Está abolida la Ley de Moisés y los 10 mandamientos?

Romanos 10:3,4 Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios; 4 porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. 


Dice esta lectura que Cristo es el fin de la ley.

Entonces esto indica que la ley de Moisés está abolida?

Hebreos 8:6-7,13 Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. 7 Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. 13 Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer. 

Este nuevo pacto hará que desaparezca el pacto anterior.

Las promesas del antiguo pacto eran promesas materiales, mientras que las del nuevo pacto son promesas eternas.



De ahí que tengamos la Biblia separadas en Antiguo Testamento y Nuevo Testamento.

El Nuevo Testamento sólo es plenamente comprendido cuando es visto como un cumplimiento de los eventos, personajes, leyes, sistema sacrificial, pactos y promesas del Antiguo Testamento.

Vamos a estudiar hoy este tema para comprender que los diez mandamientos aunque Dios los dio a Moisés en una tabla no se refieren ni se conocen como la Ley de Moisés.

Mateo 5:17-18 No piensen que he venido a anular la ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento. 18 Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido. 

Hay algunas doctrinas que enseñan que la tierra no va a ser destruida.

Pero la Biblia no puede contradecirse.

Esta tierra y este cielo están reservados para ser quemados.

2 Pedro 3:5-7 Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, 6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua; 7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. 

La ley de Moisés contenía muchas ceremonias de sacrificios y obligaciones que se le conoce como la Ley Ceremonial porque esta ley era una sombra de lo que habría de venir.

Los diez mandamientos son conocidos también como la Ley Moral,

Cuáles son los 10 mandamientos?
1. Amarás a Dios sobre todas las cosas 
Éxodo 20:2-3 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí. 

Porque solo hay un solo y único Dios.

2. No te harás imágenes ni semejanza
Éxodo 20:4-6 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos

Si solo hay un Dios, pues no debemos inclinar nuestros corazones a la idolatría.

3. No pronunciarás el nombre de Dios en vano 

Éxodo 20:7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.

Uno de los salmos dice que solo los enemigos de Dios toman su nombre en vano.

Salmos 139:20 Porque blasfemias dicen ellos contra ti; Tus enemigos toman en vano tu nombre. 

4. Santificarás el día del Señor 
Éxodo 20:8-11 Acuérdate del día de reposo para santificarlo. 9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. 11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

Este trata con la adoración a Dios.

5. Honrarás a tu padre y a tu madre 
Éxodo 20:12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

Es el primer mandamiento con una promesa.

6. No matarás 
Éxodo 20:13 No matarás.

En otras palabras, tenemos que respetar la vida de los seres humanos que Dios creó

7. No cometerás actos impuros 
Éxodo 20:14 No cometerás adulterio. 

La inmoralidad sexual se manifiesta de varias formas y como aprendemos en el nuevo testamento, empieza en el corazón.

8. No robarás
Éxodo 20:15 No hurtarás.

Va de acuerdo con el mandamiento 10.

9. No dirás falsos testimonios ni mentirás
Éxodo 20:16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.

Si Dios es verdad, pues la mentira no puede tener lugar en su reino.

10. No codiciarás los bienes ajenos 
Éxodo 20:17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo. 

Esto es algo que lleva a una variedad de pecados.

Todos estos mandamientos siguen vigentes, porque si robar era malo antes también lo es ahora.

Si matar desde antes es malo, también matar es malo ahora.

Por eso a la cárcel van los que roban, los que matan, los adúlteros encontrados en bigamia, los falsos testigos, los calumniadores, porque se castigan los pecados cometidos en materia civil.

Debido a la libertad de culto, nadie cae preso por tener una doctrina determinada, tampoco si guarda o no un día para celebrar culto, tampoco cae preso si alguien no honra a su padre o madre, porque estos son opciones de conciencia no afectan a la otra parte.

El gran mandamiento  
Mateo 22:34-40 Entonces los fariseos, oyendo que había hecho callar a los saduceos, se juntaron a una. 35 Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: 36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Con esta respuesta sabia Jesús simplifica la ley de Dios al enfocarse en lo que esencialmente motiva al ser humano a actuar: La condición del corazón. La persona que verdaderamente ama a Dios nunca podrá confesar a otros dioses, ni adorar ídolos, ni tomar el nombre de Dios en vano, ni dejar de apartar tiempo durante de la semana para adorarle y darle las gracias por su bondad y amor hacia nosotros.

Igualmente, la persona que ama a su prójimo como así mismo le mostrara respeto, honor y valor. Las personas que tienen su corazón lleno de odio y de pecado se sienten más cómodas rechazando a Dios completamente y no tienen la capacidad de respetar al prójimo.

Los diez mandamientos son conocidos como leyes morales, porque son eternas, siempre tienen validez.

Si era malo hacerlo en el Antiguo Testamente, son malas en el Nuevo Testamento, como matar, robar, codiciar, adulterar, mentir, etc.

Si era bueno hacerlo en el Antiguo Testamento, es bueno hacerlo en el Nuevo Testamento, como Amar a Dios, no tomar el nombre de Dios en vano, santificar el día del Señor, Honrar a los padres, etc.

Por eso cuando Jesucristo menciona que los diez mandamiento (ley moral) se resumen en un solo mandamiento, es porque el amor cubre multitud de pecado.

Porque teniendo el amor de Dios no se puede cometer ningún pecado.

Gálatas 5:19-23 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Teniendo el fruto del Espíritu Santo no se aplica la ley.

La ley ceremonial estaba basada en ofrendas y sacrificio de animales.

Levíticos 5:15 Cuando alguna persona cometiere falta, y pecare por yerro en las cosas santas de Jehová, traerá por su culpa a Jehová un carnero sin defecto de los rebaños, conforme a tu estimación en siclos de plata del siclo del santuario, en ofrenda por el pecado.

Y conforme el tamaño del pecado así era el tamaño del animal a sacrificar.

Levíticos 5:7 Y si no tuviere lo suficiente para un cordero, traerá a Jehová en expiación por su pecado que cometió, dos tórtolas o dos palominos, el uno para expiación, y el otro para holocausto.

Para toda purificación se utilizaba un sacrificio de una animal.

La mujer era considerada inmunda al parir un hijo
Lev 12:2-7 Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda. 3 Y al octavo día se circuncidará al niño. 4 Mas ella permanecerá treinta y tres días purificándose de su sangre; ninguna cosa santa tocará, ni vendrá al santuario, hasta cuando sean cumplidos los días de su purificación. 5 Y si diere a luz hija, será inmunda dos semanas, conforme a su separación, y sesenta y seis días estará purificándose de su sangre. 6 Cuando los días de su purificación fueren cumplidos, por hijo o por hija, traerá un cordero de un año para holocausto, y un palomino o una tórtola para expiación, a la puerta del tabernáculo de reunión, al sacerdote;  7 y él los ofrecerá delante de Jehová, y hará expiación por ella, y será limpia del flujo de su sangre. Esta es la ley para la que diere a luz hijo o hija. 

En esta situación nadie podía acercarse a ella porque se contaminaba con ella.

Jesucristo fue el único que pudo con el derramamiento de sangre quitar estas leyes ceremoniales o que implican un sacrificio de un animal.

Hebreos 10:1-4 Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan. 2 De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado. 3 Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; 4 porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados. 

En al Antiguo Pacto, seríamos juzgados conforme la ley
Gálatas 3:24-26 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. 25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, 26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 

Ayo quiere decir custodia. Nana, Cuido.

La ley era la que nos guiaba, la que nos regía nuestro actuar y forma de vivir.

Con la venida y muerte de Jesucristo ya no estamos bajo ayo, ya no estamos bajos custodia, ya no nos rige la ley, porque estamos bajo la gracia.

Santiago 2:8-11 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; 9 pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores. 10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. 11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley. 

Por la ley moral seremos juzgados

Santiago 2:12-13 Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad. 13 Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio. 

La ley de la libertad, es la ley bajo la gracia, se refiere a los mandamientos, se refiere a la ley moral.

Romanos 3:28-31 Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley. 29 ¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles. 30 Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión. 31 ¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley. 

La fe en Cristo establece y confirma la ley moral, no la deroga.

La ley ceremonial ya no está vigente
Efesios 2:14-15 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, 

Por estamos bajo la gracia y no bajo la ley
Gálatas 5:1-4 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. 2 He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. 3 Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. 4 De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. 

Nadie puede decir que está bajo la ley y también está bajo la gracia.

La gracia invalida la ley.

La ley invalida la gracia.

Romanos 11:6 Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

La ley ceremonial ya fue cumplida por Jesucristo,

Ahora ya no estamos bajo la ley sino que bajo la gracia.

Que Jehová te bendiga y te guarde

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde