ni la forma se sembrarla, sino del terreno, que dé sus frutos.

Por otra parte debemos de recordar que no es por nuestra fuerza que alguien va a aceptar a Jesucristo y cambiar su vida, sino que por la fuerza del Espíritu Santo.

No es con espada, ni con ejercito…

Zacarías 4:6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová del ejército

Lo dice en Romanos

Romanos 10:17  Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Nuestra fe se aumenta cuando mas oímos o leemos la palabra de Dios.

La persona que no oye y mucho menos lee la palabra de Dios, como puede decir que tiene fe.

Y hay muchas que no leen no oyen pero les oímos decir, que le han sucedido buenas cosas porque tenían fe.  (Cuando les pasa algo mal ya no dicen que tienen fe sino que están pasando por pruebas)

Tener fe se ha convertido en un vocabulario “normal”, que a todo le llamamos fe, sin asociarla con la palabra de Dios, como que solo basta que yo “crea” en algo y luego sucede, sin darle la gloria ni la honra a Jesucristo.

Y nos hemos acostumbrado a hablar de fe, sin asociarla a que debemos oír o leer la palabra de Dios.  Y hasta usamos otra forma de hablar por ejemplo:

El otro día iban dos hombres de aspecto muy pobre, con un saco cada uno, pensando cómo iban a hacer para conseguir para comprar una “media” de licor, y el uno le decía al otro, es que vos no tenés fe, vas a ver que vamos a conseguir como comprarle.

Mucha gente habla de fe, como una palabra tradicional, como cuando alguien dice gracias a Dios, por haber conseguido algo mal habido.

Decir tener fe o dar gracias a Dios, ya casi forman parte de nuestro lenguaje popular en donde ni la fe ni las gracias a Dios son genuinas.

Es casi similar como cuando nos golpeamos el dedo con un martillo y decimos: Ay mamita linda.

No existe la fe sino es por medio de la palabra de Dios.

Pensemos: Sera posible que un ateo tenga fe?

Vamos a ver un ejemplo de una cita bíblica que creo todos conocemos:

Josué 1:6 Esfuérzate y sé valiente,

Es una muy buena palabra de aliento, e incluso la mayoría de nosotros la tenemos subrayada en la Biblia.

Vemos que se hace énfasis en este esfuerzo en dos versículos mas.

Josué 1:7  Solamente esfuérzate y sé muy valiente

Josué 1:9  Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Son tres lecturas poderosas, que nos sirven para tener y para dar ánimo a otra persona.

Pero no basta solo quedarnos en esa lectura.

Cuando solo vemos la palabra esforzar y ser valiente, que no debemos temer ni desmayar, etc.

Obviamos lo más importante para poder esforzarnos y ser valientes: La palabra de Dios.

Leamos el contexto detenidamente:

Josué 1:6-9 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.  9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Ahora vamos a hacer énfasis, en lo que leímos de forma rápida:

a.- Cuidar la ley

b.- No apartarse de la ley ni a izquierda ni derecha (prosperado)

c.- Nunca se apartara de tu boca (hablar)

Porque entonces…

Harás prosperar tu camino y todo te irá bien.

Josué, sabia de la responsabilidad porque conocía la ley, que decía que debía leer el libro de la ley

Deuteronomio 17:19 y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra;

Debemos esforzarnos

En qué?

Algunos dirán: en estudiar, trabajar, buscar trabajo… está bien.

Otros pueden decir: comer bien, vestir bien, etc.

Esforzarnos en no romper esta verdadera cadena de salvación (no las cadenas que hablamos antes).

Debemos esforzarnos en ser un eslabón de la cadena de:

Enviar-Predicar-Oír-Creer-Invocar

Cuál es tu eslabón en esta cadena.

Puedes compartir este mensaje?

Puedes reenviar este mensaje a otros?

Que Dios te bendiga y te guarde

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde