No debemos tener miedo

Jueces 7:3 Ahora pues, proclama a oídos del pueblo, diciendo: "Cualquiera que tenga miedo y tiemble, que regrese y parta del monte Galaad." Y veintidós mil personas regresaron, pero quedaron diez mil. 

Esta mañana vamos a reflexionar sobre el miedo, sobre la cobardía.

En portugués: Não tenha medo
En inglés: Do not be afraid
En alemán: Keine Angst

En esta lectura Gedeón está preparando un ejército con el cual va a librar una batalla.

Pero antes Dios quiere reducir el número de soldados y aquí vemos que 22 mil regresaron y solo 10 mil quedaron.

Estos 10 mil son los que no mostraron miedo.

La palabra miedo palabra está asociada en nuestro medio con la cobardía.

Las personas cobardes son las no muestran valor, en su lugar muestran miedo.

Lo contrario de cobardía es valentía.

Pero el valor o valentía conocidos por el mundo no tiene el mismo significado en el mundo espiritual.

Que características conocemos de alguien que es valiente?

No tiene miedo.

Se enfrenta al peligro.

No huye ante cualquier situación de riesgo.

Por eso el que hace lo contrario le llamamos cobarde o miedoso o temeroso.

En una sociedad machista como la nuestra, nos hemos formado una imagen de un valiente, como el que se enfrenta con otros, o con el peligro, no les muestra miedo.

El que no hace esto es considerado miedoso o cobarde.

Que es ser cobarde?
Por ejemplo si alguien le tiene miedo a la oscuridad le llamamos miedoso o cobarde.

A veces le llamamos cobarde al que rehuye un reto a los golpes.

Entre grupos de jóvenes usan el término cobarde cuando alguien no acepta agarrarse a golpes con otro.

La cobardía está asociada al temor.

Entrar a una caverna en lo oscuro es normal que nos cause temor,  porque no sabemos que hay dentro de ella.

Pero si tenemos una luz que nos alumbre si entramos a la cueva con menos temor.

La luz vence el temor.

La luz nos permite ver en la oscuridad.

Igual ocurre en nuestra vida espiritual.

La luz de Jesucristo vence la oscuridad, nos libra de temor.



Cobardía espiritual 
La cobardía espiritual no es lo que imaginamos asociado con el significado de ser cobarde terrenal.

De igual forma que el valor terrenal no se parece en nada a lo que significa en sentido espiritual.

Qué es más fácil hacer? Lo bueno o lo malo?

Hacer lo malo es lo más fácil.

Volverse al mundo es fácil.

Dejarse llevar por la corriente es fácil.

Caer en pecado es lo más fácil.

Alejarse de Jesucristo es fácil.

El valiente en la Biblia no es el tipo de valiente que conocemos en sentido terrenal.

Qué es ser valiente?
Ser valiente no es aquel que es bueno a los puños.

Sino a aquel que tiene control de su ira.

Ser valiente no es tener gran voz para gritarle a su mujer  sino el que la ama,  que la trata como a vaso más frágil.

Valentía en sentido espiritual, es pedir perdón, amar a sí esposo/a a pesar de,  es decirle a los amigos del mundo ya no hago tal cosa porque conocí a Jesucristo.  Jesucristo gobierna mi vida.

Para eso se requiere valor.

Se requiera valor para…
Se requiere valor para negar salir a una invitación de tragos con los amigos que aun andan en el mundo, pero no diciendo un pretexto sino decir que hemos conocido a Cristo, que ahora Jesucristo gobierna nuestra vidas, que ya no amamos las cosas del mundo.

Se requiere valor para solo tener una sola mujer, y serle fiel a Jesucristo. Porque de esa manera le somos fiel a ella.

Se requiere de valor que un joven decirle que no a una muchacha que se le ofrece, o quiere tener relaciones sexuales.

Requiere valor seguir las enseñanzas de Jesucristo.

Dice la Biblia que el Reino de los Cielos los valientes lo arrebatan,  pero no son los valientes que nos imaginamos en sentido terrenal.

Mateo 11:12 Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza.

Les voy a contar una anécdota, cuando comenzamos a buscar de Jesucristo hace unos 8 años, fuimos a cierta iglesia en donde el pastor el día anterior recien había sido nombrado "apostol", y decía que los valientes arrebatan el cielo y pidió a todos que pronunciaran un sonido como gruñido grrrrrrr y apretando el puño por de esa forma conquistaban con violencia el cielo, y miraba a los seguidores haciendo ese sonido y cerrando el puño.

Cuan lejos de lo que significaba conquistar el cielo con violencia.....

Lo que nos dice esta lectura es que son valientes los que deciden seguir a Jesucristo,  seguir sus enseñanzas. 

Pero no es seguir a Jesucristo solo con nuestros pensamientos sino con el corazón, con nuestra alma, con nuestra vida, con nuestro actuar, con nuestros hechos, con nuestros frutos.

Porque todo lo que aprendamos de Jesucristo si solo está en nuestros pensamientos y nunca en nuestros corazones no somos realmente seguidores de El.

Huir o apartarse de Jesucristo es lo más fácil. 
Cuando llegamos a negar a Jesucristo es cuando nos alejamos de El.

Es lo que le pasó al apóstol Pedro, que empezó a seguir de lejos a Jesucristo que llegó a negarlo 3 veces.

Vamos a leer en el Libro de Lucas cuando ya estaba Jesucristo siendo juzgado por los romanos, que menciona que estaba haciendo Pedro.

Lucas 22:54 Y prendiéndole trajéronle, y metiéronle en casa del príncipe de los sacerdotes. Y Pedro le seguía de lejos.

Pedro seguía a Jesucristo de lejos.

Vemos que Pedro se aparte de Jesucristo.

Este era el mismo Pedro que cuando Jesucristo le dijo que Satanás lo estaba pidiendo para probarlo,  le dijo que estaba dispuesto a ir hasta la cárcel o la muerte por seguirlo.

Lucas 22:31-34  Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. 33 El le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte. 34 Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantará hoy antes que tú niegues tres veces que me conoces.

Me imagino lo emocionado Pedro, que le dijo: Voy contigo aunque signifique que encarcelen o me maten.

Ya en el nuevo testamento, así como el AT en la lectura de libro Job Cap 1,y  2, vemos que nuevamente Satanás quiere hacer caer de la fe y en este caso es a Pedro. Y con Job le quitó sus bienes, sus hijos, le afectó la piel de una sarna, pero Job se mantuvo fiel.  A Pedro lo hace negar a Jesucristo, apartándolo de la fe que tenía.

De igual forma Satanás lo va a hacer con nosotros, para que sea probada nuestra fe.

Se requería valor en el caso de Pedro para decir Si Conozco a Jesucristo, en lugar de decir No lo conozco,  porque significaba la muerte.

Porque tres veces lo negó.

Por eso cuando nos alejamos de Jesucristo es cuando lo vamos a negar.

Pero luego de esto Pedro siguió de corazón a Jesucristo hasta la muerte.

Vamos a la Biblia para revisar quienes son los que no van a entrar al Reino de los Cielos

Apocalipsis 21:8  Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. 

En la lectura vemos que están en primer lugar los cobardes y los incrédulos.

Nosotros podíamos pensar que primer eran los homicidas y los fornicarios, porque el pecado es notorio, pero para Dios es diferente.

Porque Dios no quiere cobardes, ni incrédulos que vemos que están antes ellos homicidas y fornicarios.

Por eso vemos que la valentía del hombre no es la misma valentía para Dios.

Debemos de ser valientes
Pero no para enfrentar situaciones de peligro para nuestra vidas.

No.

Debemos ser valientes para:

Se requiere ser valiente para ser integro, para andar en santidad.

Se requiere ser valiente para salir y predicar el evangelio de Jesucristo.

Se requiere ser valiente para dar el primer paso para pedir perdón.

No pedir perdón, es lo más fácil. O pedir perdón de forma displicente, también es fácil.

Mostrar soberbia y orgullo es más fácil que mostrar ser humilde.

Ofrendar 100 o 1000 por la conversión de un familiar es más fácil que con nuestro ejemplo mostremos que Jesucristo ora en nosotros.

Pedirle a alguien que ore por nosotros mismos es más fácil que orar le nosotros directamente a Dios.

No es fácil amar a nuestros enemigos se requiere ser valiente para amarlos en lugar de odiarlos.

Porque Dios quiere que seamos valientes, pero para cumplir su palabra.

Se requiere ser un esposo valiente para amar a la esposa.

Se requiere ser una esposa valiente para estar sujeta a su esposo.

Se requiere ser un hijo valiente para honrar y obedecer a sus padres.

Se requiere ser un padre valiente para educar a sus hijos en la palabra de Dios, valiente para no exasperarlos, valiente para disciplinarlos en amor con toda honestidad.


Por eso quedó registrado en el libro de Josué: Esfuérzate y se valiente.

Igual nos lo dice en el NT:

1 Corintios 16:13 Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

Nos dice que nos portemos varonilmente porque está asociado a que seamos valientes.

Que seamos valientes para estar firmes en la fe.

Que seamos valientes para que la gente sepa que andamos en un caminar diferente que al resto del mundo, que andamos en el camino de Jesucristo.

Valientes para decir No cuando nos inviten a un lugar no apropiado para un cristiano, en lugar de decir es que fíjate es que voy a estar ocupado/a, para dar una excusa y no decir que somos cristianos.

Debemos estar firmes para no caer
Gálatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

Este verso que no dice que estemos firmes para no caer de nuevo a la esclavitud del pecado de donde la mayoría estuvimos.

Requiere ser muy valiente, para no dejar llevar por una tentación.

Debemos ser Valientes en las pruebas

Otra cosa que Dios quiere que seamos valientes es cuando estamos pasando por pruebas, económicas, de salud, familiares.

Por lo general esta situación nos deprime, nos enferma más.

1 Pedro 1:6  En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

Pero es nada fácil.

Alegrarse cuando estamos pasando por una aflicción, por una prueba, no es fácil.

Ejemplo de un billete de 10 o una moneda de 5 córdobas.

Para algunas personas de un nivel económico medio cómodo que solo tengan 10 o 5 en su bolsa, pasan o pasamos afligidos ya pensando que es lo que vamos a comer el día de mañana.

Pero Dios es nuestro proveedor.

Puede haber muchas personas que no tienen nada y si alguna vez le damos esos 5 o 10, es una gran cantidad para ellos.

Dios sabe nuestras necesidades.

El ve nuestros corazones, sino nos afanamos, si no recaemos, y nos deja pasar por estas pruebas, para luego darnos la recompensa.

Sigamos la lectura

1Pedro 1:7  para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo

Hay muchas personas con más necesidades que nosotros

Hay otras personas que tienen mas problemas y necesidades que nosotros, y rien se gozan, algunas en situaciones de hambre extrema.  En esos lugares no hay internet, teléfono celular, Ipod, Ipad, Tablet, ni nada.

Leamos en qué cosas Dios le dijo a Josué que fuera valiente:


Josue 1:6-9 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. 

Verso 6: Ser Valiente para repartir la herencia al pueblo de Israel

Verso 7: Ser Valiente para vivir o hacer todo conforme a la Ley, sin apartarse ni a derecha ni a izquierda.  Para que sea prosperado en todo lo que emprendas

Verso 8: Valiente para hablar la palabra de Dios todos los días. Valiente para meditar de día y de noche en la palabra de Dios. Para que nuestro camino prospere y todo nos salga bien.

Verso 9: Ser Valiente, sin desmayar, porque Dios está con nosotros dondequiera que vayamos.

No dice que sea valiente y trae tu ofrenda al altar.

Dijo un pastor, por la radio, solo los valientes dan todo su salario a la iglesia, y esto es una herejía.

Otros haciendo llamados a que lleven su cheque íntegro al “altar”, para que reciban una gran cosecha de parte de Dios.

Con el cheque o salario en mano, primero apartar la ofrenda conforme lo que ganamos y conforme nuestro corazón, el resto es para la familia/gastos/recreación ayuda al prójimo.

Dar el cheque o salario como dicen esos falsos pastores, para la iglesia no es valentía, eso es un robo que le hacen al pueblo de Dios, que por ignorancia, por no discernir les creen a esos falsos lobos.

Dios está en primer lugar, el esposo/a en 2do lugar, los hijos o familia en tercer lugar y en cuarto lugar el ministerio/iglesia/obra.

No podemos creer que estamos bien con Dios y con el ministerio/iglesia/obra y que estemos mal con nuestro esposo/a, hijos.

No seas cobarde, no huyas de Dios
En la Biblia vamos a leer un hombre que huía de la presencia de Dios.

Este hombre se llamaba Jonás.

Y estaba huyendo de Dios, por no cumplir lo que Dios le había pedido quiso huir en un barco.  Pero Dios lo castigó

Mandato-desobediencia-castigo

Mandato de Dios
Jonas 1:1-2 Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo: 2 levántate y vé a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí.

Desobediencia
Jonas 1:3-4  Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová. 4 Pero Jehová hizo levantar un gran viento en el mar, y hubo en el mar una tempestad tan grande que se pensó que se partiría la nave.

Castigo
Jonas 1:15-17 Y tomaron a Jonás, y lo echaron al mar; y el mar se aquietó de su furor. 16 Y temieron aquellos hombres a Jehová con gran temor, y ofrecieron sacrificio a Jehová, e hicieron votos. 17 Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.

Mandato-desobediencia-castigo

De igual forma nos puede pasar a nosotros en nuestro andar cristiano.

Tenemos la palabra de Dios, cuando no la cumplimos, o nos alejamos de Dios, luego nos vienen las pruebas o castigo o disciplina que algunos rebelde prefieren apartarse para siempre del caminar cristiano.

Pero nosotros no somos los que retrocedemos.

Sabemos que somos las ramas injertadas a la vid. No podemos alejarnos de Jesucristo porque alejados de El no somos nada y no queremos que nos arranquen para poner a otra rama silvestre o a otra rama genuina en nuestro lugar.

Debemos perseverar hasta el final.

Debemos ser valientes.

Que Dios te bendiga y te guarde.

0 comentarios:

Publica tu comentario en la entrada

Si dejas tu comentario como Anónimo, favor usa un sobre nombre si deseas guardar tu identidad.

Tu correo electrónico no será publicado.

Que Dios te bendiga y te guarde