La imitación engaña



Juan 2:23-25 Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía. 24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, 25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre. 

Imitar: Copiar, duplicar.

Actualmente hay muchas cosas que son de imitación y que se parecen a las originales:

Hay imitación en ropa, en artículos eléctricos, en celulares, computadoras, por no decir en todo.

En Nicaragua, usamos la palabra hechizo, o hecho en China, y como todas las imitaciones: resultan malas y baratas.

Existen muchas imitaciones que parecen ser originales. Como la camiseta del Real Madrid o del Barza, que parecen originales y las dan a gran precio, pero la realidad la vemos cuando lavamos las camisetas, que pierden su color y/o brillo original.

Con este tema de imitación, vamos a ver como en la Biblia muchos que creyeron en Jesucristo, solo lo hacían por las señales que él hacía.

La Fe debe ser: genuina, verdadera, duradera
Muchos creyeron en Jesucristo, pero no con una fe genuina, no fue con una verdadera, con una fe duradera, fue con una fe falsa, le creían “imitando” tener fe.

En otras palabras con una fe falsa.

Hebreos 10:23-24 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. 24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;

Cuando la fe es falsa, muchas personas tiene una conversión también falsa.



Ejemplo:
Antes era católico luego me hice bautista, mas tarde pentecostal, aetc.

Antes me congregaba en tal iglesia, pero me salí por lo que hizo el pastor o lo que me hicieron, ahora estoy en tal iglesia.

Ahora no me congrego con nadie, mejor estoy en mi casa.

Estos ejemplos son resultado de una fe falsa.

Por que no tenían la fe en Dios, no tenían la fe en lo que no se ve.  Tenían la fe en el hombre.

Falsos Cristianos: Los que tiene una fe falsa.

Dios nos habla de muchas formas.

En esta semana mi esposa y yo nos enteramos de dos casos particulares de dos cristianos.

1.- Me encontré con un hombre para ver sobre un trabajo de reparación y comencé hablándole de los cambios que uno tiene desde la niñez hasta llegar a hacer adulto.

Y le conté de los pecados en que estuve envuelto hace años, y este hombre me interrumpe y me dice que el l pecado más difícil de dejar es el de las mujeres. En otras palabras adulterio y/o fornicación.

Empecé a decirle que solamente mediante el arrepentimiento y andando de la mano de Jesucristo podemos ser libres de nuestros pecados, me dice un poco mas tarde, que él es “cristiano”, que se congrega en la iglesia tal hace 6 años, que el está bautizado, pero que ese pecado de las mujeres no lo ha podido controlar.

2.- El otro caso fue algo más cómico, porque era un hombre también “cristiano” que se congrega en la iglesia tal, pero su debilidad es el licor, y en una noche hace poco llegó bien tomado y por la noche mientras estaba bien dormido, hubo un viento fuerte en León, que lo asustó al hombre y salió a la calle a ver que pasaba y al ver a mucha gente en la calle dijo: Ayyy, El arrebatamiento. Me quedé.

Estos 2 casos de “cristianos” son 2 casos de “falsos cristianos”, son cristianos de imitación, porque siempre están llegando a la “iglesia” como para “cumplir”, para que los vean.

Y por la noche son otros.

Así de igual manera pasó cuando en tiempos de Jesucristo, él les dijo:

No me fío de ellos.

No les tuvo confianza porque conocía su corazón, porque sabía lo que había en ellos: Una fe falsa.

Que pasa cuando nuestra fe no es en Jesucristo.

Nos puede traer sentimientos de decepción, amargura, tristeza, que nos pueden llevar a alejarnos de Jesucristo, de su palabra.

Porque ponemos la fe en el hombre.


No existen cristianos carnales solo cristianos espirituales.


No existen Copias originales o con simplemente copias o son originales.

1Pedro 2:1-3 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, 2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, 3 si es que habéis gustado la benignidad del Señor.

Leche espiritual no adulterada, nos quiere decir la doctrina sana.

No una doctrina de “imitación”, que sea parecida a la doctrina original.

Entonces no es eficaz la palabra de Dios?
Algunos podrían preguntar en los casos de personas “cristianas” que se han vuelto al mundo, como explicarnos, incluso a aquellos que promulgan que una vez que aceptaron a Jesucristo ya son salvos, o peor aun, los que dicen que una vez salvo siempre salvo?

Romanos 3:3-4 ¿Pues qué, si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios? 4 De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras,  Y venzas cuando fueres juzgado

Dios no cambia, no es variable

Dios es fiel, El no cambia.

Por eso dice esta lectura que Dios es veraz, no miente, tiene toda la verdad, y que es el hombre el que se ha vuelto mentiroso, pero a Dios no lo podemos engañar.

Jesucristo vino a darnos la salvación por medio de su sacrificio en la cruz.

En el antiguo testamento se sacrificaba una oveja o un animal para perdón de nuestros pecados.

Jesucristo con su muerte cambió esto, ahora Jesucristo como el buen pastor, da su vida por sus ovejas, las cuida, las defiende.

Esto sale en la Biblia y mucha gente que no sea cristiana, lo conoce como un refrán:  va como oveja al matadero.

Andar en pecado no es estar pasando por pruebas de parte de Dios
Santiago 1:12-14 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. 13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.
Dios no puede tentarnos, el que nos tienta es el maligno, que quiere alejarnos de Jesucristo.

Cada uno cuando es tentado, es por su propia concupiscencia, por su propia codicia, por el desorden de su vida.

concuspicencia: malos deseos

Los deseos de la carne van a querer imponerse a lo espiritual
Gálatas 4:29  Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora.

En esta lectura, nos dice que así como el que había nacido según la carne en este caso Ismael, perseguía al que había nacido según el espíritu Isaac, el de la promesa, así también va a suceder en los últimos días.

Actualmente vamos a ver que esto está sucediendo.

Vemos a personas “cristianas” que se vuelven al mundo.

Concursos de música secular donde participan cristianos. (música del siglo, música del mundo, como el mundo se opone a lo espiritual)

Cantantes, Salmistas compitiendo por premios Grammy, participando y/o entregando premios a Cantantes del mundo. Cantando música suave, música positiva, en donde no se distingue si le cantan al amor de un hombre/mujer o a Dios, porque ahora ya ni mencionan a Dios en sus canciones.

Cristianos de Imitación, del montón
Son los que dan una cara en la iglesia y otra en la calle o en la casa, en el trabajo.  (Cristianos de mentol.)

De uno de los hombres que mencionamos anteriormente, uno de ellos me dice que la esposa, que sabe que anda en pecado, le dice en la iglesia: "Oí evangeliquito" esa lectura es para vos.

Estos son cristianos de montón.

Así como en una ciudad si no depositamos la basura en  su lugar, vamos a tener una ciudad contaminada, creando focos de enfermedades, una ciudad sucia, etc.

Si la Alcaldía no atiende estos focos de basura, esto puede ocasionar un serio problema para el barrio, la ciudad, etc.

De forma similar, la moral y las costumbres, de antes se han ido o se van perdiendo poco a poco, trayendo resultados graves para nuestras familias, por lo que debemos estar vigilantes de que así como no queremos no se acumule la basura, tampoco vamos a querer que de deteriore la moral y las costumbres en nuestros hijos.

Debemos ser firmes y decir a lo malo, malo y a lo bueno, bueno.

Algunas personas dicen que nada es bueno o malo que depende del ojo con que uno lo mire.

Y esto no es Bíblico.

Pareciera que la frase anterior tiene mucha sabiduría, pero es un engaño.

Isaías 5:20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!

Nosotros como cristianos no podemos ocultar las cosas que son malas o decir que son buenas.

Hay personas que dicen que alguien es malo, tacaño, o de mal carácter, etc, pero en el fondo son buenos.

Y esto no es cierto, el que es malo es malo, aunque haga cosas de beneficio para la gente. (Como ejemplo podemos mencionar a alguien que es vendedor de droga, pero ayuda a la gente de su barrio)

Debemos reconstruir el templo

En los tiempos del profeta Hageo, Dios se había retirado del pueblo, porque no lo adoraban, y los manda a que construyan el templo.


Hageo 1:6-7 Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. 7 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos.

Así de igual forma nosotros debemos construir, limpiar, el templo del Espíritu Santo, que está en nuestros cuerpos.

En los tiempos de Hageo, Dios les advierte a que lo busquen, porque su casa esta desierta, porque se han apartado de El.

Hageo 1:8-9 Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Jehová. 9 Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa.


Cada quien hacía lo que quería, y no buscaban a Dios.

Debemos ser cristianos verdaderos
2Timoteo 2:20 -21 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. 21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

Esta lectura nos dice que hay muchos utensilios tanto de oro, de plata, madera y barro, y que unos son usados para honra y otros para deshonra, para las cosas viles, las que no le agradan a Dios.

Estos vasos de oro pueden ser también vasos de oro de imitación, que nos pueden engañar que los estemos usando para honra de Dios.

Las imitaciones son penalizadas en algunos países
Esto es lo que se vende de contrabando.

Como los Iphone chinos, que se parecen a los originales y cuando la gente los compra se da cuenta al compararlo con uno original.

De forma similar los “cristianos de imitación” no van a engañar a Dios, y su castigo va a ser la muerte.

Santiago 1:15-16 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. 16 Amados hermanos míos, no erréis. 

La Codicia, desorden nos llevan al pecado.

Una vez que cometemos el pecado, este pecado nos lleva a la muerte.

En esta última lectura, el apósto Santiago nos dice:  Hermanos no se equivoquen.

Debemos pedirle a Dios que por medio del Espíritu Santo nos convenza de nuestro pecado, nos exhorte.

Para que no caigamos, para que erremos o nos equivoquemos.

Para que no seamos cristianos de imitación, no seamos cristianos "ligth", no seamos cristianos del montón, que no seamos como dicen algunos: cristianos pero no tan fanáticos.

La imitación engaña, efectivamente a los hombres, pero no a Dios.

Que Dios te bendiga y te guarde.






0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde