La voluntad de Dios

Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Esta mañana vamos a reflexionar sobra la voluntad de Dios.

Muchos nos sabemos de memoria de cómo es la voluntad de Dios:

Dice esta lectura que es buena, agradable y perfecta.

Pero como convencernos de esto cuando estamos pasando por una prueba o por una tribulación?

1Pedro 3:17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal. 

Dice que vamos a padecer si la voluntad de Dios así lo quiere.

Cuando los creyentes recibimos una buena noticia, como un nuevo salario, nos aceptan en un trabajo, recibir la visa o permiso laboral, recibir una herencia, o algo parecido, nos trae alegría y gozo a nuestros cuerpos y hasta brincamos de felicidad.

Y vemos muy clara la lectura que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta.

Pero cuando nuestra fe es puesta a prueba, como nos cortan la luz, cuando perdemos el trabajo, no tenemos que comer, empezamos a enfermarnos y cuesta curarnos, nos cancelan el permiso de trabajo, o peor aún, se nos enferma o fallece un familiar, en esos momentos la fe se nos tambalea, dudamos de la palabra de Dios, perdemos los estribos.

Y ya no vemos muy claro que la voluntad de Dios sea buena, agradable y perfecta.



Romanos 8:35-39 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. 37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. 

Esta lectura que hemos leimos debemos pensar el significado que tiene, porque cuando estamos pasando por momentos que les llamamos “las buenas”, casi no reparamos lo que leímos:

Veamos lo que no nos va a separar de Jesucristo:

Tribulación Angustia Persecución Hambre
Desnudez Peligro Espada Muerte
Vida Ni lo alto Ni lo profundo Ni lo presente
Ni lo porvenir Ni ninguna cosa creada.

Es una lectura poderosa, en donde hasta existe una alabanza que cantamos emocionados, pero cuando llega la verdad de pasar por estas pruebas, esta emoción desaparece porque la emoción es temporal, y nos causa sufrimiento.

Algunos creyentes se retiran de la iglesia y vuelven al mundo, tanto hombres y mujeres, que se miraban creyentes o firmes en la fe, se vuelven al mundo. Se olvidan de la palabra de Dios.

Que nos dice que el perro vuelve al vómito y la puerca lavada vuelve al lodo. (2Pedro 2,22)

Pero….

Como comprender que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, cuando se nos enferma de gravedad o se nos muere un familiar?

Porque sus pensamientos son mucho más altos que los nuestros:
Isaías 55:8-11 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. 10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come. 11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Nuestra mente es finita, la mente de Dios es infinita.

Dios es soberano.

Veamos dos personas en la Biblia: Lázaro y Esteban:

Vamos a leer la vida de Lázaro quien fue un amigo de Jesucristo, y se había puesto muy grave hasta que murió.

Juan 11:1-6 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. 2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.) 3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo. 4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. 5 Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro. 6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. 

María y Martha eran dos hermanas que Jesucristo amaba al igual que a Lázaro, el que a pesar de estar enfermo, Jesucristo se estuvo 2 días más en Betania.

En esos días Lázaro se muere y hasta lo entierran.

Juan 11:17-24 Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro. 18 Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios; 19 y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano. 20 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María se quedó en casa. 21 Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto. 22 Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará. 23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. 24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. 25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? 27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo. 

Resurrección de Lázaro
Juan 11:38-44 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima. 39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. 40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios? 41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. 42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. 43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! 44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir. 

Esto fue hecho delante de muchas personas creyentes, gentiles y fariseos.

La Voluntad de Dios, era que conocieran que Jesucristo había sido enviado por Dios.

Que conocieran que Jesucristo es el Mesías.

Que conocieran que Jesucristo es la Resurrección y la vida.

Ahora miremos la vida de Esteban:

Esteban fue seleccionado como diácono (maestro cristiano, ministro, servidor), porque la cantidad de creyentes iba en aumento.

Esteban hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo.
Hechos 6:8-15 Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo. 9 Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos, y de los de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de Asia, disputando con Esteban. 10 Pero no podían resistir a la sabiduría y al Espíritu con que hablaba. 11 Entonces sobornaron a unos para que dijesen que le habían oído hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios. 12 Y soliviantaron al pueblo, a los ancianos y a los escribas; y arremetiendo, le arrebataron, y le trajeron al concilio. 13 Y pusieron testigos falsos que decían: Este hombre no cesa de hablar palabras blasfemas contra este lugar santo y contra la ley; 14 pues le hemos oído decir que ese Jesús de Nazaret destruirá este lugar, y cambiará las costumbres que nos dio Moisés. 15 Entonces todos los que estaban sentados en el concilio, al fijar los ojos en él, vieron su rostro como el rostro de un ángel. 

En Hechos Cap 7, Esteban les cuenta en su defensa la historia de pueblo de Israel, y al finalizar de contarles quien era Jesucristo así reaccionaron:

Hechos 7:54-60 Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él. 55 Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 56 y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. 57 Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él. 58 Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo. 59 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. 60  Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió. 

Lázaro fue salvado de la muerte pero Esteban no.

Porqué uno sí y otro no?

Porque Dios es soberano.

Porque de eso trata la voluntad de Dios.

Todo es para un propósito.

La resurrección de Lázaro fue para mostrar que Jesucristo era enviado por Dios.

La muerte de Esteban fue para mostrar la fortaleza en Jesucristo, aunque recibió la muerte a pedradas, nunca negó la doctrina que Jesucristo les había dejado.


Mateo 24:9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.

Y esto está ocurriendo actualmente en Irak.

Mientras en toda América en las mayorías de las iglesias solo enseñan prosperidad, liderazgo, alcanzar el éxito, triunfar, mientras tanto los cristianos en Irak están padeciendo hasta la muerte por confesar a Jesucristo como su Señor.

Volvamos al tema

Lázaro vivió y Estaban murió.

En ambos casos fue por la voluntad de Dios.

Pero en la muerte es la más difícil de comprender.

Que podemos hacer cuando nos enfrentemos a una crisis o situación de sufrimiento?

Podemos hacer 3 cosas:

1.- salir huyendo
2.- no hacer nada o hacer la voluntad propia
3.- hacer la voluntad de Dios. Que es la más difícil.

Debemos enfrentar con Jesucristo, cualquier prueba o tribulación que nos venga.

Veamos la Historia de Jacob
En el Antiguo Testamento, se cuenta la historia de Esaú y Jacob, en donde Jacob se disfrazó con pieles para recibir la bendición de Isaac su padre haciéndose pasar por Esaú.

Génesis 27:43 Ahora pues, hijo mío, obedece a mi voz; levántate y huye a casa de Labán mi hermano en Harán, 33 y mora con él algunos días, hasta que el enojo de tu hermano se mitigue; 

El huyó de todo.

No le preguntó Dios que debía hacer.

Y tuvo que pagar por más de 20 años, trabajando para su suegro

Génesis 29:18 Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor.

Pero como fue engañado por su suegro quién le dio por esposa a Lea la hermana mayor, tuvo que trabajar otros siete años por Raquel.

Génesis 29:27 Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hagas conmigo otros siete años.

Muchos años después, Jacob hizo la voluntad de Dios de volver a su tierra, aunque esto podía significar su muerte de manos de Esaú.

Pero esta vez sí consultó a Dios.

Génesis 32:9-12 Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi padre Isaac, Jehová, que me dijiste: Vuélvete a tu tierra y a tu parentela, y yo te haré bien; 10 menor soy que todas las misericordias y que toda la verdad que has usado para con tu siervo; pues con mi cayado pasé este Jordán, y ahora estoy sobre dos campamentos. 11 Líbrame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esaú, porque le temo; no venga acaso y me hiera la madre con los hijos. 12 Y tú has dicho: Yo te haré bien, y tu descendencia será como la arena del mar, que no se puede contar por la multitud.

Esto que hizo Jacob es un ejemplo para todos nosotros.

Debemos poner nuestra confianza en Dios y esperar su voluntad para nuestras vidas.

Aunque pasemos por duras pruebas o por sufrimientos, debemos de poner en primer lugar la voluntad de Dios.

Debemos de recordar que ninguna cosa nos debe apartar del amor de Dios.

Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde