Mercaderes de la fe

2Corintios 4:1-2 Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. 2 Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.

Esta mañana vamos a reflexionar sobre el tema mercaderes de la fe, que se trata acerca de cómo en la actualidad es un gran negocio lo relacionado a la iglesias en la predicación y en los llamados cantantes cristianos.

Le lectura inicial verso 2, dice, dice que este ministerio es según la misericordia de Dios que nos permite predicar su palabra, por eso debemos renunciar a las cosas ocultas o las cosas vergonzosas.

Pero estas cosas ocultas y vergonzosas son las que vemos como "normal" o "de moda" en muchas iglesias o en los programas de TV "cristianos".

La lectura no dice que no debemos andar con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, pero es lo que más hacen muchos predicadores, pastores o los llamados profetas o apóstoles.

Mateo 10:8-10 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 9 No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10 ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.

El mandato dice: que de gracia recibimos debemos dar de gracia.

De forma que ya sea una sanidad o un milagro, quien lo hace es Dios no el hombro mujerm quien después llama a que agradezcas a Dios con tu dinero, siendo ésta como la forma de cobrar por ese milagro.

A muchos les agrada hacer grandes publicidades de sus jornadas de milagros que deben verso por TV para ser creídos.

Hay un canal de TV, llamado Enlace que cada vez que hace una maratónica (forma de recibir dinero por una promesa material), vemos que todos los pastores llaman a pactar por tu milagro, y ponen cuentas de banco en diferentes monedas, para que hagas un pacto con Dios y recibas las promesas materiales que ofrecen.

La palabra de Dios dice: dad de gratis lo que recibieron gratis.

Un pastor famoso y acaudalado de Guatemala dijo una frase famosa: "no hay gracia barata".  Dando a entender que si alguien quiere recibir la gracia de Dios debe ofrendar, sembrar, pactar mucho.

Dando a entender que si alguien quiere recibir a gracia de Dios que el ofrece, debe pactar, sembrar en efectivo si quieren recibir la gracia.

El propietario del canal de Enlace TV, tiene otra fase famosa: "las cosas de Dios son así, primero el dinero y después las cosas, y que muchos quieren primero las cosas y así no funciona"....

Estos son los llamados mercaderes de la fe.

Son los que tuercen la palabra de Dios, y la tergiversan para vender un milagro, o una bendición material.

Igual que las Ofertas por TV
La mayoría por no decir todos, los predicadores de la maratónica, parecen igual que las TV ofertas, donde dicen llama ahora, si la línea está ocupada, intenta de nuevo, queremos que tu nombre esté en este altar, que en este lugar se siente la presencia de Dios, que la unción es fuerte, que vayas al teléfono y pactes (cuotas mensuales a una cuenta bancaria), y mencionan muchos casos de problemas y enfermedades (veo una mujer que tiene tal cosa, otra que necesita tal cosa, otra que llora) en donde algunos de los casos que mencionan son iguales a los que está oyendo, y el truco es que dicen que una mujer de tal país pactó y a los días su hijo consiguió trabajo,  el marido regresó, le dieron la visa, se solucionó el problema con el banco, etc) porque así es como venden la fe, así es como venden promesas de “su dios”, y hasta leen alguna cita, que siempre la orientan a sembrar, a cosechar, que al 30, 40 60 y 100%.

Negocio en los cantantes “cristianos”
Es tan grande este negocio que muchos cantantes que no hubieran conseguido ni un peso si cantaran al mundo, se han vuelto millonarios cantando música llamada “cristiana” pero que no mencionan el nombre de Dios o Jesucristo, para que su música logre mas ventas.

Hay tonos cristianos para celularores:, que son un negocio para los cantantes y para la compaña telefónica.

En Nicaragua para andar un tono musical como timbre cuesta 1 dólar el mes.

Los cantantes famosos, no expresan su denominación, porque les vendes a católicos, evangélicos, protestantes, ateos, etc. A ellos solo les interesa vender.

Porque igual, que los anteriores, son mercaderes de la fe.

Un cantante llamado Danny Berríos, tiene una tarifa de 15 mil dólares libres de impuestos por cada presentación.

Otros exigen, boleto de avión de primera clase línea tal, Hotel con la mayor cantidad de estrellas en la ciudad, menú para su alimentación, transporte, etc.

Otros exigen, alojamiento para sus escoltas.

Otros cantantes, cobran tanto si es para tantas personas, otro tanto mas si llegan otras mas personas, o en dependencia del lugar.  

Otros ofrecen precios diferentes: con música de fondo un precio, si llevan su banda otro precio.

Otros cobran por determinado tiempo, como los mariachis: tantas canciones a tal precio, mas canciones a otro precio.

Los cantantes y las radios:
Hay un negocio entre los cantantes y las radios, en donde si alguien quiere promocionar una nueva canción, le paga a la radio para que pongan cada tanto tiempo su canción y lograr mas ventas de sus discos.

Los cantantes van a donde se les garanticen su paga.

2Corintios 2:17 Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo.

Medrar: el griego (kapelos), su signfiicado es: vendedor ambulante, venta al por menor, adulterar, falsificar. Mejorar económicamente con negocios poco limpios.

Otras traducciones de la Biblia, utilizan la palabra negociar, comerciar o traficar con la palabra de Dios.

En Nicaragua, es común ver a predicadores o pastores en los buses haciendo grandes oraciones emotivas, y deseando buen viaje y éxito en las gestiones que cada pasajero lleva, y menciona varios casos como empleo, visita al familiar enfermo, mejora salarial, encontrar a su familiar, firma de contrato, etc.  Y por lo menos a varios pasajeros les coincide el viaje.  Luego de orar dice que trabaja para un ministerio con cualquier nombre que no cobra dinero pero si la gente de voluntad quiere apoyarlo, etc. Y pasa recibiendo dinero de los que fueron “tocados” por la oración, se baja en tal punto y regresa en otro bus, haciendo lo mismo todo el día.

Otros están en los mercados, en tiendas, pulperías, carnicería, venta de frutas y verdura, orando todas las mañanas para que las ventas se multipliquen, sean ventas exitosas, y como ese es el deseo de todo vendedor, al final de la oración recibe su premio según el negocio: granos básicos, frutas, verduras, carnes, etc.

Una vez fui a Managua a comprar un respuesto de celular, como a las 11 am, que hacía un calor sofocante, llegó un hombre a la tienda donde yo estaba, de manga larga de corbata, buscando como el propietario del negocio le recibiera un sobre, pero éste no atendía, y le pregunté que vende? Y era un pastor llevándole el sobre a su "oveja" que no asiste a la iglesia y no a dado ofrendas ni diezmos. Otro mercader de la fe.  No le importa que esa oveja no llegue a la iglesia pero que si ofrende.

Esto son los que medran, los vendedores ambulantes de la palabra de Dios, que la tergiversan para su beneficio.

Porque la gente del bus les da dinero?

Porque la gente de los negocios les dan de sus productos?

Porque esperan recibir lo que les prometen.

Porque es más fácil dar dinero y esperar que van a obtener un empleo, o que con dinero va a sanar un enfermo, o que con dinero van a recibir tal o cual bendición.

La decepción al no recibir lo esperado
Muchas personas se decepcionan cuando pasado un tiempo no ven las promesas o lo que pensaban recibir. Porque pensaban solo recibirlo dando dinero.

Muchas de ellas vuelven al mundo o andan como ovejas sin pastor, del timbo al tambo, y ya no creen tener o recibir palabra de Dios para que le dé respuesta a sus problemas.

Este es catalogado como el “evangelio” de promesas por medio de dinero.

Mateo 23:13-15 Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. 14 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. 15 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.

Esta lectura está vigente hoy en día, porque en muchos lugares vemos muchos predicadores que les ponen tantas trabas a la gente que algunos obligan dar el diezmo, como el caso de un pastor x, que le dijo a un anciano que el no daba diezmo de hace mucho tiempo y que hace años tenía 2 vaquitas y ahora ya tiene 4 y no de diezmo y si no vendía una vaca o ternero tenía de salir de la iglesia.

Las persona así como nadie les predica, terminan alejándose de la iglesia o dejan de creer en Dios, porque esos pastores ni entran ellos en el cielo ni dejan entrar a las otras personas.

Otros hacen lo que dice la lectura, que visitan a las viudas para hacerles largas oraciones, y luego le ponen la mano para recibir ‘a ofrenda de la viuda por la oración.

Esto es lo que la Biblia llama devorar las casas de las viudas.

En el verso 15 dice que cuando logran un seguidor “prosélito”, lo hacen merecedor de dos veces el infierno que ellos.

Pero esto es por no tener discernimiento, no escudriñar la Biblia, no preguntar, no congregarse.

Juan 2:14-16 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. 15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; 16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.

Mateo 21:12-13 Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; 13 y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones

Mercado se menciona en Juan y cueva de ladrones se menciona en Mateo, no quiere decir que los mercados son cuevas de ladrones, porque sería ofender a los que dignamente trabajan en un mercado.

Pero se refiere que estos hombres estaban haciendo las veces de mercaderes o kapelos o vendedores ambulantes de la palabra de Dios.

Le llamó cueva de ladrones, porque los cambistas, le robaban a la gente su dinero para utilizarlo en las ofrendas del templo.

Para cambiar de moneda romana a moneda judía.

Porque los que venían de lugares largos llegaban con dinero para comprar ganado, granos, etc. Para dar su diezmo como el pacto que Dios hizo con el pueblo de Israel, en donde los judíos debían llevar su diezmo al templo.

Cuando los judíos vivían muy largo, la ley les permitía vender su diezmo (ganado, granos, frutos), y con el dinero ir a la ciudad donde debían dar el diezmo y ahí compraban el ganado, granos y frutos, para compartir y comer del diezmo con los levitas, extranjeros, y lo huérfanos.

De ahí que existieran cambistas para cambiar las diferentes monedas, y poder hacer transacciones o comprar el animal que iban a ofrecer por sus pecados.

Deuteronomio 14:24-26 Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, 25 entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; 26 y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia.

Porque el diezmo no es dinero, era en productos de cosechas y ganados, porque era para comerlo y compartirlo.

Mateo 24:24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Dice la palabra de Dios que se levantará engañadores haciéndose pasar por Cristo o por profetas falsos, que vendrán haciendo señales y prodigios, de tal manera que engañarán si fuese posible aún a los escogidos.

Esta lectura cuando menciona “si fuese posible” quiere decir que nunca podrán engañar a los escogidos.

La frase fuese posible indica que intentarán hasta lo que sea para engañar a un escogido.

Una pregunta y si logran engañar no a uno sino a miles y miles?

Si los logran engañar es por no eran los escogidos de Dios.

Si fuese posible significa nunca lo podrán lograr.

Otro tipo de comerciantes de la fe, camuflados
Estos son los que están en una iglesia y tienen algún beneficio por llamarse cristianos.

Ejemplo: Quiere contarles de  transportista que tiene 17 años de asistir a una iglesia, anda con música “cristiana”, la cita de Filipenses 4:13 en el costado de su camión, en el vidrio dice Dios es amor.  Después de hablarle de donde Dios me había sacado, de todos os vicios que yo tenía y que gracias a la misericordia de Dios me sacó de ese logo.

Me dice que el único mal que tiene o su debilidad son las mujeres.

Tiene 17 años de ir a una iglesia, y su único mal son la mujeres!!!!

A qué va este hombre a la iglesia? 

A nada.

Este hombre comercia con la palabra de Dios, pues se hace parecer cristiano y por medio de hacer favores con su medio transporte, obtiene lo que es su debilidad: las mujeres. 

Porque las mujeres ven en el un hombre correcto, y hasta puede decirles que es soltero y anda buscando una buena mujer, y esas buenas mujeres son las que caen luego en pecado porque este hombre comercia con la palabra de Dios, haciéndose pasar por cristiano.

Lo que recibimos gratis debemos darlo gratis.
Actualmente todo es un comercio en la mayoría de las iglesias:

Se venden camisetas con una foto del pastor con su esposa, porque llegan hasta a idolatrarlos.

Jarras para tomar te, con la foto del apóstol.

Prédicas ungidas del pastor/profeta tal.

Ventas de libros de todo tipo y cantidades mayores que la Biblia.

Biblias a todo precio, color, forro, según el cliente.

Se venden aceites de “unción”, de diferentes colores y para diferentes usos, y diferentes precios: sanidad, liberar, prosperar, etc.

Hay iglesias donde existe un bazar de ventas de todo tipo, como ropa a precio económico para los hermanos, Musica “cristiana”, panderetas, cintas para danzas proféticas, etc.

También andan de iglesia en iglesia, los llamados profetas vendiendo el cuerno llamado “shofar”, porque esto provoca la presencia de Dios. Y el montón de gente comprando sus shofares.

Todo es hacer mercancía de la fe de sus seguidores ciegos.

Y no solo ocurre en la línea evangélica, igual es en la iglesia católica, donde se venden en las afueras de las iglesias, candelas, magníficas, rosarios, escobas, camisetas con la imagen del santo o de la virgen o Jesucristo, o imágenes del papa, etc.  En León hay personas que fabrican “toros” y “chilillos” para las procesiones de San Jerónimo.  Otras venden pañuelos y batas blancas para los que van a salir de luz en San Benito, los que venden cohetes para pagar promesas a un santo, etc.

Ahora ya tienen de venta también aceite de unción, igual que la iglesia evangélica.

Si Jesucristo viniera en estos momentos miraría con tristeza la adoración e idolatría que existe en el mundo.

Ahora para muchos el ser pastor, profeta, apóstol, salmista, cantante cristiano se ha convertido en un gran negocio.

Muchos tienen a miles y miles, por no decir millones de seguidores de diferentes doctrinas, porque aman la canción, aman al cantante.

Uso del internet
Otros comerciantes de la fe, utilizan el internet donde piden donaciones por medio de tarjetas de crédito, para llevar la palabra de Dios, y son los pastores famosos que hasta tienen jet privado, guardaespaldas, grandes mansiones, a costas de todos los que e creyeron que con el dinero van a llevar ayuda y palabra de Dios a todos los rincones.

Y solo usan una pequeñísima parte de todos los miles y miles, hasta millones de dólares que reciben, para hacer un video donde llevan esa ayuda a un pequeño barrio, y lo publican al extremo hasta que la gente cree que están llevando ayuda en grande a muchos.

Otros usan el llamado apadrinamiento y buscan una iglesia americana que les financie desayunos, útiles escolares, materiales de construcción, para con eso atraer a sus fieles.

2Corintios 4:3-6 Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; 4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. 5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.

El dios de este siglo es Satanás, por eso está en minúsculas.

Satanás es el que ciega el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de Jesucristo.

Pero miles y miles les están creyendo a los pastores, profetas, apóstoles ciegamente, (lo que ellos le digan), porque ellos no predican a Cristo, se predican ellos mismos.

Que Dios le dijo tal cosa.
Que tuvo un sueño que Dios le dijo tal cosa.
Que uno de ellos viajó al cielo
Otro viajó al infierno
Otro estuvo muerto tantos días.
Una llamada "apóstola" dice que estuvo en la isla de Patmos y en el corazón de Dios.
Otro publicó un libro y sale mucha gente a comprando.

Hace unos años y hace poco, hemos visto casos de pastores que su ministerio se llama Santidad de Dios, o que estaban escribiendo libros sobre la santidad, y que fueron hallados en fornicación y adulterio, y haciendo prácticas no publicables por la bajeza de su contenido sexual, y que pasó?:  Ya están predicando de nuevo.

Ellos se predican a ellos mismos y no a Cristo nuestro salvador.

Porque ellos no son siervos para ministrar a las ovejas, sino que sus títulos son: honorable pastor, reverendo, su eminencia, adora apóstol. 

No les gusta que les llamen por su nombre.

En algunas iglesias andan camisetas con el nombre de la iglesia y e cargo en la manga: Ujier, Alabanza, Danza, Pastor, Apóstol, etc.

Los que no se predican a ellos mismos no necesitan que los llamen pastores, nuestro pastor es Jesucristo.

El pastor, profeta, apóstol, no salvan, solo Jesucristo.

Debemos cuidarnos y advertir a otros cuando estemos frente a un mercader de la fe.

Sobre a ofrenda
Cuando alguien llame para ofrendar y cuando tu ofrendas para recibir algún beneficio o promesa material, estas siendo manipulado por un mercader de la fe.

Cuando des tu ofrenda no esperes recibir nada a cambio. Lo contrario indica que estás interesado en sacar un beneficio con tu dinero. 


0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde