Como ladrón en la noche

Mateo 24:43-44 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Alguno de ustedes ha sufrido un robo?

Aquellas personas que han sufrido robo de algunos de sus bienes, saben de la tristeza, impotencia, rabia, enojo, llanto, y tantos sentimientos que se sienten al perder algunos de sus bienes a causa de un robo en sus casas.

Pienso que es diferente a sufrir un robo en algún lugar público, o quizás se debió a un olvido, descuido en donde no nos dimos cuenta que hemos sido robado.

El robo en una casa, causa una sensación extraña, ya que violaron tu espacio, tu territorio, tu propiedad, y se llevaron algo.  Quedas como débil después de haber sido robado, o haber perdido algo mientras dormías.

Pero el sentido que vamos a analizar el día de hoy es diferente.

El contexto de la lectura se trata acerca de la venida de Jesucristo.

Cómo?



De manera que no vamos a dormir para que la venida de Jesucristo nos tome desprevenidos?

No podemos interpretarla literalmente.

No significa literalmente que vendrá en la noche, no podemos afirmar esto.

El significado de ladrón por la noche quiere decir que vendrá en el momento en que nadie lo espera.

Unos versículos antes lo confirma.

Mateo 24:36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

Se trata de la venida de Jesucristo por su iglesia.

Se trata del arrebatamiento, del griego harpazo: arrebatar, agarrar.

Se describe igual en otra cita:

2Pedro 3:10-11 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. 11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 

La venida de nuestro Señor Jesucristo será un evento de tan gran magnitud en la historia, como nunca antes, en donde millones y millones de personas serán llevadas, y mucho mas millones de millones serán dejados atrás.

Para unos será un momento de gloria, pero para la gran mayoría serán momentos de tribulación y angustia, como nunca antes visto.

1Tesalonisenses 5:1-11 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; 3 que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. 5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. 7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. 9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. 11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

Pero esta venida de nuestro Señor Jesucristo no va a agarrar de sorpresa a los creyentes que hacemos la voluntad de Dios.

El verso 4 dice, “vosotros hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día los sorprenda como ladrón”.

Los creyentes en Cristo, somos de hijos de la luz, hijos del día, no somos de la noche ni de las tinieblas.

No todos somos hijos de Dios.

Todos somos criaturas de Dios, pero solo los que lo aceptan y viven conforme él vivió seremos llamados hijos de Dios.

Juan 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

1Juan 2:3-6 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. 4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 

Por eso no basta con hacer una oración de 1 minuto, en la que aceptemos a Jesucristo.

No basta.

Quizás esta oración pueda servir a una persona moribunda o estado agonizante, que acepta a Jesucristo y se arrepiente de sus pecados minutos antes de morir, y alcanzar la salvación.

Porque aunque hayamos hecho la oración de aceptación, podemos andar viviendo una vida que no es del agrado de Dios.

El dice que conoce a Jesucristo, debe guardar sus palabras.

Jesucristo fue santo, por eso nosotros debemos ser santos, debemos ser como él anduvo.

2Corintios 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

La muerte de Jesucristo es la que nos libra de todo pecado.

Su muerte y su sangre derramada por nosotros fue el precio que Jesucristo pagó por nuestra salvación.

1Pedro 1:13-21 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. 17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; 18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.

Ceñid vuestros lomos: Este ejemplo se toma de forma similar cuando los obreros, los corredores, luchadores, y guerreros (como figuras típicas de los cristianos) así se ceñían, tanto para acortar el ropaje de modo que no impidiera la acción, como para ceñir y fortificar el cuerpo para la acción.

De forma similar el creyente debe tener la mente, su intelecto, preparados y prestos siempre para la venida de Cristo.

Debemos alistarnos, como cuando nos alistamos a levantar un objeto pesado.

Ejemplo: cuando vamos a empujar un carro que se quedó en un charco. Nos apretamos la faja o cinturón, remangamos pantalones, agarramos impulso, etc.

Por eso como hijos obedientes no debemos conformarnos con los que nos ofrece el mundo, porque no nos edifica.

Porque fuimos rescatados por precio, fuimos comprados. Nuestro cuerpo no nos pertenece.

Porque nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo.

Porque Jesucristo dio su vida para librarnos de la muerte eterna.

Porque los que deberíamos morir éramos nosotros, porque la paga del pecado es la muerte.

Hemos sido advertidos por nuestro señor Jesucristo de estar preparados, que debemos estar vigilantes, de no dejarnos llevar por el sueño, que en sentido espiritual significa alejarnos del camino de Dios.

Que no importa cuando sea su venida, debemos estar listos.

Que aunque venga “como ladrón en la noche”, no nos va a agarrar movidos o fuera de sus caminos.

Advertencias en la Biblia
Mateo 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Lucas 21:36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

El arma del creyente es la oración.

Debemos ser tenidos por dignos ante Dios
Dice la palabra de Dios para que seamos dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

Noticias: Fin del mundo 23 de septiembre 2015
Abunda por el Internet, noticias de que el 23 de septiembre 2015, un meteorito colisionará con la tierra y causará la desaparición de la tierra.

En algunas iglesias hay pastores que han empezado a predicar este tema, sin tener sustento bíblico, que esto es verídico.

En repetidas ocasiones se ha dicho del fin del mundo:

Los testigos de Jehová dijeron que iba a ser en 1914, luego que en 1925, luego en 1975, antes del 2000 el Atalaya decía que iba a ser cuando de la generación que nació en 1914 dejara de existir, pasó el tiempo y ahora el Atalaya dice, "en los sucesos finales que pronto vendrán".

Otros afirmaron que el mundo se terminaba en el año 2000, luego que el 21 de mayo 2011, y el juicio final el 21 de octubre 2011, otros infuenciados por el calendario mayo dijeron que el fin del mundo era el 21 de diciembre 2012.

Y en ninguna fecha pasó nada.

Ahora se menciona como noticia de última hora que el fin del mundo es este 23 de septiembre del 2015..

Leímos en Mateo 24:36, que: NADIE sabe la fecha ni la hora.

Esta es otra noticia que pretende atemorizar a los cristianos, y que es manipulada por muchos para su conveniencia.

El arrebatamiento será un suceso repentino.

1Corintios 15:51-52 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.
Este evento será de forma instantánea.

Será en un parpadeo,

Esto causará tristeza y llanto para millones y millones de personas, pero traerá gozo, felicidad, alegría, paz, para millones de personas.

Como ladrón por la noche
La llegada de un ladrón nunca es motivo de alegría; entonces, porqué el cristiano debería estar feliz de que Jesús lo viene a buscar como un ladrón?

Qué sentido tiene esto?

La venida de Jesús como ladrón en la noche es un evento que va a afectar a os impíos, a los que no conocen de Dios, a los que no obedecen el evangelio de Jesucristo.

No va a afectar a los creyentes que hacen la voluntad de Dios.

En otras palabras, todo quien viva en tinieblas y pecado, será sorprendido porque la venida será en el momento que menos lo espera, por eso la comparación que su venida será como ladrón por la noche.

Apocalipsis 3:3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. 

Este pasaje se refiere a una persona creyente, porque ha recibido y oído la palabra de Dios.

A esta persona Jesucristo le dice: guarda mi palabra y arrepiéntete, porque si no velas, vendrá sobre esta persona y no va a a saber como vendrá sobre ella.

En otras palabras va a venir y tomar desprevenido a esta persona que no guarda la palabra de Dios.

Es como una especie de advertencia y maldición para quien lo sufra.

Pero no va a ser así para los hijos de Dios que viven en santidad.

Apocalipsis 16:15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.

En este verso se explica con detalle que de forma similar a un ladró que robará las ropas del descuidado y este andará desnudo y avergonzado. Lo que indica que esta persona va a ser despojada de su ropa y sufrir vergüenza.

Esta es una advertencia para los que no cuidan sus vestiduras. Que en sentido espiritual se refiere a nuestra vida cristiana, si es una vida en santidad o conforme a los deseos del mundo.

Por eso cuando Adán y Eva desobedecieron al comer del fruto del árbol que les fue prohibido, se sintieron desnudos, (aunque andaban desnudos), porque en ese momento llegaron a conocer el mal.

El cristiano no será avergonzado.
Romanos10:11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado

No se refiere a toda aquella persona que se llama cristiano solo porque asiste a la iglesia. Y dice repetidas veces: Amén, Aleluya, y a Su nombre Gloria, sin saber cual fue el tema de la prédica. Solo fue la iglesia pero no escuchó la palabra de Dios.

O se llama cristiano porque anda una camiseta que dice Dios te ama.

O se llama cristiano porque anda una calcomanía en el carro que dice Todo lo puesto en Cristo.

O los que son cristianos los domingos y se entregan al mundo de lunes a sábado.

Estos son cristianos de nombre.

El verdadero cristiano es el que vive como Jesucristo anduvo: en santidad, alejados del mundo, y sus deseos, el que oye la palabra de Dios y la obedece, la pone en práctica,

Santiago 1:22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

A Dios no podemos engañarlo.

Porque conoce los pensamientos y deseos de nuestro corazón.

No basta con solo oír la palabra de Dios, debemos ser obedientes sus mandamientos.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde